21 de octubre de 2013

BABILONIA, ANACRONISMO RELIGIOSO



BABILONIA, ANACRONISMO RELIGIOSO

Introducción

PARRAVICINI, EXPLICACIÓN: “¿QUÉ?...¡DIVERGENCIAS!, EL NUEVO PAPA SERÁ LUEGO DE ARDUAS LUCHAS INTERNAS. DOS LUCES DIFERENTES. DOS VERDADES, DOS PROBLEMAS. AVANZARÁ EL CONFUSIONISMO Y DE ELLO, EMERGERÁ LO INESPERADO”.


PARTE A:

1) La figura central de la imagen es un ave extraña. Esta partida al medio, tiene dos cabezas y dos alas, y en el pecho lleva dibujado el número ‘dos’.

 Esto simboliza lo que se ha vuelto evidente en los hechos, aquello que no quisimos ver, entender ni escuchar el siglo pasado, lo que se gestaba en el seno de la iglesia, una división, la partición. Antes estaba parcialmente oculto, medianamente disimulado, pero a partir de la muerte del que ya debería ser venerado como Santo, Juan Pablo II, si no fuese por el capricho del tirano actual, comenzó a volverse evidente en los hechos.

 La iglesia fue infiltrada por la masonería, ésta comenzó a avanzar, escalar y a armar su estructura de poder dentro de la iglesia, de la misma manera que operó siempre dentro de los estados, y dentro de cualquier organización que quisiera poseer.

 Lo que hace la masonería es penetrar, infiltrar y armar desde adentro una estructura, montar una organización paralela. Puede hacerlo porque cuenta con los recursos ilimitados provenientes de ser los dueños del dinero del mundo, y también puede hacerlo porque cuando quiere penetrar y adueñarse de algo, siempre encuentra traidores, judas, colaboracionistas que se pasan a sus filas por la ambición de poder, dinero, fama, sed de adoración, reconocimiento y aceptación.

 La infiltración masónica en la iglesia fue con los jesuitas y la teología de la liberación, por ahí fueron volcando-vomitando su doctrina marxista, materialista, racionalista, humanista (Recordar que ‘humanismo’, es un nombre disimulado para ‘satanismo’) y agnóstica práctica.

 Como toda secta masónica se fue extendiendo por el mundo, principalmente en Latinoamérica, pero provocó la reacción y el surgimiento de otra secta en el seno de la iglesia, análogo a la masonería en cuanto a estructura, fines, ambiciones, perversiones, aspiraciones, objetivos, procedimientos, pues también prima el racionalismo, el humanismo, la anulación práctica de la fe y el fijarse o centrarse en las capacidades humanas, practicando de hecho el agnosticismo y entregándose al racionalismo.

 Solo cuenta con la sutil diferencia de que en vez de ser sionistas sus miembros, son fundamentalistas católicos o tradicionalistas. Esta otra secta surgida en reacción y como defensa, tiene como sostén el opus dei.

 La cuestión es que ninguna de las dos sectas que se disputan el poder de la iglesia desde hace tiempo, se ocupa de Dios, ninguna tiene Fe Verdadera, solo aspiran al poder, ambas han negado la Revelación y solo se preocupan por dominar, prevalecer, controlar e imperar, en definitiva, se sirven a sí mismas, no a Dios, se pelean por motivos de orgullo y ambición mientras que Dios es el gran excluido, ignorado y despreciado.

 Esto permaneció oculto a los ojos de la generalidad en el tiempo, pero a partir de la muerte del Beato Juan Pablo II, se volvió mas que evidente, ahí la secta tradicionalista, se alzó en el poder e impuso imperando con su papa, el cardenal ratzinger, pero la masonería con su poder en el mundo logró obligarlo a renunciar en plena cuaresma, provocando una revolución o ‘primavera árabe’ dentro de la iglesia, y de esa crisis surge el tirano dictador como salvador, un nuevo anticristo en escena.

 Ahora es evidente y el mundo debería observarlo, la iglesia esta partida al medio, tiene dos sectas que se disputan el poder, el control, y cada una de las sectas tiene su papa, pues el papa que ha renunciado, continúa siendo papa como un general que se retira y continúa siendo general.

1.1)Entiéndase acá el contexto general de toda la imagen del ave extraña, dos papas, dos cabezas, dos cuerpos, dos doctrinas, dos luces falsas ante el mundo, dado que en ambas se niega a Dios como la Luz Verdadera, pues si bien lo confiesan con la boca, no lo hacen en la practica ni en realidad. Son dos mentiras.


Leer:











2) Esta ave extraña tiene la forma del tao. El tao es una doctrina filosófica oriental donde se sostiene que hay dos principios, uno bueno y uno malo, y a la vez, que el principio bueno no es totalmente bueno, sino que tiene algo de malo, y que el principio malo no es totalmente malo sino que tiene algo de bueno.

 Eso se creía antes de la Revelación, desde que Dios intervino en la Creación Revelándose, dándose a conocer, diciendo que y cómo Es Él, tanto esa doctrina como otras quedaron absolutamente vencidas, son anacrónicas, pues podemos conocer la Verdad, podemos conocer  a Dios, y luego, en y por Él, conocemos todo.

 No hay dos principios, solo hay Un Principio, Dios, Él Es El Creador de todo lo material y lo espiritual. Respecto del mal, no lo creó Él ni se hizo a sí mismo, simplemente porque el mal es ausencia de Dios, de Bien, entonces, es una negación, un pedazo de nada, existe, pero no es, y como no existía en El Principio, no existirá después.

2.1) Esto simboliza que ha llegado la hora de la Gran Apostasía, que se ha abandonado la Fe Verdadera y que la iglesia ha abandonado el culto real a Dios, subvirtiendo la doctrina, deformándola, acomodándola a las vanidades, vicios, corrupciones, abominaciones, perversiones, etc., de estos tiempos.

