30 de abril de 2013

94.- CAÍDA DE LA BOLSA Y CRISIS FINANCIERA



94.- CAÍDA DE LA BOLSA Y CRISIS FINANCIERA

El mundo como ha sido organizado y tomado por las sectas satánico-masónicas, y como han logrado imponer que ya se abandonen las fiestas del Señor, cambiándose por las mismas fiestas que celebran los satanistas, ha abandonado a Dios, ha quedado en tinieblas, y el modo normal de vida sobre la faz de la tierra es vicioso, corrupto, abominable, es culto a sí mismo, al ‘yo’, cada uno se cree-considera su propio dios, de manera que inconscientemente, s le rinde culto al adversario, a satanás.

 Como en las religiones se han cambiado la doctrinas y se han elegido a sí mismas queriendo un triunfo mundano, terreno, material, existencial, terminan colaborando en forma consciente o inconsciente con este, ‘nuevo orden mundial’, que es un orden sin Dios, un mundo donde reina o impera satanás y donde la muerte eterna es la gran reina, diosa, la adorada por todos directa o indirectamente, pues todo el que, miedosamente, se elige a sí mismo prescindiendo de Dios, esta eligiendo a satanás y a la muerte.

 Como no se le ha dado ni reconocido a Dios el lugar correspondiente, el de Dios Que Es, se le ha dado el lugar al enemigo que no le es correspondiente, el del dios que no es, y que dice y que quiere caprichosamente ser, de manera que éste y sus adoradores, han logrado imponerse en el mundo, simplemente considerar dos cosas: por un lado, la mayoría de los gobernantes de las naciones del siglo pasado y de éste, pertenecen a sectas masónicas, y por otro lado, y por el otro, el culto directo al adversario ha avanzado hasta difundirse públicamente como si fuese bueno, ya ni siquiera se cree que sea malo, o se ha olvidado que hasta es causa de posesión, el espiritismo, la brujería, la uija, la adivinación, etc.

 La vida normal, común en el mundo, es atrapante, vertiginosa, alienante, desenfrenarte, se fomentan todos los vicios y perversidades, a veces ofrecidos directamente, otras en forma disimulada, pero, faltando La Luz Verdadera, no prestándosele atención a Dios, ya ni siquiera hay consciencia de lo que es malo y lo que es bueno, incluso se llama, ‘bueno’, a lo malo, pues impera el miedo, la preocupación por sí, se cree que satisfacerse siempre y darse todo gusto es bueno, sin ve que eso nos convierte en caprichosos desenfrenados.

 No somos ni siquiera conscientes de que somos llevados como vacas al matadero, que estamos presos en nosotros mismos y en el mundo, en la vida cotidiana, que somos un engranaje mas de la maquinaria infernal en la que e ha convertido el mundo desamorado y sin Fe, el mundo que no quiere tener Dios, o al menos, al Dios Vivo y Verdadero.

 Desde las sombras, las sectas masónicas han ido tomando progresivamente el poder, asumiendo el control del mundo, y lo hicieron porque siempre adoraron el oro y han logrado imponer que todo gire en derredor del dinero, simplemente observar el pode que tienen los banco, como por éstos, las naciones se hunden de la noche a la mañana en crisis económicas-financieras, sumiendo en la miseria material a las almas que ya se hallaban en la miseria espiritual.

 Las sectas gobiernan por medio de sus miembros enquistados en el poder, así es que han logrado reformar el mundo, borrar todo recuerdo de Dios y de Verdadero Culto, anulando de esta manera la Presencia de Dios en el mundo, y en la vida diaria, normal y común de las personas, imponiendo como sustituto el culto a sí mismo, a la imagen, la personalidad, y luego, a la tecnología, al consumo, etc., quedando las almas vacías, desamoradas, y por ello, con miedo, preocupadas por sí y atadas al mando.

 Se vive en, por y para el mundo, cuando en realidad, el mundo esta viviendo de las almas, no vemos como le damos la vida al mundo para nada, para perderla, como con ésta trampa infernal, se la estamos negando a Dios, conservándola para nosotros mismos, haciendo aquello que dijo El Señor que es la causa de perder la vida ahora y de perder la Eternidad para siempre.

