25 de noviembre de 2013

1580.- EN LA OSCURIDAD DE LOS TIEMPOS LAS ALMAS SE DEFORMAN



1580.- EN LA OSCURIDAD DE LOS TIEMPOS LAS ALMAS SE DEFORMAN

 Como estamos totalmente dedicados a nosotros mismos, no nos importa nada de nada ni de nadie, solo y siempre queremos continuar dedicados a satisfacernos, conformarnos, saciarnos, etc.

 Nos quejamos de la indiferencia y egoísmo ajeno, pero nos estamos viendo en un espejo, no somos mejores, ni siquiera diferentes, estamos horriblemente centrados en nosotros mismo y no hacemos mas que pensar en el orgullo dedicándonos constantemente al ego.

 Los males, los padecimientos y sufrimientos que nos ahogan, no son causados por otros tan principalmente como queremos creer odiándolos y acusándolos, responsabilizándolos y queriéndolos ver como culpables.

 Lo que padecemos se debe a que estamos separados de Dios, vacíos de amor, llenos de inmundicias y podredumbres que nos devoran, consumen, que son como gusanos o parásitos atormentándonos y administrándonos la muerte.

 Mientras seguimos acusando y responsabilizando a otros, la verdad es que continuamos generando podredumbre, furia, odio y maldad, entonces, seguimos provocándonos la ruina que nos atormenta, hace padecer, lo que usamos luego para culpar y responsabilizar a otros.

 Notar el círculo vicioso en el que caemos, culpa-acusamos-responsabilizamos a otros por lo que padecemos cuando en realidad lo sufrimos porque odiamos, acusamos y no perdonamos.

 Seguimos atados en el mundo, continuamos encadenados en tinieblas, alejados de Dios aun mientras hablamos de Él todo el tiempo y hasta aun fingiendo que lo amamos y creyendo que es verdad tal hipocresía.

 Mientras no busquemos a Dios en verdad, vamos a continuar padeciendo su ausencia, vamos a seguir echando raíces en el mundo, van a continuar echándonos encima lazos desde el infierno, de manera que no saldremos de las tinieblas.

 No saliendo de las tinieblas, vamos a continuar deformándonos, estropeándonos, transformándonos a imagen y semejanza del adversario, porque en la oscuridad de los tiempos, las lamas que no aman a Dios verdaderamente, se convierten en demonios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA Explicación de los pasajes bíblicos: Águila que ...