 La teología esta por encima de la filosofía, la filosofía intuye, la teología conoce, y no per se, sino por Dios mismo Que Se Revela, pero, si la teología anula la Revelación de Dios y solo es la obra de una mente humana, se vuelve filosofía que acaba siendo contradictoria, confusa y que impide con orgullo la Vida-Revelación de Dios.


3) Esa ave extraña tiene dos cabezas, lo que hace referencia a la tradicional imagen del águila bicéfala con la que se representa la separación entre el estado y la religión.

 Esto simboliza que la iglesia se ha separado de Dios dedicándose a los asuntos del césar, se ha enterrado en el mundo al que se ha dedicado apartándose de Dios, olvidándose de Él, dedicándose a constituirse en una empresa transnacional que solo quiere obtener mercados, captar clientes y vender su producto llamado ‘religión’.

 Se la ha organizado como una empresa, tiene objetivos como una sociedad comercial, vende un producto como ésa y se empeña en realizar negocios. También como una sociedad comercial tiene administradores, socios, gerentes, responsables de área, comité de vigilancia, asamblea de socios, socios con derecho, etc.


4) Alas extrañas del ave extraña, tienen forma puntiaguda, estridente, ríspida. Simboliza que son dos partes de una misma cosa partida, quebrada, como cuando a una madera se la quiebra con gran fuerza y se astilla.

 Cada ala tiene una cantidad determinada de puntas, vértices, que en conjunto suman once, número que adora la masonería y que simboliza lo que no existe en realidad, además de representar la culpa total, es decir, la impiedad, la blasfemia, la negación de Dios por esto en lo que se ha llegado a convertir la iglesia.

 También representa la columna vertebral, la estructura de poder de ambas sectas o facciones en las que se ha dividido o partido la iglesia, una estructura rígida y dictatorial que se obsesiona en mantener el orden para suponer que así conserva el poder.


5) Son dos partes enfrentadas, opuestas, pero en esencia son lo mismo, son la misma cosa, dos caras de una misma moneda, y encima falsa, pues ambas sectas en las que se divide la iglesia, no aman ni sirven a Dios, no lo miran, no lo buscan y al contrario, lo combaten y persiguen porque anulan la Fe e impiden la Revelación.

 Aunque parezca mentira, en la iglesia que fue de Dios, el único que puede manifestarse o revelarse es satanás, no y nunca Dios, poniendo de esta forma de manifiesto una triste e irreversible realidad, ya no es lo que era, ni será lo que fue.

5.1) Son como dos gusanos, dado que se trata de dos gusanos que carcomen y destruyen la iglesia desde adentro a la vez que arreciará la tormenta y la persecución odiosa desde afuera, pues no estando Dios en ella, los demonios se le van a echar encima conduciendo a sus huestes mundanas para acabar de aniquilarla.

 Uno de los gusanos es mas gordo y el otro es mas estilizado, pero ambos son gusanos. El gordo representa lo pesado del tradicionalismo, y el otro representa lo sutil del modernismo, las dos sectas en que esta dividida la iglesia.

 El gusano de la secta modernista tiene una cruz en la cabeza, la que, por supuesto, no simboliza nada bueno, notar que esta acostada, significando con esto que acabará de borrar todo lo que sea Santo Sacrificio y por echar a tierra El Sacrificio Redentor del Señor, o sea, se consuma la abominación de la desolación.


6) Encima de cada una de las dos cabezas del ave extraña, hay unos símbolos. Esto representa como cada uno sigue su estrella, cada secta o facción persigue sus fines, tiene sus propias luces, pero ninguna es La Luz de Dios, ambas facciones siguen a satanás, la luz falsa, oscura, estrella caída.

 La secta tradicionalista tiene círculos concéntricos, simbolizando que se halla centrada y hundida en sí, mientras que la secta modernista tiene un falso sol, el de ocho puntas, tradicional signo ocultista, herencia de la masonería y símbolo de los anticristos.


Leer:







PARTE B:

1) Abajo a la derecha hay una imagen que claramente representa una regla como la que usa la simbología de la masonería.

 Esto simboliza como la masonería ha logrado encuadrar la iglesia en el nuevo orden mundial.

1.1) Tiene la inscripción ‘ya=ya’, lo que simboliza que ambas partes en que se halla dividida o partida la iglesia, las sectas referidas antes, son iguales en esencia, ninguna de éstas ama a Dios en realidad, y ambas impiden la Revelación, siendo éste el pecado capital de la religión, tanto mas en una religión que comenzó con la Revelación del Señor.

1.2) Oculto en la regla hay otro símbolo, una imagen egipcia, lo que simboliza que todo se ha convertido en satanismo práctico, magia, adivinación, se ha eliminado el culto a Dios, el amor a Él, todo es culto a la personalidad, imagen, egolatría humanista que degenera en satanismo puro, real y generalizado, siendo la new age que viene al mundo, un mundo sin Dios y sin ley.


PARTE C:

1) El símbolo como ala delta que se encuentra detrás del ave extraña y que tiene un signo de interrogación, representa la cuestión central o principal, ¿Quién se ocupa realmente de Dios?, ¿Quién lo mira y le presta atención?, ¿Quién lo obedece?, nadie, absolutamente nadie mientras ambas sectas se hallan peleando entre sí.


PARTE D:

¿QUÉ?...¡DIVERGENCIAS!, EL NUEVO PAPA SERÁ LUEGO DE ARDUAS LUCHAS INTERNAS. DOS LUCES DIFERENTES. DOS VERDADES, DOS PROBLEMAS. AVANZARÁ EL CONFUSIONISMO Y DE ELLO, EMERGERÁ LO INESPERADO.

