26 de abril de 2013

63.1- LAS SIETE PALABRAS DEL ESPÍRITU SANTO I



63.1- LAS SIETE PALABRAS DEL ESPÍRITU SANTO I

Él Es Dios

 Estamos demasiado preocupados por nosotros mismos, el miedo nos embarga, toma, domina y somete, de manera que no hacemos otra cosa mas que pensar obsesivamente en nosotros, es como si entrásemos en un remolino quedando atrapados giramos siempre sobre nuestro eje, damos vueltas y vueltas, pero, jamás levantamos la cabeza, ni por casualidad miramos a Dios, pensamos en Él, y mucho menos le hacemos caso.

 No lo notamos, pero, ese obsesivo, angustiante, preocupante, desesperante pensar en sí, es una verdadera esclavitud interior, estamos sometidos al miedo y dominados por el tirano de nuestro ‘yo’, que es dentro nuestro un nene celoso, caprichoso, egoísta, solo preocupado por él mismo que se desespera por obligarnos a que le prestemos atención y hagamos caso.

 Estamos mirando-contemplando obsesivamente el ‘yo’, es decir, hacia abajo, a nosotros mismos, rendidos, postrados, adorándolo, conformándolo, permitiéndole que haga de nosotros lo que quiera, dándole poder sobre nuestra vida, permitiéndole disponer de nosotros a su antojo.

 Ese ‘yo’, creemos que somos nosotros, pero, no es así. Es algo que surgió-creció en nosotros, pero no somos nosotros, y si bien es parte nuestra y esta adentro, en nosotros, no somos el ‘yo’. El ‘yo’, es algo independiente, un espíritu, lo que ha surgido en el interior, es el mismo vacío y desolación, la ausencia u olvido de Dios, es el orgullo-amor propio, un espectro, fantasma, un poco de humo, y en esencia, miedo.

 Es la imagen que nos damos, la personalidad, una máscara, apariencia, algo que construimos por y para nosotros mismos deseando ser amados, adorados, tomados en cuenta, aceptados. Es lo que se construye en la arena en contraposición con lo que se construye sobre la Roca de Dios.

 Lo que debemos construir en el interior es, “Él Es Dios”, y se hace aceptando-recibiendo la Verdad, la Palabra Revelada del Señor, orando, contemplándolo, dejándonos corregir, limpiar, purificar y llenar luego por Él mismo.

 Lo que estamos haciendo es hundirnos en nosotros mismos y construir sin Dios, llenándonos de orgullo-amor propio, de preocupación angustiante y desesperante por nosotros mismos, llegando a ser una clara expresión del vacío y de la desolación, de la ausencia de Dios, un deseo desesperante, infernal, como el de satanás, de ser adorados, aceptados, tomados en cuenta.

 Somos nenes celosos preocupados exclusivamente por sí mismos, por lo que construimos imagen-apariencia-fachada, una personalidad seductora, atrayente, por la que queremos ser tomados en cuenta, aceptados, amados, y es porque estamos celosos de nosotros mismos, miedosos desesperados que temen un desprecio y que se desesperan por ser adorados.

 El ‘yo’, es cáscara-imagen-apariencia, es deseo de adoración, aceptación, miedo, preocupación por sí, un espíritu vacío de Dios-Vida-Amor-Verdad, y por lo tanto, que nos deja vacíos cuando nos llena, debido a que nos llena de orgullo, amor propio, deseo de adoración, o sea un vacío que clama ser llenado, satisfecho.

 En el lugar de decir-pensar ‘yo’, ‘yo soy’, siempre, debemos empezar a decir la Verdad, “Él Es Dios”, y en consecuencia obrar, lo que significa, buscarlo, recibirlo, aceptarlo, seguirlo, dejarlo a Él Vivir y estar hacer Su Voluntad, ser Dios, porque la Verdad Es Que Hay un Solo Dios, y no somos nosotros, ni otros, sino Él.

 Nos convertimos en nuestro propio dios al desesperarnos por lograr ser tomados en cuenta, cuando el miedo nos toma, domina, somete y nos empuja a querer ser amados, no ignorados, a buscar ser aceptados siempre, y en definitiva, ni siquiera somos nuestro propio dios al querer ser el dios de otros esperando ser amados, sino que el que acaba por ser nuestro dios-dueño-señor-dominador, es el mismo miedo, el vacío, la desolación que generamos al dejar de mirar a Dios, al dejar de amar para reclamar ser amados, al vaciarnos de Vida-Verdad.




Las Siete Palabras del Espíritu Santo Son:










No hay comentarios.:

Publicar un comentario

APP CUIDAR = MARCA DE LA BESTIA, 666

APP CUIDAR = MARCA DE LA BESTIA , 666   No es casualidad que justo cercano a la fiesta de Pentecostés , el gobierno dictador democ...