17 de noviembre de 2013

1504.- ¿HAY ALGO BUENO EN satanás?



1504.- ¿HAY ALGO BUENO EN satanás?

 ¿Hay algo bueno en satanás?, por supuesto que no, de ninguna manera es posible, pero sí podríamos reconocerle que su estrategia para conquistar las religiones ha tenido éxito, y como siempre es lícito aprender del enemigo porque la experiencia propia llega tarde y cuesta cara, deberíamos observar lo que hizo.

 No solo conquistó las religiones, si no que las doblegó, sometió y humilló constituyéndose en su rey, señor, verdadero dueño, llegando en estos tiempos a tener tal capacidad de disposición que no es comparable a nada, ni siquiera Dios ha podido contar con religiones siempre dispuestas a responder a sus inspiraciones.

 Primero corrompió a los líderes, luego éstos cambiaron la doctrina adaptándola a su perversión, y es así como modificaron leyes y conductas pasando a llamar ‘religión’, a lo que en realidad se convirtió en un inmundo y repulsivo culto satánico, un culto a la imagen-personalidad-yo-ego-orgullo.

 El final es lo que ocurre ahora, todo lo que estuvo mal, solo por acuerdo de voluntades pasa a estar bien, dejando de esta manera los fieles a Dios de lado, apagando la Revelación, convirtiendo a las religiones en el fruto de un acuerdo común y de prácticas cómodas en donde Dios no puede decir la verdad, no puede Revelarse, la verdad la pasa a establecer la humanidad a su gusto y comodidad.

 Un ejemplo de la hipocresía religiosa de estos tiempos es lo que sucede en la iglesia católica, donde uno de los dos líderes que se disputan el poder de ésta, quiere imponer reformas revolucionarias por medio de consultas populares.

 Acá se nota claramente la mano de satanás, primero corrompió las autoridades, luego corrompió al pueblo por medio de éstas, y al final, entre ambos, pueblo y autoridades, imponen las leyes que dicen que son culto, religión, espiritualidad, etc.

 Eso que dicen que es religión es la abominación de la desolación, porque es la mas absoluta negación de Dios, la mas completa rebelión contra Su Voluntad, una verdadera revolución religiosa. Recordar el viejo axioma, “No se impone una dictadura para defender una revolución, se hace una revolución para imponer una dictadura”.

 Comprender acá, sucede dentro de la religión lo mismo que en las naciones, la parodia eleccionaria no es signo de que hay democracia, es un cuento-engaño para confundir al pueblo, el resultado esta digitado desde antes. La consulta popular es solo una excusa para imponer la reforma que desde antes quisieron hacer quienes accedieron al poder por la fuerza.

 Cuando en las religiones imponen reformas muy revolucionarias, que las llegan a deformar de tal manera que no solo se vuelven irreconocibles, sino que se pasan para el otro lado y llegan a ser satanistas, estamos ante el fin del mundo.

 Es el fin del mundo conocido, es la abominable desolación, el ídolo invasor instalado en el templo. El templo debe entenderse como el amor y la adoración dadas a Dios, por ello es que indirectamente se da a satanás cuando muchas almas creen adorar a Dios.

 Es el caos y la desolación, es la mas abominable inmundicia jamás conocida por la humanidad, peor cosa no podía suceder, satanás accediendo al poder, tomando el control, asumiendo el control total, imperando no solo en el mundo, sino también en las religiones que han sido convertidas en satanistas.

 Puede el adversario deformar las religiones porque primero ha deformado a las almas, entonces, después pudo lograr que éstas almas abominables, desoladas, sin-Dios, orgullosas, se encumbren en las religiones y las conviertan gradualmente, pero sin pausa ni retroceso en satanistas, es decir, que las lleven a adorar a satanás, de manera que las religiones ya no consagran almas a Dios sino al adversario.

Leer:








No hay comentarios.:

Publicar un comentario

COVID-19, LA PANDEMIA EXISTE SOLO EN TELEVISIÓN

  COVID-19, LA PANDEMIA EXISTE SOLO EN TELEVISIÓN       Le resulta imposible al gobierno sostener la falacia de la pandemia , por e...