 Respecto de la inscripción que tiene la psicografía, no me extiendo porque queda todo explicado en el desarrollo, solo llamo la atención sobre que dice, “Dos problemas”, y que “De ello emergerá lo inesperado”.

 “Dos problemas”, esto simboliza que ambas facciones o sectas son dos problemas en sí, ninguna es solución, ninguna sirve realmente de algo, espiritualmente son nulidades cuando no nefastas y nocivas como todas las sectas, pero peor aun, dado que engañan a muchos queriendo fingir servicio a Dios.

 “De ello emergerá lo inesperado”, lo inesperado que emerge, es la verdad evidente e innegable, así como ambas sectas prescinden de dios, Dios prescinde de ellas, entonces, sucede con el catolicismo lo mismo que sucedió con el judaísmo, se queda sin Dios en el mundo y ya no es el pueblo de Dios.

 De ahora en adelante será pueblo de Dios toda aquella alma que busque verdaderamente a Dios, que discierna Su Voluntad y lo obedezca sin distinción de raza, religión, edad, ni nada. Así como los judíos que se convirtieron aceptando a Jesús como El Mesías pasaron a formar parte del pueblo de Dios luego del Primer Paso del Señor por el mundo, los católicos que se conviertan y acepten al Señor en Su Revelación diaria, constante y personal buscándolo y obedeciéndolo, pasaran a formar parte del nuevo pueblo de Dios en el mundo.

 Recordar lo que dijo El Señor, muchos son llamados, pocos son elegidos, y no es Dios el que descarta, son las almas las que descartan a Dios orgullosamente al elegirse a sí mismas, al prescindir de Dios e impedir la Revelación, al no dejarse guiar por Él, porque Él Es La Luz Verdadera y todo el que busca y participa en la Revelación, permanece en La Luz.


Leer:

EXPLICACIÓN DE OTRAS PSICOGRAFÍAS:

1241.- PARRAVICINI, EXPLICACIÓN: “ROMA SERÁ LA MÁRTIR DE LA MARAVILLOSA CIUDAD...ISRAEL REGRESA”:

1249.- PARRAVICINI, EXPLICACIÓN: “Sobre la nueva constitución Argentina rotas las normas anteriores se levantará la mas alta montaña de malignas figuras. Todas tendrán que esconder sus fines ocultos detrás de fingidas caretas”: http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2013/10/1249-parravicini-explicacion-de-la.html

PARRAVICINI, EXPLICACIÓN: “NADIE EN EL MUNDO OBSERVA EL DETRÁS DE LAS COSAS, Y LAS COSAS ALLÍ SE PREPARAN PARA INVADIR. LLEGA EL CAOS, SE DIJO AYER Y HOY LLEGA EL CAOS Y LLEGA SION.”: http://jorgebenjaminlojo.blogspot.com.ar/2013/10/parravicini-explicacion-de-la.html

PARRAVICHINI, EXPLICACIÓN: “ROMA ESTARÁ FALTA DE NOMBRES...DESCANSARÁ”: http://jorgebenjaminlojo.blogspot.com.ar/2013/10/parravichini-explicacion-de-la.html



PARRAVICINI, EXPLICACIÓN: “LA ARGENTINA DEBE PREPARARSE PARA SUFRIR”:

PARRAVICINI, EXPLICACIÓN: “MOMENTO LLEGA A LAS PLAZAS DE BUENOS AIRES EN QUE...”:

PARRAVICINI, EXPLICACIÓN: “CLOWNES EN LA ARGENTINA GOBERNARÁN HASTA…”

PARRAVICINI, EXPLICACIÓN: “LA CLASE MEDIA SALVARÁ A LA ARGENTINA”:

PARRAVICINI, EXPLICACIÓN: “¿QUÉ?... ¡DIVERGENCIAS!, EL NUEVO PAPA SERÁ LUEGO DE ARDUAS LUCHAS INTERNAS…”:


1.- ESCLAVOS DE LA PROPIA PERVERSIÓN

 Convivimos con demonios, por mas que no los veamos, están en el mundo, se ha despoblado el infierno y pueden asolar la faz de la tierra.

 Esto ha sucedido porque se ha echado a Dios del mundo, convirtiéndose la humanidad misma en una cueva de delincuentes, nido de víboras, algo realmente abominable, repulsivo y despreciable.

 Si estamos rodeados de demonios es porque no somos diferentes, por mas que queramos creer y hacer creer cualquier cosa, la verdad es que hemos venido a ser como nuestros enemigos.

 No hicimos ni hacemos nada para librarnos de su acoso, insidia y perturbaciones, vejaciones, persecuciones, obsesiones e incluso posesiones, entonces, estamos como deseamos estar, porque nos hemos adaptado a convivir con ellos permitiéndoles que nos roben la vida y nos la entorpezcan hasta el punto de determinarla y disponerla ellos.

 Tenemos lo que merecemos porque pudiendo remediar la situación, no solo no hacemos nada para ser libres, sino que encima estamos haciendo todo lo contrario para volvernos a cada instante mas esclavos de los demonios y de todos los enemigos espirituales.

 Somos la peor clase de esclavos, aquella que se esfuerza por creer que es libre, entonces, no se empeña en serlo realmente.

 Como nos hemos apegado tanto al mundo, al materialismo y al racionalismo, ya hemos olvidado las cuestiones esenciales sobre el combate espiritual, olvidamos lo que esta escrito ya desde antiguo, “Milicia es la vida del hombre sobre la faz de la tierra”, se encuentra en el libro del Santo de Job.

