22 de julio de 2013

631.- EL REINO DEL PURGATORIO



631.- EL REINO DEL PURGATORIO


A) El Reino del Purgatorio, de Purgación o de Purificación, es puramente espiritual, quienes ahí se hallan, son totalmente espirituales, y de Espíritu Puro y no Puro a la vez.

B) El Reino del Purgatorio, de Purgación o de Purificación, Esta alto pero no en los Cielos, porque se halla entre El Cielo y la tierra. Tiene diferentes niveles o grados de purificación, de espiritualización y perfeccionamiento espiritual. También esta en los corazones que, hallándose de paso por el mundo, encontrándose en el tiempo, se esfuerzan por limpiarse, purificarse y llegar al Reino de Dios, al estado de Amor Puro, Perfecto y Espiritual como en El Cielo, acá en la tierra.

C) Mas detalles al respecto leer:


D) Habitantes:

 Este lugar de purgación o purificación fue Creado por Dios para las almas que, acabando su paso por el mundo, no se hallan en estado de santidad, pureza, perfección suficiente como para ingresar en El Reino de los Cielos.

 Hay nueve niveles generales como son nueve los Espíritus en los Coros Angélicos, pero, como en éstos, también hay infinidad de sub-niveles.

 No todas las almas pasan por todos los niveles, ni comienzan en el mismo nivel, esto depende del amor y del no-amor o impureza que halla en el alma al instante de su muerte, aunque también cuentan los hechos de su vida, tanto a favor como en contra, como en un balance general.

 Los habitantes del Purgatorio se han salvado, pero tienen impurezas que purgan o purifican con dolor y sufrimiento. Su dolor es donde hubo falta de amor, amor propio o vicios, pues son las cosas que se purgan, que se queman con Fuego de Amor del Espíritu de Dios.

 Las almas del purgatorio no adquieren mérito, ni mejoran en su estadía en éste lugar su destino en El Cielo, solo se limpian, purifican y preparan para alcanzar el lugar que merecieron en El Cielo. El purgatorio no es segunda oportunidad, ni sirve para crecer en mérito, como su nombre lo indica, es para purgar, limpiarse, purificarse y poder acceder al destino eterno.

1) Habitan el purgatorio almas, éstas se hallan de paso por ahí, porque no es un lugar de destinación como El Cielo o el infierno. Se trata de seres totalmente espirituales, pero de espíritu puro y no puro, o impuro, a la vez.

2) Se trata de almas que no han amado debidamente a Dios en su paso por el mundo, que se han elegido a sí mismas y que se han dejado llevar por la vida en el mundo sin-Dios, e incluso contra Él.

3) Pueden haber amado o no al prójimo, pero, como lo esencial es el amor a Dios Que Es Primero, y como si se ama a Dios, todo lo demás se ordena y es puro, faltando éste amor, el amor al prójimo o bien puede faltar, o bien estando no es puro, perfecto, y hasta a veces es deformado, vicioso y corrupto.

 Esto significa que el mero amor al prójimo no alcanza para entrar en El Reino de los Cielos ni para llegar a la santidad, es solo una parte, es efecto y consecuencia de un verdadero amor a Dios.

 Generalmente muchas almas que se fingen espirituales se dedican solo al amor al prójimo, pero no aman a Dios, demostrando que en realidad se evaden, que no aman a Dios como Dios manda, pues no confían en Él y no lo aman por sobre todo, todos, y especialmente sobre sí mismas.

 Estas almas pueden llegar a salvarse, pues el amor siempre sirve, pero, carecen de espíritu verdaderamente espiritual, solo tienen un espíritu humano, forman una espiritualidad humana, terrena que las deja con un espíritu de orgullo en el centro, de amor propio, de preocupación por sí, que es un espíritu de muerte eterna, debido a que no están unidas con Dios, ni buscan tal unión esencial con Él, no pudiendo por ello participar de Su Espíritu-Ser-Esencia, y no teniendo Vida Eterna, Espiritual, Espíritu Santo.

 Estas almas, salvándose, deben pasar por el Purgatorio, pues si bien han tenido buena intención y hasta hicieron buenas obras, les ha faltado lo esencial, el verdadero amor a Dios que se manifiesta aceptando Su Voluntad, obedeciéndolo, siguiéndolo a Él y no pidiéndole como lo hacen que Dios las ame-adore-siga.

 Respecto del verdadero amor al prójimo leer:


4) Se hallan también en el purgatorio aquellas almas que se esfuerzan por amar a Dios, pero, no mueren a sí mismas, no renuncian a su voluntad, que hacen todo por sí no escuchando a Dios, como queriéndole imponer que Él las adore a ellas.

 Tales almas suponen orgullosas y satisfechas de sí, que todo lo hacen bien, se fingen humildes, pero encubren su miedo y desconfianza esforzándose por dominar, vencer e imponerse a Dios mientras le demandan la aceptación que ellas mismas no le están dando, pues no buscan Su Voluntad y no lo obedecen en realidad, son hipócritas y construyen apariencias de santidad.

 Considerar que Dios Es Justicia y Misericordia, no condena tales almas porque por Misericordia considera su buena intención y esfuerzo, pero por Justicia requiere satisfacción, purificación y perfeccionamiento.

5) Se hallan también en el Purgatorio, no en el lugar, sino en el estado de purgación o purificación, aquellas almas que, estando de paso por el mundo, es decir, unidas aun al cuerpo, desean amar a Dios, entonces Él puede purificarlas, encaminarlas, corregirlas, liberarlas a partir de los hechos diarios o cotidianos.

 En lo que ocurre a diario podemos renunciar a nosotros mismos, a la propia voluntad por amor a Dios, para Que Se Haga-Reine-Triunfe la Voluntad de Dios, así es que nos liberamos de impurezas y crecemos en amor a Dios, es decir así es como somos purificados en tierra.

 Para que esto ocurra, debemos aceptar lo que nos sucede, limitaciones, contratiempos, dificultades, cambios de rumbo, trastornos, caso fortuito o de fuerza mayor, etc., buscando en todo la Voluntad Divina, renunciando a la propia y ajustando el rumbo según lo que Revele El Señor.

 La particularidad de este camino es que, a la vez que purgamos, reparamos, y también adquirimos méritos, cosa que no se puede hacer en el Purgatorio lugar, solo en el Purgatorio estado, o sea, si lo pasamos mientras nos hallamos en el muerdo-tiempo.

 Tanto en el purgatorio lugar como en el purgatorio estado, las almas que lo atraviesan no pueden orar por sí mismas, deben aprender a orar, reparar y ofrecer sacrificios y renuncias por amor a Dios y para el bien del prójimo, debido a que, el veneno espiritual que en esencia están purgando, es el orgullo, el amor propio, donde las almas dejan de amar a Dios y al prójimo preocupándose por sí, amándose  así y queriendo ser amadas-adoradas.




LOS REINOS DE LA CREACIÓN Y SUS HABITANTES:

LOS REINOS DE LA CREACIÓN Y SUS HABITANTES COMPLETO:

El-reino-de-los-cielos:

El-reino-del-limbo-superior:

El-reino-del-purgatorio:

El-reino-de-la-humanidad:

El-reino-animal:

El-reino-vegetal:

El-reino-natural:

El-reino-del-limbo-inferior:

El-reino-infernal:


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

APP CUIDAR = MARCA DE LA BESTIA, 666

APP CUIDAR = MARCA DE LA BESTIA , 666   No es casualidad que justo cercano a la fiesta de Pentecostés , el gobierno dictador democ...