29 de octubre de 2013

1355.- ¿QUIÉN ESTA DOMINADO POR EL MIEDO?



1355.- ¿QUIÉN ESTA DOMINADO POR EL MIEDO?

 Diciendo que tenemos fe, hacemos todo por nosotros mismos, por cuenta propia, no dando lugar a dios, impidiéndole a Él Pasar, intervenir, Revelarse, entonces, solo construimos apariencias, se cumple en nosotros lo mismo que en los fariseos, maestros de la ley, saduceos, escribas, etc., somos hipócritas que han depreciado o desechado la piedra angular.

 La piedra angular Es El Señor, la Revelación de Dios, El Don mismo de Su Amor que nos corrige, limpia, purifica, y que con esto nos prepara para recibir Su Espíritu, el Don definitivo de Su Vida-Presencia en nosotros.

 Decidimos, elegimos, hacemos lo que queremos, o aquello que el adversario y los suyos sugieren, imponen y demandan, ignorando por completo a Dios, impidiéndole a Él decidir, elegir, hacer, etc., oponiéndonos absolutamente a Su Revelación-Paso-intervención, entonces, quedamos sin Dios por mas que hablemos de Él todo el tiempo.

 Solo tenemos discursos, palabrerío inútil, verborragia, nos convertimos en chantas, embusteros, farsantes, imitadores burdos, dado que podemos esforzarnos mucho, pero no llegamos mas que hacer una falsificación de vida espiritual, la que es como una moneda falsa, totalmente carente de valor.

 Una vida verdaderamente espiritual consiste en amar a Dios, y amamos a Dios cuando lo obedecemos, y solo podemos obedecerlo cuando le prestamos atención, discernimos Su Voluntad y nos esforzamos y sacrificamos para Que Se Haga-Reine-Triunfe en nuestra vida.

 Como eso es lo que no hacemos y lo que no estamos dispuestos a hacer, carecemos de vida espiritual, solo tenemos una vida terrena, mundana, apegada al suelo, de manera que, si decimos que tenemos espiritualidad, somos farsantes, hipócritas, embusteros, estafadores, chantas, y lo peor de todo es que nos engañamos a nosotros mismos creyendo tal mentira.

 Queremos tener el control, prevalecer, dominar, estar por encima, reinar, imponernos, simplemente porque suponemos que de esa manera nos libramos del miedo, dado que estamos dominados por éste y hacemos lo que nos mueve hacer, suponiendo que es para vencerlo y ser libre, pero en realidad es para someternos, nunca le mismo miedo nos va a guiar para que nos libremos de él, sino para que lo conformemos y así continuar sometiéndonos siempre, pero engañados creyendo que somos libres mientras esta satisfecho y no molesta.

 Nos libramos aparentemente del miedo construyendo la ficción de que vencemos, nos imponemos, prevalecemos, ganamos, sometemos, reinamos, imperamos, por ello es que acabamos por convertirnos en caprichosos, tercos, testarudos, odiosos, venenosos astutos y perversos que se desesperan por estar encima siempre.

 Deseando prevalecer, ganar, imponernos, reinar, someter, vencer, etc., no nos libramos del miedo, así es como lo conformamos, y es de esta manera como crece para adquirir un control total de nuestra vida, de manera que lo que es en nosotros es el miedo mismo, nosotros somos la pantalla, careta, imagen, en esencia somos miedo y el miedo reina, impera, domina y prevalece mientras que nos convertimos en su títere y servidor incondicional, un esclavo idiota e infeliz lleno de soberbia y presunción que se engaña a sí mismo diciendo que es libre solo porque es un rengado caprichoso, un obtuso cobarde desamorado.

 El que esta dominado por el miedo, siempre quiere prevalecer, por ello grita, recurre a la violencia y se convierte en caprichoso histérico que demanda ser obedecido, servido y adorado. ¿Quién esta dominado por el miedo?, aquel que esta vacío y no ama a Dios, que no tiene Su Espíritu, que se ha quedado atado a la mentira y que insiste en que sea creída, o sea, un maldito soberbio a imagen y semejanza de satanás, un chanta, un farsante, un embustero.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

POLÍTICA DEL SIGLO XXI

POLÍTICA DEL SIGLO XXI   Ahora, consideremos lo que surge de la calle, del trato diario y no reflejan las encuestas pagas:   -...