 Mientras continuemos siendo tan idiotas como para interpretar tal pasaje en el sentido de que consiste en seguir peleándonos entre nosotros, vamos a seguir a merced de los demonios y de todos los enemigos espirituales que van a continuar avanzando sin remedio ni solución, contando encima, con muchos tontos quintacolumnistas orgullosos que hasta creen servir a Dios cuando odian a otros como ellos, simples humanos.

 Apegados al mundo, perdidos en nosotros mismos, olvidados de la Verdad y no buscándola, pueden satanás y los suyos hacernos creer cualquier cosa, entonces, acabamos estrellándonos unos contra otros, terminamos peleándonos, y el único ganador es él, mientras que, aunque creamos ganar al prevalecer unos sobre otros, los perdedores somos todos.

 Perdemos todos porque nos hemos olvidado de Dios, apartado de Él, entonces, estamos enterrados en tinieblas, perdidos en la oscuridad de la noche eterna que se abate sobe el mundo, aquella en la que las almas vacías, desamoradas, desoladas, se convierten en algo peor que demonios deformándose por sus ambiciones, vicios, corrupciones, perversiones, etc.

 Debemos combatir el vacío interior no haciéndonos adorar como tontos, porque ahí es donde nos convertimos en demonios. Combatimos verdaderamente el vacío y la desolación comenzando a buscar a Dios, amándolo y obedeciéndolo a Él, renunciando a la propia voluntad para buscar Su Voluntad y para colaborar en Que Se Haga-Reine-Triunfe.

 Como estamos apegados al mundo y perdidos en las tinieblas, muchas almas han olvidado a Dios, otras se alegran en odiarlo, y otras creen que lo aman cuando en realidad se sumergen en un horrendo egocentrismo narcisista donde se adoran a sí, a su orgullo-vacío-desolación, a eso que surge en su interior mientras no aman a Dios en verdad.

 Mientras continuemos negando las realidades espirituales, o sumergiéndonos en ellas guiados por ciegos, vamos a seguir estando a merced de todos los enemigos espirituales provocándonos la ruina actual y la eterna.

Leer:











2.- NOS DEVORA CUANDO NO DEVORA A OTROS

 Somos egoístas para con Dios, no lo amamos en verdad, solo y siempre pensamos en nosotros mismos y no hacemos otra cosa mas que hallarnos hundidos-perdidos en la nada inconsistente y desamorada en la que nos hemos convertido.

 Nos dedicamos a satisfacer el ego, a saciar el orgullo, convirtiéndonos por ello en ególatras narcisistas que solo cuidan su imagen-apariencia-aspecto-personalidad, y que por ello no salen ni quieren, de su abismo, no dejan de pensar siempre solo en sí.

 Como no hacemos mas que pensar en nosotros mismos, en saciar el ego, nos vemos vencidos y dominados por éste, porque nos empuja a que busquemos darle conformidad y así es como también nos inclina hacia el pasado, pues busca donde fue amado, quiere ir a lo viejo y conocido.

 Con esto se cumple lo que dijo El Señor de que ponemos la mano en el arado y miramos hacia atrás, de manera que no servimos para el Reino, no entramos en éste.

 Conspira contra nosotros el propio vacío que tenemos, el mismo abismo que generamos de egolatría, orgullo, miedo, preocupación por nosotros mismos, simplemente porque tiene animación propia y nos devora, a la vez que nos mueve y manipula imponiéndonos que le procuremos satisfacción.

 También considerar que el adversario se sirve de ese abismo de egolatría que tenemos dentro, del mismo vacío-olvido de Dios, del orgullo-amor propio donde pensamos solo y siempre en nosotros mismos, porque nos asusta, atemoriza y logra preocuparnos para que continuemos dedicándonos a satisfacernos, conformarnos y de esta manera nos apartemos de Dios y olvidemos de Él.

 Estamos dedicados-consagrados-entregados a satisfacernos, conformarnos, saciarnos, en definitiva, a continuar provocándonos la ruina que ya padecemos y que padeceremos agravada eternamente. No queremos dejar de pensar en nosotros, ni de dedicarnos a conformarnos, entonces, somos caprichosos, rebeldes desamorados obtusos y tercos que solo y siempre piensan en sí.

 Eso expone la debilidad, el miedo que nos domina-controla-somete, la ceguera en la que nos hemos hundido para acabar perdidos en tinieblas.

 Nos domina-somete la propia debilidad, el mismo miedo, la falta de amor que tenemos, y si usamos como excusa el miedo, la preocupación por sí, para no amar, estamos enroscándonos en nosotros mismos, nos perdemos en el abismo desolado de las tinieblas inconsistentes y orgullosas.

 No solo no amamos a Dios, sino que también somos tan hipócritas que fingimos hacerlo, entonces, nos privamos de Dios dos veces, llegamos a consumarnos como mentirosos incurables, verdadero ególatras herederos de judas, hijos de la muerte eterna, súbditos de satanás, almas muertas y totalmente perdidas sin remedio ni solución.

 No queremos colaborar en la Revelación de Dios, no lo buscamos, entonces, no lo recibimos, quedando así privados de Dios por voluntad y elección propia, condenados encima a tratar de conformar y satisfacer el mismo vacío-ausencia de Dios que provocamos en el interior cuando no lo queremos recibir.

 No queremos siquiera escuchar a Dios, al contrario, estamos desesperados por lograr que Dios nos escuche, mire y haga caso, que nos preste atención y obedezca, demostrando de esta manera que el orgullo-miedo nos domina y que nos hemos convertido en hipócritas peores que los fariseos, maestros de la ley, saduceos, escribas, etc., del tiempo del Primer Paso del Señor por el mundo.

