1 de octubre de 2013

1151.- DIFERENCIA ENTRE VERDADERA Y FALSA MISERICORDIA DE DIOS



1151.- DIFERENCIA ENTRE VERDADERA Y FALSA MISERICORDIA DE DIOS

 Dios no es injusto, a todas las almas ha preguntado, a todas las almas ha enviado a Su Hijo, a Aquel Que Es Su Revelación y en esto, les ha preguntado si deseaban pertenecerle, seguirlo, entrar en Su Reino, luego, según como haya respondido cada uno, es como repartió sus Dones.

 Esto es así porque el principio del Don de Dios es aceptar al Que Él Envía, a Su Hijo, a Aquel Que Es Su Revelación, quien acepta al Señor, a Jesús, esta recibiendo El Don del Padre, porque El Señor obra en nosotros por y para Nuestro Verdadero y Eterno Bien, para reunirnos con El Padre y devolvernos de esta manera a la Vida Eterna, al Reino.

 El que reniega de la Revelación de Dios, de Su Intervención-Paso-Revelación, esta manifestando que se elige a sí mismo, que prefiere las tinieblas, que desea ir por el camino de la perdición, que gusta de construir una vida sin-Vida, vida sin-Dios.

 Dios no se negó a nadie, a cada uno en su casa-vida-corazón se ha Revelado, ha intervenido, ha Pasado, por ello, todos tuvimos la opción de renunciar a nosotros mismos, a las ambiciones, al orgullo y el amor propio, a los vicios y elegir una vida nueva, una vida con Dios, por y para Él, guiada por Él, una verdadera vida en definitiva.

 Dios no se negó a ningún alma, son las almas las que no quisieron recibir a Dios, las que se opusieron a su Intervención-Paso-Revelación, cada cual se esforzó por volver a sus malos caminos, por olvidarse de la verdad vista a la Luz de Dios, las almas se esforzaron por pensar en sí y por continuar dedicándose al orgullo, eligiendo olvidarse de Dios.

 Dios, que no atormenta a las almas, les da la oportunidad de que abran los ojos, que vean, entiendan y comprendan, pero no fuerza a que elijan la Verdad, no impone que renuncien a sí, a sus vicios, abominaciones, perversiones y corrupciones.

 Si advierte que no desean abandonar sus malos caminos, luego de haberles abierto los ojos y haberles hecho comprender lo que están haciendo, como dijo El Señor mismo a sus discípulos, se sacude el polvo de los pies y continúa su Camino, deja que las almas decididamente rebeldes, obcecadas, tercas y testarudas que desean arruinarse, corromperse, estropearse y perderse ya desde ahora, lo hagan, obtengan, logren, permite que se entierren en tinieblas y continúen con su camino de perdición.

 No las esta castigando Dios, las almas ya conocen en su interior lo que es bueno y lo que no lo es, han recibido una iluminación especial del Cielo, de parte de Dios, han recibido una advertencia ultraterrenal, se han visto y conocido a la Luz de Dios, su conciencia fue iluminada produciéndose el Gran Milagro anunciado.

 Esto ocurrió a todas las almas de paso por el mundo en estos tiempos, por ello es llamado “El Gran Milagro”, y como todo milagro, es una intervención Divina, inmerecida, fruto del Amor de Dios, de Su Bondad, Revelación de Su Verdadera Misericordia.

 La Verdadera Misericordia Divina no es la que se vende, impone y promociona en el mundo, aquella a la que se le hace propaganda en estos tiempos, la que difunde el papa masón sectario bergoglio, esa es la falsa misericordia, la versión infernal y burlesca de la Misericordia Divina.

 La Verdadera Misericordia Divina es aquella en la que Dios Revela los pecados de las almas, las llama a la realidad, hace que tomen consciencia de ellos y les de la oportunidad para que quieran cambiar, convertirse.

 La falsa misericordia, la que se vende en el mundo, es aquella en la que hay una autojustificación lastimosa de la miseria propia donde las almas deciden continuar apegadas a sus vicios teniéndose lástima y esforzándose por creer que Dios adora su putrefacción abominable.

 Ahí pretenden creer las almas desamoradas que esta bien adorarse a sí mismo y no hacer esfuerzo alguno por abandonar el abismo de sus inmundicias.

 La Verdadera Misericordia produce movimiento, genera conversión, provoca un salir del abismo para volver a Dios, para entrar en Su Reino-Vida-Corazón-Espíritu, mientras que la falsa misericordia produce estancamiento y contribuye a la putrefacción abominable del alma y del mundo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

COVID-19, LA PANDEMIA EXISTE SOLO EN TELEVISIÓN

  COVID-19, LA PANDEMIA EXISTE SOLO EN TELEVISIÓN       Le resulta imposible al gobierno sostener la falacia de la pandemia , por e...