19 de abril de 2013

17.-DICTADURA INTERIOR Y EXTERIOR



17.-DICTADURA INTERIOR Y EXTERIOR

 Nadie va a solucionar su catástrofe personal por sí mismo, nadie va a salir de sus problemas hundiéndose con y en ellos, son solo un llamado de atención, advertencia, el principio de un camino de humildad, la oportunidad para reconocer que solos no podemos y que debemos recurrir a Dios, que lo necesitamos.

 Ir a Dios, dirigirse a Él, implica empezar a ora, prestar atención y también a obedecer, porque muchos se dirigen a Dios con sus mismas malas costumbres e intenciones, suponiendo que Dios pasará a ser esclavo de sus caprichos, intereses, ambiciones, pretensiones, cuando, justamente ese es el problema, el alma debe reconocer que ella misma es esclava de sus caprichos, miedos, ambiciones, preocupaciones.

 El problema es siempre el mismo, estamos dominados-sometidos por el miedo, y es ahí donde queremos dominar, vencer e imponernos, donde no aceptamos, no escuchamos, no entendemos, no prestamos atención, sino que, al contrario, exigimos todo aquello que no hacemos suponiendo que lograremos seguridad, alivio, salvación, consuelo.

 La verdad es que debemos reconocer que nos hace falta madurez, crecimiento, tenemos que dejar de ser nenes caprichosos y celosos que maniáticamente se obsesionan y preocupan por sí mismos, y empezar a confiar en dios en Verdad, cosa que se manifiesta en la Obediencia, en el aceptar Su Voluntad y colaborar en Que Se Haga y en Que Triunfe en nuestra vida.

 Somos rebeldes a Dios desde la concepción misma, no sabemos ni donde estamos parados y estamos totalmente inconscientes de la Creación Espiritual que fue la primera, ¿Cómo es que todavía nos pavoneamos de saber de dios o servirlo no queriendo ni siquiera ver lo que esta sucediendo?, o sea, cómo nos estamos corrompiendo a pasos agigantados en una horrible dependencia y complicidad con el adversario al sumergirnos en la muerte eterna.

 La hipocresía, el auto-engaño, es tal que pretendemos decir que llevamos una vida espiritual cuando no estamos dispuestos a obedecer a Dios, cuando no nos conviene Que Venga El Señor, pues de venir, deberíamos convertirnos, renunciar a nosotros mismos y empezar a obedecerlo, así es que compartimos el pecado de esta generación incrédula depravada, de dura cerviz, dedicándonos a cualquier cosa, quejándonos y culpando a otros por los males que nos llueven cual si fuese el nuevo diluvio universal.

 Mientras no queramos obedecer-volver a Dios, vamos a seguir siendo víctimas de lo que elegimos, de la ausencia de Dios que provocamos, de la que somos en realidad, víctimas y cómplices, aquello que queremos al no querer Obedecer, renunciar a nosotros, convertirnos, defendiendo la ceguera orgullosa y abominable donde nos estamos corrompiendo, pudriendo en vida y dejando devorar, someter, esclavizar por demonios en ámbito espiritual, y por sus servidores en el ámbito material que establecen el reinado del adversario en el mundo que es el nuevo orden mundial.

 Como queremos seguir encerrados, hundidos, abismados, perdidos y distraídos en nuestro mundo ideal, ficticio, irreal, siguen los enemigos avanzando tanto en el mundo, como en la vida personal, avanzan como una enfermedad que no es tratada, y es así que el nuevo orden mundial, reino de satanás, se va consolidando a nivel global, general, mundial, notar como en las naciones los supuestos gobiernos democráticos se van volviendo a cada instante mas claramente despóticos y tiranos.

 Los gobernantes supuestamente elegidos no cumplen con su mandato, no representan a quienes los han elegido, sino que tienen negocios e intereses propios, se enriquecen ilícitamente mientras oprimen y reprimen al pueblo. Los legisladores, no representan la voluntad del pueblo que los ha elegido, sino que se venden también como prostitutas por dinero y poder imponiendo leyes satánicas conforme los intereses de los que impulsan el nuevo orden mundial. La justicia es injusta e igualmente corrupta, dinero, poder e intereses la mueven-manejan. Las fuerzas armadas y de seguridad son cómplices en delitos comunes y también tráfico de personas, armas, drogas, etc.

 La corrupción avanza y aplasta, nos destroza, devora, arruina, aniquila por todos lados, y es signo evidente de la corrupción moral, y de la primera corrupción, la espiritual, de como nos hemos dejado corromper espiritualmente entregándonos a toda clase de vicios y ambiciones, renegando de Dios, olvidándonos de Él, oponiéndonos así a nuestro mismo Verdadero Bien.

 De esta manera vemos como, a pesar de multitudinarias manifestaciones de la voluntad popular, el gobierno de nuestro país, sigue adelante con su acumulación de poder, con la concentración del poder, obtenido de manera fingidamente democrática, la suma del poder público, concentrando bajo su capricho-autoridad-voluntad las tres funciones del estado, lo que es claramente una dictadura.

 Considerar lo que dijo G. Orwell, “No se impone una dictadura para defender una revolución, es al revés, se hace una revolución para imponer una dictadura”.

 La dictadura interior o espiritual es estar sometido al miedo, es ser gobernado por el ‘yo’, y es hacer lo que se nos ocurre-vienen en ganas suponiendo que eso es libertad, cuando en realidad es libertinajes que nos deja en las garras del adversario y nos postra en la muerte eterna.

 La dictadura exterior es estar sometidos al reino de satanás en el mundo, cuya expresión material es el nuevo orden mundial, lo que vemos-sentimos-percibimos, por ello para librarnos de esta tiranía, el combate es espiritual, debemos vencer al adversario que usa como títeres a otros para gobernar el mundo, y vencemos al adversario cuando lo rechazaos por elegir a Dios y colaborar en Que Se Haga Su Voluntad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

COVID-19, LA PANDEMIA EXISTE SOLO EN TELEVISIÓN

  COVID-19, LA PANDEMIA EXISTE SOLO EN TELEVISIÓN       Le resulta imposible al gobierno sostener la falacia de la pandemia , por e...