13 de noviembre de 2013

1478.- UNIÓN DE IGLESIAS, EMBUSTE MASÓN



1478.- UNIÓN DE IGLESIAS, EMBUSTE MASÓN

 Siempre Dios Habla, Advierte, Llama, Avisa, porque quiere evitar lo que nos empecinamos en buscar, pero nos hemos vuelto unos tontos caprichosos obtusos que reniegan una y otra vez de Dios.

 Dios avisa, lo hace como Dios y Señor, porque quiere Nuestro Verdadero y Eterno Bien, pero hacemos caso omiso de sus advertencias, llamados, incluso hasta de sus pedidos, porque cuando pide algo, no lo pide porque lo necesite, sino porque nosotros lo necesitamos y a nosotros nos conviene.

 No hemos querido escuchar a Dios, ni queremos hacerlo tampoco, entonces estamos como queremos estar, permanecemos en el abismo que deseamos conocer, sucumbimos en las tinieblas que hemos buscado, querido, preferido, construido, etc.

 Dios ya hizo todo lo posible, y hasta lo imposible por evitarnos la hora que estamos empecinados en alcanzar, entonces, eso es lo que tenemos, lo que conocemos y lo que padeceremos, y no es Dios injusto, ni castigador, sino que es Dios y con Justicia no es esta dando lo que buscamos, queremos, deseamos.

 Hay un misterio desconocido que ha ocurrido en Huerto de los Olivos, El Señor padeció lo indecible para tratar de Salvar a las almas, incluso a las que eligieron perderse, y es de ahí que ha sudado Sangre.

 Sudó Sangre porque Su Humanidad se resistía, oponía a Su Divinidad, y fruto de esa resistencia, era su padecimiento.

 Lo que Su Humanidad quería era Salvar a todas las almas, incluso a las que querían perderse y se ofrecía a padecer no solo una Pasión como la que tenía delante, sino varias para lograr tal cosa, era un exceso de Amor Humano.

 Lo que Su Divinidad quería era respetar la voluntad de perderse que tenían y tendrían muchas almas a lo largo del tiempo. Finalmente, cedió diciendo, “Que Se Haga Tu Voluntad, Padre”.

 Comprender acá lo que ocurre en las almas y en el mundo, hay un exceso de amor humano, una deformación que tiende a ser infernal ya, un bastardeo de la Divina Misericordia donde todo pasa a estar bien o a no ser malo, a encontrarse permitido, felicitado, aprobado y hasta deseado-buscado como bueno o ideal, justo y necesario.

 En estos tiempos avanza la consumación de una sola religión mundial que reúna a todas las religiones en una dando origen a un sincretismo que en el fondo no es mas que satanismo.

 Puede ocurrir, puede suceder, simplemente porque las religiones en esencia han llegado a ser similares, han llegado a convertirse en lo mismo, sectas, no religiones, porque funcionan como empresas y no aman a Dios, no buscan Su Revelación, y por lo tanto, no lo obedecen. Si no lo obedecen, mucho menos pueden enseñar a obedecer a Dios.

Quieren creer las almas que esta bien tal fusión, porque, como siempre, se habla de igualdad, unidad, fraternidad, etc., pero no se pueden mezclar peras y manzanas, son dos cosas diferentes por mas que ambas sean frutas.

 Genéticamente se alteran los alimentos, por ello una pera bien puede tener genes de manzana, o de chancho, y la verdad es que en las religiones ha ocurrido lo mismo, una adulteración, modificación, transformación, y es así que en esencia han llegado a ser lo mismo, diferentes expresiones de la nada, de la negación de Dios y la oposición rebelde orgullosa contra Él, el imperio del amor propio.

 Como en esencia llegaron a convertirse en lo mismo las religiones, puede ocurrir la fusión de éstas, como sucede con empresas que se fusionan bajo el dominio de una sola, aunque mantienen el nombre, la marca.

 Se fusionan esas infiltraciones masónicas en las religiones, o sea, lo que la masonería ha construido dentro de cada religión, se une, reúne, forma una nueva cosa.

 Esto no es diferente a lo que hicieron con las empresas, notar que son muy pocas empresas las que dominan-controlan la economía mundial, lo que implica que un muy reducido número de personas son dueñas de todo.

 Las personas continúan observando las marcas, las apariencias, mientras que ignoran que empresas antagónicas son de los mismos dueños, y lo mismo sucede en las religiones, las infiltraciones masónicas, aquello que construyeron, elevaron y encumbraron adentro de cada religión, son aparentemente opuestas, pero en esencia, son una misma cosa.

 En esencia las religiones adolecen del mismo pecado, negar la Revelación, impidiendo de esta manera la Presencia de Dios, entonces, son hipócritas, embusteras, traidoras, herederas de judas, venden al Señor por tratar de conseguir dinero, poder, dominio, un terreno en el mundo, o el mundo entero.
..................

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

COVID-19, LA PANDEMIA EXISTE SOLO EN TELEVISIÓN

  COVID-19, LA PANDEMIA EXISTE SOLO EN TELEVISIÓN       Le resulta imposible al gobierno sostener la falacia de la pandemia , por e...