 Toda la abominación la encubrimos y disimulamos con una apariencia amable, seductora, interesante, nos damos un aspecto o aire de importancia, porque queremos ser creídos en las mentiras, deseamos que otros vean nuestros delirios, estamos desesperados por lograr engañarlos para que caigan en las redes de nuestra egolatría infernal saciando-conformando el ego que nos devora a nosotros cuando no consume a otros.

Leer:





3.- FALSA ALIANZA

 Somos leales a nosotros mismos, somos fieles al orgullo, no hacemos otra cosa mas que rendirnos culto, por ello es que no salimos nunca del abismo.

 Solo salimos del abismo en el que nos hemos convertido cuando dejamos de exigir ser adorados, mirados, cuando dejamos de dedicarnos a la imagen-personalidad por la que esperamos ser salvados, es decir, adorados, servidos, obedecidos, no despreciados, etc.

 Como somos fieles al abismo que tenemos dentro, abismo de olvido y negación de Dios, estamos privados de Dios, enterrados en tinieblas y sometidos al adversario y a la muerte eterna, de manera que no podemos ver ni tener mas que miedo, preocupación por nosotros, y un consecuente desesperante y ardiente deseo de adoración.

 Nos dedicamos a saciar-conformar el deseo de adoración no viendo que es como echarle leña al fuego, ahí el ego-orgullo se acrecienta, se agranda el vacío, multiplicamos el olvido y agravamos la negación de Dios, entonces, generamos un deseo ardiente de ser adorados que es insaciable.

 Estamos horrendamente apegados a nosotros mismos, y esto es signo claro del miedo, de la preocupación por sí, de la carencia absoluta de Fe, incluso diciendo que tenemos, porque solo aparentamos tenerla, y nos conformamos con eso.

 Nos apegamos a lo que se hunde, pierde y esta irremediablemente destruido ya, es decir, nos apegamos a las costumbres que nos imponemos e inventamos buscando seguridad, queriendo tener un orden y suponiendo que por ellas tenemos el control de la vida.

 Cuando no podemos cumplir con esas costumbres, nos condenamos, nos odiamos, pues el miedo nos devora, aplasta, consume, destruye, nos acusa y castiga desesperado y preocupado por él mismo, dado que el miedo, el espíritu del vacío interior, del desamor para con Dios, nos domina para que le procuremos satisfacción.

 El miedo deja de padecer cuando nos devora, pero es ahí donde nosotros sentimos miedo, entonces nos vemos empujados a hacer cualquier cosa para tratar de aliviarlo, para conformarlo, para liberarnos, pero en realidad solo nos estamos sometiendo y lo servimos como a un dios.

 Ahí es que le miedo impera y por medio del terror con violencia mantiene su poder sobre nosotros mientras nos engaña y hace creer que estamos seguros porque controlamos, reinamos, prevalecemos. Así es como nos convertimos en esclavos de nosotros mismos, del mismo vacío y de la desolación que tenemos dentro.

 Como tontos buscamos una seguridad falsa que nos vuelve esclavos y nos condena a sostenerla siempre, no queriendo ver que estamos encerrados, que cruzando el manto oscuro de tinieblas continúa estando el sol ahí.

 Nos apegamos a lo que sucumbe, se hunde y pierde irremediablemente, o sea, defendemos y protegemos el orgullo suponiendo que eso es lo que somos nosotros, suponiendo que es un tesoro, no queriendo ver que es un abismo que nos arruina y nos condena a la muerte eterna.

 Como no amamos a Dios firme y decididamente, nos hallamos perdidos en un limbo espiritual que provocamos, simplemente porque no entramos en El Reino de Dios, nos quedamos afuera, en las tinieblas, en el desierto, con miedo, dudas y vacío, haciendo esfuerzos propios para acercarnos a Dios, pero prescindiendo de Su Voluntad.

 Al no aceptar la Voluntad de Dios, no recibimos la Fortaleza de Dios, entonces, por nosotros mismos tratamos de reunirnos con Él, pero así como lo tomamos, lo dejamos, porque carecemos de la fuerza necesaria para permanecer unidos.

 Si la unión con Dios fuese producto de aceptar Su Voluntad, Él nos retendría y no nos apartaríamos, la unión sería verdadera, hecha por Dios, y por ello, eterna. Estamos en una falsa alianza, una aparente que se cae, y somos nosotros los que falseamos la alianza porque dejamos de buscar la Voluntad Divina y de colaborar en la Revelación de Dios.


4.- SE CONVIERTE EN MENOS QUE LA NADA QUE YA ES

 El patio exterior ha sido entregado a los paganos que lo pisotearán, esta escrito desde hace mucho, pero hoy mas que nunca se cumple.

 Esto se debe a que nos hemos apartado de Dios, hemos construido sin Él, La Piedra rechazada por los constructores, es decir, hemos apagado la Revelación, echando por ello a Dios del alma, del mundo y de la religión.

 Impidiendo la Revelación, prescindiendo de Dios, inventamos, construimos castillos de arena que acaban siendo una cárcel, un verdadero castigo, porque son el signo evidente del vacío y de la desolación, de la negación y del olvido de Dios.

 Eso que construimos sin Dios, sin escucharlo, sin obedecerlo, puede ser muy bueno y perfecto humanamente, pero no deja de ser inútil espiritualmente, pasando a convertirse en nocivo, perjudicial, peligroso al final.

 Eso que construimos sin Dios, sin discernir Su Voluntad y por lo tanto, sin Obedecerlo, esta vacío y desolado, muerto y viciado, es nulo de nulidad absoluta, encontrándose por ello expuesto a los demonios, entregado o consagrado a éstos por mas que digamos, fijamos y hasta creamos que lo estamos ofreciendo a Dios.

 Es así como una vida puede acabar por convertirse en una guarida de demonios, nido de serpientes, porque en verdad se halla muerta, es desamorada, no tiene a Dios y se pudre, exponiéndose a ser tomada por demonios.

