13 de septiembre de 2013

1025.- IGLESIA HIPPIE, ABISMO DE INMUNDICIAS



1025.- IGLESIA HIPPIE, ABISMO DE INMUNDICIAS

 Con desesperación inexplicable se ha opuesto la iglesia a la Revelación de Dios, al Paso o intervención del señor, a Su Venida-Vuelta, a su visita, es decir, ha perseguido, apagado e impedido la mayoría, casi todas las apariciones-revelaciones de María Virgen y del Señor.

 Se ha escudado o autojustificado en que la Revelación fue hecha ya completa y que las revelaciones privadas, si bien pueden suceder, no tienen que agregar nada nuevo. La verdad es que, quienes han juzgado y se han amparado en tal justificación, no comprendieron que esas revelaciones privadas, no agregaron en general nada nuevo.

 Simplemente no es necesario agregar nada nuevo, lo que hizo El Señor por Él mismo o por medio de María Virgen, es invitar a cumplir, enseñar a practicar, guiar a las almas, socorrerlas, asistirlas, defenderlas, etc., realizó su trabajo, ejerció su oficio de Salvador.

 Hizo eso simplemente porque quienes decían colaborar con Él y continuar su obra en el mundo, no lo hicieron, no lo estaban haciendo, se dedicaban al mundo.

 Ahí es que intervino El Señor y lo hizo de manera tal que tocara el orgullo no solo de las almas del mundo, sino especialmente de aquellas que se decían consagradas o dedicadas a Él, queriendo invitarlas a la conversión, a que depongan su orgullo y amor propio, a que desistan de su egolatría y comenzaran a buscar la Voluntad Divina y a obedecer a Dios.

 No quería otra cosa con esto mas que salvar a las almas y salvar su misma iglesia, siempre Dios interviene en la vida de todos dando la oportunidad de renunciar al orgullo, de deponer el amor propio, de dejar de dedicarse a hacerse adorar, y pasar a amar verdaderamente, a comenzar por El Principio, por amar a Dios en verdad.

 Como ocurrió ante El Primer Paso del Señor, cuando Él Se Reveló, explotaron de furia sus supuestos servidores y seguidores, hirvieron convirtiéndose en demonios perseguidores que defendían su ego y se esforzaban por apagar su Revelación, delito que consumaron al crucificar al Señor.

 Los que lo realizaron en tiempo de Su Primera Venida, lo crucificaron en el cuerpo, los que lo hicieron en la Segunda Venida, lo crucificaron en el interior, en el alma.

 Lo que sucederá es simple de entender, ver y saber, diáspora, división, conflictos internos. Considerar que la división o cisma ya llegó hasta la cumbre, hay dos sectas y cada una con su papa. Mañana se excomulgarán mutuamente, pero previamente la destrucción continuará demoliendo todo, dejándolo como un castillo de arena ya reseca que se lleva el viento.

 El celibato pasará a ser optativo, las conferencias episcopales nacionales serán independientes, las regionales también y al final, cada obispo gobernará su jurisdicción como lo hace un intendente ahora, a la manera de un caudillo imponiendo su ley y haciendo sus negocios, transmitiendo cualquier doctrina y tejiendo alianzas para aumentar y conservar su poder.

 Se ordenará a mujeres como a homosexuales y lesbianas, siempre en nombre de la igualdad, fraternidad y libertad. Después se suprimirá definitivamente el santo sacrificio del altar y solo habrá ceremonias religiosas, se continuará enseñando una doctrina mas histórica y racional, así como adecuada a la new age, y el supuesto cristo, verdadero anticristo, solo será una imagen adorable, tan misericorde que dará asco por lo blanda y autojustificada.

 Todo será definitivamente convertido al mundo, cuando ya no haya mas aceptación, credibilidad ni nada bueno, se aumentará el esfuerzo por realizar reformas según el gusto y pedido del mundo, se volverá lo que haya en pie mas mundano, luego llegará el triunfo del ecumenismo y al final no quedará nada.

 Ya con el anterior papa perteneciente a la secta supuestamente conservadora comenzó la definitiva demolición, el golpe mortal fue la imposición del concilio vaticano-masónico ii, como si fuese salvación cuando en realidad funcionó como salvavidas de plomo, vino a ser como una piedra de molino al cuello de la envejecida, enferma, viciosa y desamorada iglesia.

 Con el nuevo papa que pertenece a la otra secta, la modernista, se culmina la demolición, su acción principal es producir un cambio socio-cultural en la iglesia donde todo sea inocuo, superficial y aparente, de ahí el aspecto revolucionario, jovial, etc., que se le quiere dar, muy propio de las revoluciones masónicas donde se va a construir una iglesia hippie con todo lo que ello implica, es decir, sexo, drogas, música, festivales, control mental, nueva era, etc.

 El anticristo carece de Misericordia porque la misericordia no es la miseria inmunda que se presenta como tal en el mundo, la Verdadera Misericordia implica Verdad y es inseparable de la Justicia. La misericordia mundana, es un invento humano-satánico donde se pretende construir sin Verdad, sin Amor, sin Dios, donde los viciosos y corruptos se autojustifican no haciendo esfuerzo alguno por convertirse, por salir de su abismo de inmundicias.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

POLÍTICA DEL SIGLO XXI

POLÍTICA DEL SIGLO XXI   Ahora, consideremos lo que surge de la calle, del trato diario y no reflejan las encuestas pagas:   -...