24 de diciembre de 2013

1801.- SUSTITUCIÓN DE JESÚS, VERDADERA Y FALSA



1801.- SUSTITUCIÓN DE JESÚS, VERDADERA Y FALSA

 Hay una sustitución verdadera de Jesús y otra falsa o aparente.

 La sustitución real es la de aquellas almas que abrazan La Santa Cruz dando su vida por amor a Él y al prójimo.

 La sustitución falsa es la de las almas farsantes, la de los anticristos que solo aparentan amar a Dios, dicen y fingen hacerlo, se esfuerzan por ser reconocidos como tales, pero en verdad, no lo hacen ni lo harán.

 La sustitución real, verdadera, es la de aquellas almas que aman a Dios verdaderamente, las que renuncian a la voluntad propia para aceptar la Voluntad de Dios y colaborar en Que Se Haga-Reine-Triunfe en su vida y en el mundo.

 La sustitución falsa o aparente, la de los hipócritas es la generalizada, aquella en la que las almas se hacen ver, reconocer, adorar, aceptar, etc., obrando como los fariseos y maestros de la ley de antaño, solo para el mundo, para las apariencias, mientras su interior esta podrido, putrefacto y es un abismo abominable de desolación infernal.

 La verdadera sustitución de Jesús es oculta a la vista del mundo, las almas que la practican-realizan-cumplen, son hostias vivas, son corazón ardientes que se convierten en alimento para otras almas al ser transformadas por el amor de Dios.

 Esas almas permanecen ocultas a los ojos del mundo, no llaman la atención, no buscan reconocimiento, aceptación ni nada, viven realmente consagradas a Dios y todo su gusto y alegría es permanecer con Dios, estar en comunión real con Él.

 Las almas que no aman a Dios verdaderamente tratan de sustituir al Señor en el mundo al que se entregan y adoran, porque buscan aceptación, reconocimiento, ser seguidas, obedecidas, servidas, aceptadas, etc.

 Las almas que no aman a Dios lo que hacen realmente es querer sustituir al Señor en las vanidades del mundo a las que son tan afectas, les agrada la fama, el poder, el reconocimiento y son como judas que quería un reino mesiánico terreno, terrenal, mundano, material que nada tiene que ver con El Reino de Dios.

 El Señor mismo lo dijo a poncio pilato, “Mi Reino no es de este mundo, si fuese como los de este mundo, doce ejércitos de Ángeles hubiesen venido en mi auxilio”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA Explicación de los pasajes bíblicos: Águila que ...