 Lo que sucede con una persona, no es diferente a lo que ocurre con el conjunto de éstas, por ello es que tanto el mundo como la religión han venido a ser guaridas de demonios, nidos de serpientes, y es por ello que todo esta consagrado o entregado a satanás y a los suyos, privado de Dios.

 Si no discernimos la Voluntad de Dios, no podemos obedecerla, y si no la obedecemos, no tenemos a Dios, y eso que hacemos es algo sin-Dios por mas orgullosos que estemos, el ejemplo claro es saulo, se hallaba mas que orgulloso de su fariseísmo, era ciego de orgullo y estaba dispuesto a matar al Señor y a los suyos.

 No somos diferentes porque no aceptamos la Revelación de Dios, no recibimos al Señor como no lo hizo saulo en su momento, entonces, aun convencidos de que servimos a Dios, acabamos persiguiendo al Señor, oponiéndonos a Él, renegando de Su Voluntad y al final, chocamos contra Él autodestruyéndonos.

 Puede satanás tomar no solo el mundo, sino que puede avanzar y dominar, conquistar y prevalecer sobre las religiones, y esto se debe a que las mismas religiones lo han buscado, no lo han combatido ni rechazado, no han amado a Dios ni han participado en Su Revelación, eligiendo de esta manera las tinieblas, el vacío y la desolación.

 Que el mundo haya prescindido de Dios y se haya opuesto a Él, es malo, pero que las religiones hayan incurrido en lo mismo, es deplorable, es la causa del vacío y de la desolación, de la ausencia de Dios y de que en el mundo no haya mas que tinieblas, una abominable desolación.

 Como hemos construido un mundo sin-Dios y religiones sin-Dios, puede el adversario tomar todo, puede asentarse e imponerse, prevalecer y servirse de mundo y religiones a su antojo haciéndose adorar y obligando a las almas a que lo sacien-conformen en su ego.

 Así es como se cumple aquello de que el patio exterior es entregado a los paganos que lo pisotearán, puede el adversario tomar aquello que se ha construido orgullosamente y sin Dios, puede hallarse él mismo ahí porque es un espíritu de orgullo en esencia, en su inmunda esencia.

 La verdad es que no se lleva mas que los despojos de Dios, una limosna, lo que esta podrido, porque es un maldito carroñero, una hiena salvaje, una abominación insaciable que no hace mas que dedicarse a saciar su siempre creciente ego-orgullo, y si el ego-orgullo es nada y menos que nada, es evidente que no deja de esforzarse por convertirse en menos que la nada que ya es.

Leer:



25.- CAUSA DE CAÍDA: REVELACIÓN DE LA UNIÓN HIPOSTÁTICA: http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2013/04/25-causa-de-caida-revelacion-de-la.html




5.- NO LO QUEREMOS RECIBIR

 Por miedo, costumbre y desamor las almas se resisten a prestar atención a Dios, continúan convirtiéndose en desamoradas orgullosas que no hacen otra cosa mas que pensar en sí y dedicarse a satisfacer-conformar su orgullo abismal y siempre creciente.

 No prestando atención a Dios, la debida atención, no escuchándolo, no dejándose Guiar por Él, acaban las almas perdidas y enterradas en tinieblas aun no queriendo, incluso teniendo buena voluntad, y es que tal cosa se la merece su falta de un verdadero y firme amor a Dios.

 Como las almas no ofrecen un real santo sacrificio de sí, se privan de Él incluso hablando todo el tiempo sobre Dios, pues en realidad, en esencia, continúan dedicada o consagradas a sí mismas, honrando a Dios con los labios, no con el corazón.

 No amando a Dios como es debido, convirtiéndose las almas en mediocres espirituales, se colocan a sí mismas en un limbo espiritual en el que no pueden hacer otra cosa mas que sufrir. Sufren porque están privadas de Dios, se autoconsumen y se exponen a los enemigos espirituales que aprovechan para destrozarlas.

 Perdidas en tinieblas las almas continúan insistiendo orgullosamente con que tienen fe, creen en Dios y lo aman, hasta dicen que lo sirven, pero la verdad es que no hacen mas que dedicarse irremediablemente a buscar la propia satisfacción, conformidad, es decir, saciedad para su ego.

 Las almas que se encuentran en este estado no están perdidas, pero padecen como si lo estuvieran, exponiéndose por ello a perderse, dado que los tormentos, el cansancio y la debilidad, conspiran para que acaben por abandonar la fe y enterrarse definitivamente en el abismo.

 Deberían hacer un esfuerzo por dejar de defender su orgullo, por dejar de valerse por sí, por aceptar que necesitan de Dios y buscar así al Salvador, al Mesías, recibiendo la Revelación-Don de Dios, pero como no lo hacen, se están perjudicando y exponiendo a perjudicarse aun mas sin remedio ni solución.

 Se esfuerzan las almas por permanecer en el limbo espiritual donde orgullosamente creen que sirven a Dios y que lo hacen mejor que otros, exponiéndose por ello a peligros muy grandes, proporcionales a su orgullo, a su amor propio y consecuente proporcional desamor a Dios.

 De esta manera pasan por el mundo como por el desierto, privándose de Dios, mirándolo de lejos, por detrás del velo o manto de neblinas que no se animan a romper para confiar verdaderamente en Dios y tenerlo.

 Son las misma almas las que desean permanecer postradas, enterradas y perdidas en el desierto, en el abismo de la desolación, en sí mismas, privándose de Dios, no entrando en su Reino, simplemente porque no quieren amar a Dios en verdad, porque no quieren confiar en Él realmente, es decir, porque continúan prescindiendo de Su Revelación.

