29 de agosto de 2013

953.- APOCALIPSIS, SIMBOLISMOS



953.- APOCALIPSIS, SIMBOLISMOS

 La prostituta del Apocalipsis simboliza muchas cosas. Una imagen de lo que es la prostituta es la nación que actualmente es potencia mundial y se halla en decadencia, la que ha extendido el terror por todo el mundo, y la bestia sobre la que esta montada es la masonería que la maneja-manipula-usa para los fines sionistas.

 Otro simbolismo de la prostituta es la humanidad sin Dios, sin amor a Él, llena de vanidades y solo preocupada por sí misma, mientras que la bestia de abajo, simboliza los vicios en los que se ha construido esa civilización-mundo sin Dios.

 Otro simbolismo de la prostituta es el alma individualmente considerada que no ama a Dios, que se preocupa por sí y se dedica a hacerse adorar, mientras que la bestia es cúmulo de vicios que esconde tras su máscara supuestamente adorable, aceptable, reconocible y estimable en el mundo.

 Otro sentido es que la prostituta representa a la iglesia católica sin verdadero amor a Dios y preocupada y dedicada a sí, enterrada en el mundo, mientras que la bestia de abajo simboliza a las otras religiones que se hallan en igual estado de decadencia espiritual, o sea, faltas de verdadero amor a Dios, impidiendo la Revelación que es el verdadero amor a Dios.

 Otro sentido de la prostituta es la facción-secta modernista de la iglesia con su cabeza-papa que viene a ser la imagen de ésta, su aspecto reconocible y visible, mientas que la bestia de abajo, es la facción-secta conservadora de la iglesia que mantiene su estructura y organización.

 Otro sentido es que entre la prostituta y la bestia en la que se halla montada, son el anticristo compuesto por dos naturalezas en contraposición a las Dos Naturalezas de Cristo, el Misterio de la Unión Hipostática. Esto significa que, negada teórica y prácticamente la Naturaleza Humana del Señor se forma la bestia de abajo, y negada la Naturaleza Divina del Señor se forma la prostituta.

 Otro sentido es que la prostituta representa la negación del amor a Dios realizada por el pueblo que fue el elegido en segundo término, y la bestia representa la negación del amor a Dios realizada por el pueblo que fue el elegido en primer término.

 Con la falta de amor a Dios, de aceptación de su Revelación, se formó en primer término una humanidad viciosa, corrupta, atada a los siete vicios capitales, o sea, se originó la bestia de abajo de la prostituta. Con la falta de amor a Dios, de aceptación de Su Revelación en segundo término, se formó la prostituta con vicios espirituales como orgullo, arrogancia, presunción, jactancia, petulancia, pavoneo, etc.

 El anticristo completo se forma con la negación del amor a Dios del pueblo que fue el elegido en primer término, y con la negación del amor a Dios del pueblo que fue el elegido en segundo término. En el primer caso se forma la antítesis de la Humanidad del Señor y en el segundo se forma la antítesis de la Divinidad del Señor.

 Ambos pueblos sin haber aceptado a Dios, sin haberlo amado, sin haber renunciado a su orgullo, se constituyeron en pueblos rebeldes a Dios, desamorados, viciosos y corruptos, apegados por ello al mundo, dedicados a éste y perdidos en tinieblas.

 Ambos pueblos que han rechazado e impedido, combatido y desterrado la Revelación de Dios, simbolizan los dos cuernos de la bestia de la tierra, es decir, de aquella que se forma con los vicios de entre los que dicen tener fe en contraposición a la bestia del mar que es la que se forma con los vicios de los que dicen no tener fe.

 La bestia del mar también simboliza a la religión del antiguo testamento totalmente hundida hoy en el mundo y dedicada a adorar al becerro de oro, organizada en sectas masónicas-sionistas, y la bestia que surge de la tierra simboliza a la religión del nuevo testamento que se une a la del viejo en el pecado, en impedir la Revelación y elegirse a sí para hundirse igualmente en el mundo.

 También se unen en el sentido de que los líderes de ambas facciones o sectas de la iglesia señalan la necesidad y conveniencia de una autoridad mundial y un banco mundial, cosa que es construida por los partícipes de la religión del antiguo testamento.

 La estatua o imagen del Apocalipsis simboliza el cúmulo de orgullo, de amor propio de la humanidad, ese culto a la personalidad, a sí, el satanismo real que se practica en el mundo y en las religiones donde las almas adoran a su yo-ego-orgullo y no a Dios.

 También puede distinguirse entre estatua e imagen, la estatua es la facción o secta conservadora de la iglesia, mientras que la imagen es la facción o secta modernista, y luego, también son respectivamente sus cabezas y papas.

 También puede considerarse que la estatua es la religión del antiguo testamento y su pueblo, mientras que la imagen es la religión del nuevo testamento y su pueblo cuando ambos han renegado de Dios, impedido su Revelación y le han negado el amor verdadero volviéndose rebeldes a la Voluntad Divina.

 La marca de la bestia, entre otras cosas simboliza el espíritu del adversario dado al mundo, a la humanidad que lo ha querido recibir, es decir, que ha querido ser orgullosa, viciosa, corrupta, desamorada, preocupada por sí, caprichosa, rebelde contra Dios, etc.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

COVID-19, LA PANDEMIA EXISTE SOLO EN TELEVISIÓN

  COVID-19, LA PANDEMIA EXISTE SOLO EN TELEVISIÓN       Le resulta imposible al gobierno sostener la falacia de la pandemia , por e...