1 de octubre de 2013

1153.- EL TRASLADO DE LA IGLESIA (1ra Parte)



1153.- EL TRASLADO DE LA IGLESIA (1ra Parte)

 Como consecuencia del estado de guerra continuo en medio oriente, se producirá la traslación del estado de israel a la Argentina. El estado de guerra continuo es el justificativo necesario para obrar tal cosa.

 Una vez que se haya instaurado el estado de israel en Argentina, que haya ocupado la Patagonia, se producirá el traslado de la iglesia.

 La iglesia ya se halla partida al medio, el velo del templo se ha rasgado y divido en dos partes. De un lado esta la secta encabezada por bergoglio y los jesuitas, y por el otro lado se encuentra la secta encabezada por el otro papa, ratzinger y el opus dei.

 Tal división interna de la iglesia existe desde hace mucho, se trata de dos sectas que se pelean entre sí, los modernistas por un lado y los conservadores por el otro. Ahora tal división ha llegado a la cúspide de la iglesia porque ambas sectas tienen un papa, cada facción tiene su pontífice.

 Que haya dos sumo pontífices señala a los dos cuernos de la bestia de la tierra descrita en el Apocalipsis.

 También así se configura la imagen de la prostituta y la bestia donde la facción modernista es la prostituta y la facción tradicionalista es la bestia de abajo de la prostituta, porque la facción o secta modernista pone el acento en la imagen mientras que la facción o secta tradicionalista pone el acento en la estructura y organización.

 En esencia ambas sectas o facciones son iguales, y esto se debe a que ambas se olvidan de Dios mientras hablan de Él todo el tiempo, no lo buscan, no lo sirven y no lo obedecen, cada una se preocupa por conservar, consolidar y aumentar su poder.

 Ambas sectas-facciones están dedicadas a sí, al mundo, no buscan la Revelación de Dios, no disciernen la Voluntad del Señor, y por ello, no lo obedecen, no lo siguen en realidad, construyen en el mundo, apoyadas en sí, dedicadas a sí, empeñadas por saciar o conformar sus ambiciones terrenas.

 De esta manera, siendo en esencia lo mismo, es decir sectas, facciones, organizaciones sin-Dios, se comportan como empresas transnacionales que tienen empleados que se preocupan por aumentar las ventas y captar clientes, por engañar a los fieles y lograr aceptación, reconocimiento, obtener mercado, etc.

 Así es como han llegado a ser ambas sectas-facciones hipócritas, pues hablan de Dios, pero solo hacen obras humanas, cuando no demoníacas, pues al expulsar a Dios, renegar de Él, apropiarse de la viña, prescindir de Él, no es el Reino de Dios el que traen al mundo, sino el de satanás, las tinieblas, el vacío, la desolación, la muerte, la ausencia de Dios, provocando de esta manera lo que se conoce como ‘La Abominación de la Desolación’.

 La abominación de la desolación es la ausencia de Dios y el ídolo invasor instalado en el templo.

 La ausencia de Dios se produce porque las sectas-facciones reniegan y prescinden de Él, no buscan Su Voluntad y por ello no lo sirven, no lo siguen, no lo obedecen y al final, no le pertenecen.

 También significa esa ausencia de Dios que se ha suprimido El Santo Sacrificio. Que se haya suprimido el Santo Sacrificio significa que se anula la eucaristía como tal pasando a ser una santa cena común con otras religiones, quitándole lo Divino, anulando la Transubstanciación, privando tal celebración de lo sobrenatural.

 Esto aun no llegó, pero llegará irremediablemente como consecuencia de lo que ha ocurrido espiritualmente, es decir, reflejando la realidad espiritual.

 Espiritualmente ya se ha suprimido el Santo Sacrificio, y esto es debido a que el sacerdote oficiante debe unir al ritual que realiza el sacrificio de sí, de su propia voluntad aceptando la Voluntad de Dios, pero, si el sacerdote o celebrante no busca la Voluntad de Dios y no lo obedece, si se dedica a obrar según la costumbre, ya se halla separado él mismo de Dios y luego el sacrificio que ofrece es exterior, humano, un mero ritual sin nada sobrenatural, sin Transubstanciación, simplemente porque él no se halla en unión con Dios y no puede El Señor obrar.

 El ídolo invasor instalado en el templo es satanás mismo presente dentro de la iglesia que fue de Dios, y esta presente por medio de su inmundo y repulsivo espíritu que fue buscado, recibido y aceptado por las almas y las organizaciones sectarias, pues se dedican a sí, al orgullo-amor propio, a hacerse servir, adorar y obedecer mientras deberían hacer esto para con Dios y no lo hacen, lo están exigiendo para sí.

 También significa que el ídolo invasor se halle asentado en el templo que ambos líderes de las sectas o facciones, poseen el espíritu de satanás, una parte cada uno y entre ambos constituyen una negación de Cristo, un anticristo.

 La división de la iglesia en dos, es fruto de haberse separado de Dios, es la consecuencia. La separación de Dios se produjo en que ambas sectas o facciones se han elegido a sí mismas, pero ninguna ha elegido a Dios, ninguna ha buscado Su Revelación, ni la ha favorecido, ni ha colaborado en ella.

 Por ello ambas sectas se hicieron responsables de la gran ausencia de Dios, de coronar la gran desolación, de provocar las tinieblas que envuelven a la humanidad, pues mientras se pelearon entre sí, satanás no solo avanzó sobre el mundo, sino que en la iglesia misma, en las dos facciones o sectas y en los corazones y cabezas posesionándose de todo y todos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

COVID-19, LA PANDEMIA EXISTE SOLO EN TELEVISIÓN

  COVID-19, LA PANDEMIA EXISTE SOLO EN TELEVISIÓN       Le resulta imposible al gobierno sostener la falacia de la pandemia , por e...