 Como continúan prescindiendo de la Revelación de Dios, las almas continúan perdidas en las tinieblas de su estulticia, pues se acabarían y disiparían las tinieblas si aceptasen a Dios, si recibieran Su Revelación, El Pan Vivo Bajado del Cielo.

 Todos tenemos la posibilidad de entrar en El Reino de Dios ahora, de salir d las tinieblas, de volver a la vida-comunión con Dios, pero si no lo hacemos, si continuamos prescindiendo del Don de Dios, de Su Revelación, seguimos privándonos de Él, impidiendo la Segunda Venida y condenándonos a esperar lo que nunca va a llegar, simplemente porque no lo queremos recibir.

 Como queremos creer lo que se nos ocurre sin escuchar a Dios, quedamos encerrados en las tinieblas que merecemos con Justicia porque no queremos recibir al Señor, Su Revelación, el Don de Dios, Su Presencia Viva en y entre nosotros.

Leer:











6.- SAL DE ELLA PUEBLO MÍO

 Estando en nuestros cabales no comeríamos veneno, tampoco cosas que han vencido hace tiempo y se hallan en avanzado estado de descomposición, como tampoco lo haríamos con alimentos adulterados, sin embargo, respecto de la religión, obramos al revés no considerando siquiera que el alma se pierde irremediablemente.

 Significa esto que continuamos apegados a las religiones, defendiéndolas, cuando son claramente indefendibles, cuando se han vuelto la abominación desoladora por elección propia entregándose por ese camino a la ruin total e irreversible.

 Han llegado a ser algo anacrónico, ya no tienen lugar en el mundo, y menos aun cuando han traicionado a Dios impidiendo Su Revelación, apagándola, combatiéndola, persiguiéndola, condenándola, etc.

 Ve El Señor el de amor en las almas y por ello no puede entrar en éstas, no pudiendo admitirlas tampoco en Su Reino, pero si advierte buena voluntad atada dentro de esos límites, debe colocar a tales almas en el limbo, en aquello que buscan y quieren.

 Es difícil para Él, porque para Él es gusto Salvar, hacer mucho bien a las almas que ama tanto, pero es lo que éstas han elegido y merecido, de manera es lo que tienen, con el agravante de resistirse a ver la realidad y de esforzarse por creer la mentira.

 El Señor permite que se encuentren en ese estado de limbo espiritual porque ahí tienen la oportunidad de abrir los ojos, de ver y aceptar la situación en la que se hallan generando una voluntad o deseo de salir, pudiéndolas ahí rescatar como hizo con San Pedro cuando le dijo, “¡Salvamente Señor!, porque me hundo”.

 Están atadas las almas a sus ideas, no abandonan el orgullo y se resisten a aceptar la Verdad, rechazando por ello al Señor Que Es La Verdad misma, sin embargo, mientras realizan esto propio de cabezas duras, hay algunas almas que no tienen mala intención, mala voluntad, no mereciendo por ello las tinieblas del castigo, de la absoluta y abominable desolación.

 Es un tiempo único el que tienen para poder optar, elegir, decidir, una gracia inmerecida en la que El Señor quiere sacarlas de su autoencierro miedoso-orgulloso, pero tal gracia tiene un tiempo, tiene fecha de vencimiento, pasado ese milagroso don de Dios, quedarán atrapadas las almas en las tinieblas a las que continúan apegándose, donde quieren convencerse de que se hallan seguras mientras no terminan de elegir a Dios como debieran, como incluso dicen, creen y fingen hacerlo.

 Éstas son las almas tibias a las que se refería El Señor en el Apocalipsis, aquellas que dijo que vomitaría irremediablemente si no se mueven para salir del abismo de su postración hipócrita y desamorada, y además, tal cosa no sería castigo, sino consecuencia de la elección orgullosa del alma.

 Son las mismas almas las que continúan eligiendo permanecer en esas tinieblas, manifestando de esta manera que no quieren amar a Dios ni recibirlo, entonces, demuestran merecer padecer los engaños y embustes del adversario, así como sus tormentos y las consecuencias de la falta de Dios que se provocan mientras continúan insistiendo con defender su orgullo.

 Así es como vemos que el adversario ha llegado a penetrar en las religiones y a cambiar doctrinas y espíritus ofreciéndose y exponiéndose él mismo para ser adorado, servido y obedecido en el lugar de Dios. Eso se ve reflejado en la perversión, corrupción, abominación, deformidad, etc., que se advierte en las religiones, donde los fieles deberían ver que Dios ya no esta ahí.

 No estando Dios ahí, no tiene mas sentido permanecer ahí adentro, es solo exponerse a los engaños y embustes de satanás, es entregarse a la muerte eterna y perderse irremediablemente para siempre porque es algo voluntario, querido y deseado.

 No tiene mas sentido que las almas continúen atándose o aferrándose a aquello que se hunde de cabeza en el abismo y acaba convirtiéndose en cualquier cosa menos en algo bueno, o siquiera inocuo. Simplemente considerar lo que dice o advierte El Señor en el Apocalipsis, “Sal de ella pueblo mío”, refiriéndose a la caída de babilonia.

 No solo la iglesia católica corrompida hasta la médula y dividida, partida en dos es la prostituta del Apocalipsis, lo es toda la humanidad vanidosa y viciosa sin Dios, y lo son todas las religiones que no son diferentes, que son demasiado iguales en esencia, es decir, que no aman a Dios sino que se preocupan por sostener su negocio.

Leer:












97.- LA GRAN CRUZ BLANCA Y LA SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR: http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2013/04/97-la-gran-cruz-blanca-y-la-segunda.html


7.- NO PASAN LA PRUEBA

 Como no amamos a Dios ni lo obedecemos, como no buscamos Su Voluntad ni colaboramos en Que Se Haga-Reine-Triunfe en nuestra vida, continuamos generando vacío, ausencia de Dios, el efecto normal de la negación a Él.

