12 de julio de 2013

554.- LA FUENTE DE LA VERDAD



554.- LA FUENTE DE LA VERDAD

 Dios Es La Verdad y toda Verdad procede de Él, se conoce por medio de Su Palabra, de Su Revelación.

 Desde el siglo pasado se insiste con la mentira, es decir que la verdad es resultado del diálogo, que es verdad aquello que las partes dialogando acuerdan como tal. Esto es una falaz e inmunda mentira, debido a que así es como se inventa una mentira y todos se esfuerzan por creer que es verdad.

 Así es como el que tiene poder para imponer su voluntad, inventa la verdad que quiere ver y que quiere hacer aceptar como tal, el resto se esfuerza por creerla diciendo que la acepta y que incluso ha ayudado a formarla.

 Así es como hoy en día tenemos supuestamente gobiernos democráticos que han sido elegidos en elecciones populares, cuando la realidad es que tenemos dictadores que no fueron elegidos en ninguna elección, debido a que, el que cree que al votar elige, se engaña.

 No hay oficialismo, ni hay oposición, hay una secta gobernando y disponiendo los acontecimientos desde la oscuridad y que hoy utiliza una máscara y mañana otra, hoy puede ser de izquierda y mañana de derecha, no importa, pues eso es lo superficial y aparente, el poder esta en quien usa tales máscaras.

 Es abominable que hasta en las religiones se hable de ‘diálogo’, como si el ser humano fuese capaz de consensuar la verdad e inventar la realidad prescindiendo de Dios, apagando la Revelación e inventando en religión lo mismo que en política, es decir, una secta que tiene el poder para imponer su voluntad, dice lo que es verdad y obliga al resto a que crea que tal verdad ha sido consensuada, acordada, ‘dialogada’.

 ¿Y el diálogo con Dios?, no existe, o en el mejor de los casos es un monólogo insoportable donde nenes caprichosos quieren hacerse oír por Dios, que buscan imponerle su voluntad egoísta y desamorada, como si Dios estuviese al servicio de las vanidades humanas o como si fuese un dios como los demonios que se hacían llamar ‘dioses’ en la antigüedad.

 Es soberbia, orgullo y pestilente abominación pretender imponerle hasta a Dios la verdad inventada por mentes humanas oscuras que solo tienen miedo, angustia, vacío y desolación, que se preocupan por sí y por un existencialismo enfermizo abortando todo espíritu, sin embargo, esta abominación no solo se encuentra en el mundo, sino que también en las mismas religiones.

 Dios es el gran excluido de la creación, el ser humano se ha vuelto un cerdo a imagen y semejanza de estañas que se dedica a llenarse no solo la panza hasta reventar como sapo, sino a alimentar su ego hasta explotar de orgullo y amor propio.

 Los delirios mas grandes han llegado a enfermar a la humanidad de estos tiempos, y es porque son delirios voluntarios, hechos por elección propia, no debidos a una enfermedad, accidente, herencia, etc., son delirios elegidos, queridos, consentidos, construidos, pues las almas tratan de convencerse que pueden y deben ser cualquier cosa que se les ocurra, antoje o deseen, y siempre por supuesto, prescindiendo de Dios.

 Se trata de delirios de orgullo y soberbia, las almas no dejan de mentirse, engañarse, de tratar de convencerse de que tienen razón y de que es verdad todo lo que se imaginan, quieren convencerse de que no hay mas verdad que aquello que se les ocurra, y después, andan como delirantes exigiendo a otros no menos delirantes, que vean y crean su abominable delirio, su fantasía, alienación.

 De estos delirios de soberbia no se puede salir, debido a que son delirios caprichosos, elegidos, queridos, cultivados, adorados y defendidos, las almas se atan a tales fantasías y se dedican a ‘perfeccionarlas’, es decir, las exageran rindiéndose así culto a sí, a la imagen creada, a su fantasía-delirio, a eso que dicen ser.

 De esta manera es que satanás logra llevar de las narices a las almas a que se entierren en sí, se pierdan en sus fantasías, delirios, engaños, presunciones sin poder hallar salida, debido a que las ronda y las convence, les hace creer que tienen razón y que su salvación es dedicarse a hacerse creer, aceptar, ver, reconocer, adorar.

 La única Salida-Salvación es realizar un verdadero esfuerzo-sacrificio que consiste en renunciar a sí mismo, a ese soberbio y abominable querer creerse dueño de la verdad, y empezar a buscar a Dios como Fuente de la Verdad, Fuente Única de la Verdad, luego, colaborar en Su Revelación, admitir Su Luz, Su Palabra Revelada como Verdadera Luz-Guía y Salvación.

 Sin recibir la Verdad, sin recibir a Dios, sin recibir Su Revelación, estamos en tinieblas, llenos de miedo, preocupados, desesperados por hacernos ver, adorar y reconocer, es decir, no hay diferencia entre nosotros y los demonios, pues pretendemos pasar por el mundo como demonios, como seres sin-Dios, lo que es una verdadera alineación cuando Dios esta al alcance de la mano.

 Dios esta al alcance la mano en el sentido de que, si nos arrodillamos o postramos renunciando a esos delirios de soberbia, pidiendo Que Se Haga Su Voluntad en nuestra vida, Él Está Ahí, y es ahí donde interviene, Pasa-Viene.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

COVID-19, LA PANDEMIA EXISTE SOLO EN TELEVISIÓN

  COVID-19, LA PANDEMIA EXISTE SOLO EN TELEVISIÓN       Le resulta imposible al gobierno sostener la falacia de la pandemia , por e...