22 de diciembre de 2013

1785.- LA LIBERTAD PROCEDE DE DIOS



1785.- LA LIBERTAD PROCEDE DE DIOS

 No sabemos lo que Dios hace, ni como lo hace, no entendemos, somos ciegos, no comprendemos, por ello, terminamos oponiéndonos como tontos, colaborando de esta manera con satanás.

 Si bien no sabemos lo que Dios hace ni como lo hace, deberíamos prestarle atención, así es como pasaríamos a entender, comprender y a colaborar, o al menos, a no estorbar.

 Debemos aprender a discernir la Voluntad de Dios, a buscarlo y seguirlo, a colaborar y favorecer en Su Revelación, porque ahí es donde Dios mismo nos va Guiando para que no nos perjudiquemos a nosotros mismos, para que no conspiremos con satanás provocándonos la ruina como acostumbramos.

 Si levantamos la cabeza, si miramos al Señor, si lo buscamos, Él Viene-Vuelve a nosotros, Se Revela Donándose, y no hay mayor Bien que pueda hacernos, Es Él Mismo El Que Viene, es a Él mismo a quién recibimos.

 Esto es posible si lo buscamos, si discernimos Su Voluntad, si lo aceptamos y lo recibimos, de lo contrario, continuamos sumidos en tinieblas, perdidos en el abismo de la egolatría narcisista infernal preocupándonos por nosotros y olvidándonos por completo de Dios.

 Dios no se niega, no es mezquino ni miserable, al contrario, quiere darse-donarse a nosotros, pero no lo queremos recibir, no nos interesa, continuamos dando vueltas por el mundo y perdiéndonos tras cosas inútiles.

 Hasta quienes dicen buscar, seguir o servir a Dios, no se interesan por Él ni le prestan atención, ¿Cuántas almas buscan la Voluntad de Dios?, ¿Cuántas almas hacen un real discernimiento de Su Voluntad Revelada en el caso particular, puntual, real?, ¿Hay alguien que realmente se deje Guiar por Dios en el mundo obedeciéndolo hasta en lo mas simple?.

 No le hemos dado a Dios la debida libertad, entonces, no tenemos libertad, porque Él no pudo liberarnos. Le damos libertad a Dios cuando decimos, “Que Se Haga Tu Voluntad, Señor”, y cuando colaboramos en que eso sea efectivo, en Que su Voluntad Se Haga-Reine-Triunfe.

 Si le hubiésemos dado a Dios la debida libertad para que disponga como El Señor Verdadero Que Es, para Que Haga Su Voluntad y Reine-Viva en nuestra vida, tendríamos libertad, tendríamos Vida, tendríamos a Dios, pero como nos hemos comportado caprichosamente queriendo que Dios haga nuestra voluntad, no tenemos vida, ni libertad, ni Dios.

 No tenemos a Dios, en el fondo hemos llegado a ser narcisistas que se rinden culto a sí mismos, que guardan sus propias costumbres y que hipócritamente fingen amar a Dios cuando en realidad no lo hacen, cosa que se pone en evidencia en que no buscamos Su Voluntad ni colaboramos en Que Se Haga-Reine-Triunfe.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

GRAN AVISO, APAGÓN EN EL CONO SUR, CONSIDERACIONES

GRAN AVISO , APAGÓN EN EL CONO SUR, CONSIDERACIONES 1.- Para meditar: En el domingo de la Santísima Trinidad , Argentina ...