 Ahí es que sentimos miedo y preocupación, motivo por el que continuamos generando mas negación y oposición a Dios, mas rebeldía caprichosa atándonos de esta manera al adversario, encadenándonos a sus caprichos.

 En ese vacío, en esa desolación que nos provocamos al negarnos a Dios, al no buscarlo, al no aceptar Su Palabra-Revelación, puede presentarse el adversario, la serpiente inmunda, y es ahí donde quiere seducirnos, encantarnos, donde miente y le creemos porque dice lo que deseamos escuchar.

 Nos quiere convertir en dioses, pero a su manera, desea empujarnos a un camino de egolatría sin regreso donde fingir que amamos a Dios, pero donde nos rendiremos culto a nosotros mismos, de manera que, si no hacemos un esfuerzo por rechazarlo y por volver a Dios, acabaremos enredados en sus mentiras, perdidos en sus embustes y entregados a satisfacerlo a él creyendo que obramos por y para nosotros, porque es un hábil manipulador el maldito.

 Simplemente debemos dejar de ser miserables para con Dios, abandonar la mezquindad donde fingimos que le dedicamos la vida y que le prestamos atención mientras que en realidad somos unos ciegos desamorados preocupados por ser adorados.

 Considerar que, el adversario ha conquistado las religiones y se ha asentado en las cúspides del mundo, entonces, se hace servir, adorar y obedecer, exige ser adorado, reconocido, aceptado. Las almas que continúan dando su vida a las religiones, no se la están dando a Dios como creen, sino que se la entregan a satanás y a la muerte eterna, padeciendo por ello un gran vacío, una abominable desolación, que no es castigo de Dios ni maldad suya, sino que es la consecuencia de lo que han elegido.

 Es hora de un éxodo espiritual, de salir del abismo de las religiones corruptas y entregadas a satanás para comenzar a buscar a Dios en verdad, atravesando el desierto purificador, aprendiendo a convivir con Dios, a buscar y discernir Su Voluntad para poder Obedecerla, recibiendo de esta manera Su Revelación diaria y constante, El Verdadero Pan Vivo Bajado del Cielo para dar Vida a quienes lo reciban.

 Quienes no lo buscan, no lo reciben, entonces, no tienen vida, solo reptan sobre la faz de la tierra.

 Ya las religiones no tienen salvación posible, son anacrónicas, son del pasado, se han vencido, han demostrado no ser mejores que el mundo, sino peores, entonces, han demostrado elegir a satanás como dios y rey, y eso es lo que tienen, de manera que, mienten, engañan y son embuste cuando dicen y fingen que aman a Dios o que es Dios el que se preocupa por los intereses y ambiciones de las personas que se exponen a sus fraudes.

 Las almas tontas todavía desean hacer gala de su orgullo, exponer su vacío y desolación, como reniegan de Dios oponiéndose a Su Voluntad, impidiendo la Revelación y entregándose a la muerte eterna mientras sirven a satanás y colaboran con su reino.

 Debido a que el adversario se ha asentado en las religiones, termina de hundirlas en el abismo, pues con el peso de su inmundo ser, las destruye, aniquila, deforma, estropea, porque todo lo que toca lo corrompe y arruina.

 Viendo él mismo que esta desintegrándose lo que ha tomado para hacerse adorar, que no es mas que un cadáver en avanzado estado de descomposición, busca desesperados adictos-clientes para succionarles la vida, para tomarlos y ponerlos a su disposición exigiéndoles que trabajen hasta consumirse para sostener la farsa de la religión.

 Tonos son las almas que eligen dar su vida a satanás y a la muerte eterna, que desean perderla mientras se esfuerzan por engañarse a sí mismas, a otras y a Dios cuando tratan de creer y hacer creer que sirven a Dios, siendo que ya se ha vuelto groseramente evidente que Dios no esta ahí.

 El problema es que las almas no pasan la prueba de la Venida del Señor, notar lo que ocurrió en Su Primera Venida, almas que decían ser sumamente religiosas y que fingían ser piadosas, fueron las que condenaron al Señor, lo persiguieron, se opusieron a Él y lo mataron.

 Esas almas debían exterminar su orgullo, no la Revelación Divina, y eso es lo que ha ocurrido en estos tiempos, se ha apagado la Revelación de Dios, se la ha impedido por completo, entonces, las almas demuestran que no pasan la prueba de la Segunda Venida, quedando voluntariamente atrapadas en sus tinieblas, encerradas en el limbo, perdidas en el abismo del desamor que desean tener para con Dios.

 El Señor no se ata a quienes desean permanecer atados a su orgullo, continúa su camino, sigue avanzando con quienes desean recibirlo y obedecerlo, por ello es que la evolución verdadera de la humanidad, la espiritual, continúa en aquellas almas que buscan la Voluntad de Dios, renuncian a la propia y realizan así un Santo Sacrificio para Que Se Haga-Reine Triunfe la Voluntad de Dios en su vida, en la tierra como en El Cielo.


Leer:








97.- LA GRAN CRUZ BLANCA Y LA SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR: http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2013/04/97-la-gran-cruz-blanca-y-la-segunda.html


114.- EL GRAN MILAGRO Y LA REVELACIÓN DE LA DIVINA MISERICORDIA: http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2013/05/114-el-gran-milagro-y-la-revelacion-de.html





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

COVID-19, LA PANDEMIA EXISTE SOLO EN TELEVISIÓN

  COVID-19, LA PANDEMIA EXISTE SOLO EN TELEVISIÓN       Le resulta imposible al gobierno sostener la falacia de la pandemia , por e...