 Sin amor Verdadero a Dios, estamos vacíos, desolados, con un abismo interior donde fermenta el miedo, la preocupación por sí, y es de esta manera que nos dedicamos a vivir por y para nosotros mismos, para hacernos amar, adorar, reconocer, aceptar, construyendo una imagen, personalidad, una mascara o pantalla, aquello por lo que queremos ser amados, adorados, aceptados, diciendo orgullosos como satanás, como verdaderos hijos suyos, ‘yo soy’.

 No vemos que es así como nos hemos convertido en anticristos, o sea, contrarios a cristos, seres totalmente egoístas, materialistas, racionalistas, humanitas, agnósticos, etc., que se miran a sí mismos y adoran al adversario al adorar su presencia en el interior, que es la ausencia de Dios, ese yo-orgullo-imagen-personalidad.

 Como vivimos de esta manera, no somos dueños de nosotros, sino que eso que se ha gestado en el interior, nos domina y somete, o sea, el enemigo tiene un infiltrado en nuestro interior, el ‘yo’, un representante, un testaferro, que es como un yo súper-excitado, alterado, exagerado, que es como una bolsa llena de aire, es la montaña de orgullo que acumulamos, de amor propio, y en definitiva, de falta de amor a Dios, de excesiva y miedosa preocupación por sí.

 Viviendo egoístamente de esta manera con miedo, preocupado por nosotros, sin querer amar a Dios, no somos dueños de nosotros, sino que nos domina el miedo, el ‘yo’, tenemos un nene caprichoso adentro, y éste, es influenciable, manipulable, cosa que sabe y le gusta hacer al adversario porque lo considera su hijo y es su presencia dentro neutro, de manera que acabamos con el enemigo, incluso diciendo que lo rechazamos, echamos, repudiamos, etc., pues en el fondo, siempre nos elegimos con miedo, preocupados y egoístamente, a nosotros mismos, elegimos ser caprichosos, rebeldes a Dios.

 Como todos vivimos así, y hay quienes ya directamente pertenecen a sectas, en el mundo se han impuesto aquellos que no aman a Dios, que no lo obedecen y que adoran directa o indirectamente a satanás, lo hicieron por ambición, avaricia, sed d oro, hambre de poder, por dejarse seducir por el adversario y sirviéndolo a él.

 Éstos cerditos infernales, manifiestamente anticristos, son los que han realizado una gran revolución, de la que tal vez ni siquiera son conscientes muchos de ellos, han logrado echar definitivamente a Dios del mundo invirtiendo todo orden al impone el ‘nuevo orden mundial’.

 Este orden imperante, es el dominio o imperio de los bancos, de las sectas, de las empresas y grandes corporaciones, quienes, como lo describe G. Orwell en su novela distópica, “1984”, usan el control mental, la manipulación de la voluntad, el engaño para someter a las naciones.

 No somos nosotros los que decidimos, ni aun creyendo que al votar elegimos, quien vive y quien muere, así como la manera en que se vive o muere, se decide en juntas secretas, son pocos los dueños del mundo y los que pueden imponer su voluntad, y han llegado a tal concentración de poder, porque no le hemos dado lugar a Dios.

 Es simple de entender, si elegimos el materialismo, humanismo, agnosticismo, estamos a merced de quienes mandan e imperan en tales cosas, y detrás de esto, esta el adversario, y usa estas cosas para anular la Fe, para que Dios no tenga lugar, para que nadie se acuerde de Él, y con las crisis económicas lo que logra es imponer mas miedo, angustia, preocupación por sí y mas olvido de Dios.

 Es la hora del a gran prueba, ahora debemos hacer lo que no hicimos, volver a Dios, confiar en Él, aprender a tener Fe Verdadera y permitirle al Señor Revelarse, Pensar, aprender a oír Su Voz en medio de las tinieblas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LA “TEORÍA DE LA CONSPIRACIÓN” SE CUMPLIÓ

LA “TEORÍA DE LA CONSPIRACIÓN” SE CUMPLIÓ   Por la crisis sanitaria y económica Nacional y mundial. 1.      Las personas r...