13 de julio de 2013

567.- LA MÁSCARA DE satanás EN EL MUNDO



567.- LA MÁSCARA DE satanás EN EL MUNDO

 Como siempre queremos ganar, prevalecer, imponernos, hacer la voluntad propia, nos convertimos en desamorados, porque la única manera de amar es renunciando, sacrificándose, negándose.

 Nos vamos apagando, consumiendo, ya no queda en nosotros fuego de amor, por ello no hay luz alguna y nos oscurecemos.

 Considerar que El Amor Es La Fuerza, Es La Vida, así es que tampoco hay fuerza alguna, solo dolor, tormentos, confusión, y es que el alma sufre la muerte en vida, además de una abominable transformación que la convierte en demonio.

 Nos sometemos a un proceso de demonización, de conversión en demonios, de trasformación espiritual que nos hace padecer al realizarse y que nos hará padecer eternamente al culminarse.

 Somos incoherentes, y encima hay algunos que todavía se suponen sabios, inteligentes, racionales, etc., no queriendo ver que se están sumergiendo en tinieblas irremediablemente.

 Inteligente, sabio y racional es elegir a Dios, dejar de engañarse, de mentirse, de querer creer que somos dioses y que todo lo podemos, tenemos que vencer le miedo y echar a tierra el orgullo, dejar de darle la vida que nos consume arruinándonos solo para estar sobre nosotros y reclamar ser visto.

 El orgullo es un espíritu, es el espíritu de la muerte terna, es el que surge del vacío y de la desolación, de la descomposición interior, y es un delirio, una fantasía.

 Las humillaciones son para que lo venzamos, le pongamos límite, para que podamos librarnos de su acoso devorador, pero, en vez de aceptarlas y de perdonar, las usamos para odiar y para dedicarnos como tontos mas a nosotros, mas a hacernos adorar, que es cultivar el orgullo y favorecerlo, hacer que crezca sin medida.

 Deberíamos ejercitarnos en la humillación por nosotros mismos, es decir, hacer ese esfuerzo diario de renunciar  a nosotros mismos para buscar a Dios, y luego, de renunciar a la propia voluntad según como Él lo inspire para Que Se Haga-Triunfe-Reine Su Voluntad.

 ¿De qué sirve lo que hacemos?, ¿De qué sirve lo que tenemos o somos?, nada sirve de nada, nos estamos pudriendo en vida, nos degradamos, nos evadimos de la Vida Verdadera porque queremos mentirnos, engañarnos, convencernos de que somos dioses y que merecemos ser adorados.

 Queremos creer que somos grandes y solo demostramos que somos pequeños, incluso, que somos unos inmaduros, porque como nenes celosos y preocupados por sí, ahogados en su egoísmo desamorado, exigimos ser adorados, obedecidos, conformados y siempre estamos tratando de dominar, vencer, prevalecer, humillar, estar por encima.

 No vemos que así es como nos privamos de Dios y nos convertimos en cerditos infernales a imagen y semejanza de satanás, el primer perdido y perdedor eterno.

 Si no sabemos renunciar alegremente a nosotros mismos por seguir a Dios en Su Voluntad, no sabemos amar a Dios, entonces, somos hipócritas, y tanto peor si pretendemos enseñar a otros, guiarlos, aconsejarlos, etc., solo somos unos ególatras desesperados por lograr ser adorados, tomados en cuenta que prometen cualquier cosa con tal de obtener ser mirados, aceptados, etc.

 Unos verdaderos egoístas que, como prostitutas hacen cualquier cosa para conseguir lo que desean es lo que llegamos a ser, pues si consideramos que es necesario hasta traicionar a Dios para obtener ser adorados, no lo dudamos en hacer, de manera que ponemos a diario en evidencia que solo nos preocupamos por nosotros mismos y no amamos a Dios, ni nos interesa hacerlo.

 Lobos disfrazados de cordero abundan en estos tiempos de tinieblas, debido a que todos estamos desesperados por reclamar, exigir y obtener lo que le negamos a Dios, queremos cosechar sin haber sembrado, no hemos amado, no queremos, no nos interesa y todavía estamos buscando adoración y gloria, suponiendo que se nos debe solo porque queremos recibirlas, y porque tememos no obtenerla.

 Solo puede acompañar, guiar y aconsejar a otros el que ha amado a Dios en verdad, el que ha renunciado y renuncia a sí mismo a diario para que Se Haga-Reine-Triunfe la Voluntad de Dios en su vida, y luego, que ofrece el mismo Santo Sacrificio de sí, para Que La Voluntad de Dios, Se Haga-Reine-Triunfe en otros y en el mundo.

 Quien no se ha dejado guiar, aconsejar y acompañar por El Señor, no puede dar nada a otros, es un farsante, un embustero ególatra desesperado por ser visto, adorado y tomado en cuenta, un tonto que se convierte en boca de satanás por la que éste presente en él, reclama adoración, reconocimiento, gloria, aceptación, porque el alma infiel y separada de Dios que se hace adorar, es la máscara de satanás en el mundo.

 Considerar que abundan este tipo de almas abominables, repulsivas y perdidas en estos tiempos, almas sin alma, sin amor y sin voluntad de amar, que se desesperan por llenar el agujero de su ego no viendo que al alimentarlo se multiplica y solo le dan el gusto al adversario que así entra mas en sus vidas para arrastrarlas a la perdición.

 En las almas que no se han unido verdaderamente a Dios, se encuentra la sed del adversario que es la sed de ser adorado, mientras que en las almas que se unen a Dios diariamente por aceptar Su Voluntad y entregarse a Ella, o a Él por y en ella, se encuentra la sed del Señor, esa de su Quinta Palabra en La Santa Cruz, sed de almas, no para saciarse haciéndose adorar, sino para limpiarlas con los propios sufrimientos y sacrificios y devolverlas a la vida puras, santas, libres, felices.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

POLÍTICA DEL SIGLO XXI

POLÍTICA DEL SIGLO XXI   Ahora, consideremos lo que surge de la calle, del trato diario y no reflejan las encuestas pagas:   -...