10 de octubre de 2013

1218.- IDENTIDAD-PERSONALIDAD



1218.- IDENTIDAD-PERSONALIDAD

 Quiere sentirse-creerse importante el adversario, por ello es que se dedica a quienes parecen ser importantes en el mundo, los ronda y persigue hasta que obtiene imponerles que le presten atención, en definitiva, hasta que los seduce, encanta y acaba por poder manipularlos.

 Desprecia orgulloso y satisfecho de sí, lleno de soberbia a quienes ve inferiores o considera inútiles, y con eso mismo tienta a todos en el mundo para que acepten su espíritu y lo reciban a él, para que lo admitan en su vida y lo dejen a él ser y hacer disponiendo de ella a su gusto y capricho no viendo que así se dejan arrastrar a la ruina actual y eterna.

 Aborrece la humildad, odia la verdad, y es porque esta desesperado por lograr ser adorado, entonces, hace lo que es necesario en el mundo para obtener tal cosa, y quienes no lo rechazan, acaban siendo como él, porque son parte suya y expresión de su ser inmundo, vicioso, corrupto y depravado.

 Carece de identidad, carece de personalidad, esta falto de un verdadero amor a sí mismo, solo tiene orgullo-amor propio, que parece amor a sí, pero en el fondo es autodesprecio. Si no se autodesrpeciara, no andaría buscando aceptación y reconocimiento, no estaría desesperado por ser adorado y tomado en cuenta.

 Como anda buscando reconocimiento, aceptación, adoración, obediencia, servicio, etc., acaba por convertirse en menos de lo que ya es, y si es nada, pasa a ser menos que nada, un pedazo inútil e inservible de nada, y lo mismo sucede con los que lo siguen, con los que van por su camino de perdición, orgullo, ambición, miedo y preocupación por sí.

 Instintivamente todos buscamos tener una personalidad, y es así que acabamos tomando los clichés que ofrece e impone el adversario por él mismo o por medio del mundo que le es adepto-adicto y colabora con él en la perdición de las almas.

 Si queremos tener una verdadera identidad-personalidad, debemos empezar a buscar a Dios, sino acabamos haciendo lo mismo que el adversario y terminamos perteneciéndole por ello.

 Si no amamos a Dios primero, si no lo obedecemos, carecemos de personalidad-identidad, entonces, flojos, inestables y débiles, hacemos cualquier cosa para lograr ser amados, adorados, poniéndonos los disfraces del mundo, aquellos que el adversario ofrece y donde éste se ofrece.

 Como el adversario andamos mendigando reconocimiento y aceptación, adoración y servicio, pretendiendo de esta manera evitar ser despreciados, odiados, aborrecidos, rechazados, etc., no viendo que es así como nos cerramos al amor, nos negamos a amar y a dar aquello que pedimos, deseamos, buscamos, exigimos, demandamos, etc.

 Buscando a Dios en medio del mundo en el que nos encontramos, ya estamos forjando una verdadera personalidad-identidad, algo único e irrepetible, debido a que no son muchas las almas que andan por ese camino, y menos aun son las que lo buscan en verdad. Buscar a Dios en verdad es discernir Su Voluntad y colaborar en Que Se Haga-Reine-Triunfe en nuestra vida.

 Algunos dicen que buscar a Dios es demandar su atención y aceptación, son los que hacen justamente eso respecto del mundo y su incapacidad demuestran en tal crítica, porque buscar a Dios no es pedirle aceptación, sino que es aceptarlo a Él, y aceptamos a Dios cuando aceptamos Su Voluntad.

 El alma que no busca a Dios y no acepta Su Voluntad, esta completamente vacía, es un cheque en blanco que el adversario puede llenar-ocupar como se le antoje, y encima, haciendo creer lo que quiera, dado que el alma sin Dios cree mas fácilmente al mentiroso que la Verdad, dado que tiene la mentira adentro que la inclina a sentir como propia la mentira y a inclinarse a ella siempre.

 Si el alma no hace un esfuerzo por buscar a Dios, renunciar a la mentira-orgullo-soberbia, quedará al final totalmente atrapada y confundida en su egolatría donde adora esa imagen falsa, esa personalidad inútil que se forja mientras se dedica a buscar aceptación, reconocimiento, etc.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

POLÍTICA DEL SIGLO XXI

POLÍTICA DEL SIGLO XXI   Ahora, consideremos lo que surge de la calle, del trato diario y no reflejan las encuestas pagas:   -...