13 de noviembre de 2013

1476.- NOCIONES BÁSICAS DE COMBATE ESPIRITUAL



1476.- NOCIONES BÁSICAS DE COMBATE ESPIRITUAL

 ‘Vos sos nada y merecés tener nada’, dice el adversario con odio, furia, rabia, despreciando, queriendo humillar a las almas.

 Esto lo hace por orgullo, esta lleno de amor propio, no soporta ver a nadie, pero en el fondo, es por pura cobardía, es una clara obra del miedo, de la exclusiva preocupación por sí.

 Tiene miedo, esta encerrado en él mismo, por ello es que se desespera por vencer, imponerse y prevalecer, trata de destacarse, hacerse ver, llama la atención, busca las miradas, no soporta ser ignorado o pasar desapercibido, y todo esto porque tiene miedo, hasta odia la idea de no ser adorado.

 El miedo a ser ignorado, no adorado, a que no le presten atención, lo domina, somete, por ello es que se desespera por prevalecer e imponerse, con tal de evitarlo, huir de la misma idea de no ser adorado, hace cualquier cosa, entonces, también es un maldito esclavo ciego de orgullo que no hace mas que temer por sí y dedicarse a sí sin ver que en realidad, se dedica al orgullo y se entrega al miedo.

Tiene el adversario, satanás, tres cosas a su favor para destruirnos, una es que sabemos nada y nos importa poco sobre la verdadera vida, la vida espiritual y el combate espiritual que conlleva.

 La segunda cosa que tiene a su favor es que decimos saber, creemos saber, estamos satisfechos, orgullosos, contentos con lo que decimos y creemos saber, entonces, perdemos tiempo admirándonos a nosotros mismos.

 La tercera cosa que tiene a su favor el adversario, satanás, para destruir a la humanidad es que nos hemos vuelto delirantes de orgullo, cerdos viciosos a los que les importa nada de nada, y que encima presumen sin cesar de grandeza, omnipotencia y perfección, hallándonos enteramente dedicados al orgullo, totalmente empeñados en perder el tiempo, ignorando por completo a Dios y aceptando cualquier doctrina que anda circulando por ahí.

 No escuchando a Dios Que Es La Verdad, es lógico que acabemos creyendo cualquier mentira, pueden el adversario y el mundo decir lo que se les ocurra que les vamos a creer, nos vamos a dejar engañar, simplemente porque queremos ser engañados. Queremos ser engañados porque no buscamos La Verdad, no buscamos La Revelación de Dios.

 Ignorantes de las Verdades Espirituales, la mayoría de las almas suponen que el combate espiritual es cosa de cuentos, fantasías, televisión, computadoras, o peor, que es como ahí, en las adoctrinadoras satánicas aprenden.

 Suponen las almas ignorantes que van a combatir a los enemigos espirituales con espadas, escudos, etc., no haciendo de esta manera otra cosa mas que demostrar que permanecen en las tinieblas de la ignorancia colaborando indirectamente con el mismo adversario que deberían combatir.

 La esencia del combate espiritual es crecer espiritualmente, si perdemos tiempo peleando inútilmente con los enemigos espirituales, ganan ellos, simplemente porque logran lo que quieren, obtienen su victoria, consiguen su objetivo.

 Lo que desean los enemigos espirituales es que no amemos a Dios, que no lo miremos, que no le prestemos atención, y eso es lo que acabamos haciendo de dos maneras, o bien porque nos dedicamos a alimentar el ego llenándonos de amor propio y convirtiéndonos en orgullo, y otra perdiendo el tiempo peleando inútilmente contra los enemigos en miles de batallas sin obtener victoria decisiva.

 Podemos vencer a satanás y sus demonios una y otra vez, podemos derrotarlos, someterlos, pero al final, podemos perder humillantemente la guerra, y esto se debe a que, acabamos haciendo lo que los demonios quieren, no amar a Dios, no mirarlo, no prestarle atención, no escucharlo, y por ello, no obedecerlo.

 Si no obedecemos a Dios, nos convertimos en rebeldes, y si somos rebeldes, somos demonios, hijos de la perdición, herederos de judas, traidores a Dios.

 Esto ocurre incluso con quienes dicen y creen amar a Dios, servirlo, seguirlo y obedecerlo, andan ciegos de orgullo, encerrados en sus delirios, perdidos en sus caprichos y no hacen otra cosa mas que colaborar con el progreso del reino del adversario en su alma y en el mundo.

 Tenemos que vencer y humillar a satanás, y conseguimos tal cosa solo cuando Obedecemos a Dios y no somos rebeldes como él, y es ahí que alcanzamos la Libertad Verdadera, recibimos la Paz del Señor y permanecemos en La Luz creciendo y evolucionando en El Amor, pues buscamos la Verdad, la elegimos y atesoramos.

Leer:

EL COMBATE ESPIRITUAL HOY:


ENEMIGOS ESPIRITUALES DE HOY:

21.- LOS ENEMIGOS ESPIRITUALES:

PENTAGRAMA DE COMBATE ESPIRITUAL:


EL COMBATE ESPIRITUAL, ¿En qué consiste hoy?:

CLASES DE DEMONIOS:

ASPECTOS PSICOLÓGICOS DEL COMBATE ESPIRITUAL:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

COMBATE ESPIRITUAL. EL VICIO TIENE ANIMACIÓN PROPIA

COMBATE ESPIRITUAL. EL VICIO TIENE ANIMACIÓN PROPIA   El vicio, eso malo que se ha generado en nosotros, tiene animación propia, n...