22 de diciembre de 2013

1795.- SOLO PUEDE LLEVARNOS EN UNA DIRECCIÓN



1795.- SOLO PUEDE LLEVARNOS EN UNA DIRECCIÓN

 Lo mejor que podemos hacer en el mundo es amar a Dios, buscarlo, servirlo, obedecerlo, porque eso es aprovechar el tiempo usándolo como lo debemos emplear, para lo que hemos nacido par alo que fuimos creados.

 Si no miramos a Dios, si no discernimos Su Voluntad, no podemos obedecerlo, entonces, no lo amamos verdaderamente, de manera que pasamos por el mundo perdiendo el tiempo, dedicándonos a nosotros mismos, al ego-orgullo-abismo.

 Conformando el abismo de egolatría que se genera en el alma cuando renegaos de Dios, lo único que hacemos es darle poder sobre nosotros, reconocerle una capacidad de disposición, entonces, terminamos sometidos, rendidos, dominados, esclavizados.

 En esa rebeldía-olvido-negación de Dios entra el adversario, pudiendo dirigirse al alma, imponiéndole su pensamiento-sentimiento, haciéndose dueño, constituyéndose en su señor, y pudiéndola utilizar como si de una cosa de su propiedad se tratase, es decir, a su antojo.

 Estamos orgullosos de nuestro ‘yo’, no viendo que es un soberbio delirante impregnado del espíritu del adversario, olvidado de Dios que solo piensa en sí mismo, en la satisfacción que desea obtener.

 La rebeldía contra Dios es desamor para Él, es un abismo en donde el adversario se cuela, infiltra, mete, donde puede penetrar en el alma, donde se hace presente para tentarla, engañarla, seducirla, atraparla.

 En silencio, sigilosamente va echando redes, tendiendo trampas, tratando de sujetarnos, atraparnos, manipularnos, queriendo apropiarse de nuestra vida, indicándonos como debemos disponer de ella.

 Ahí esta el problema, cuando nos dejamos guiar por los caprichos, ambiciones, etc., no buscando la Voluntad de Dios, porque es todo eso lo que satanás usa para que creamos que es por nosotros cuando en realidad es por él que hacemos todo lo que ejecutamos en rebeldía contra Dios.

 No consideramos que esa voluntad propia esta controlada, determinada, dirigida, regida, manipulada y hasta impuesta por el adversario, no queremos ver la realidad al contrario, nos entregamos con gran deseo a lo que nos ha movido querer, desear, buscar.

 Se presenta en el alma como ambición, deseo, por ello es que debemos prestar atención a Dios, salir de nosotros mismos, comenzar a buscar a Dios, de lo contrario estamos aceptando los lazos que impone satanás, aferrándonos a éstos y defendiéndolos, no viendo que solo pueden conducirnos en una dirección, al infierno, a la perdición eterna en las tinieblas donde ese cerdo maldito se halla.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA Explicación de los pasajes bíblicos: Águila que ...