24 de diciembre de 2013

1806.- FRÍA NOCHE EN LA QUE LAS ALMAS SE PERDERÁN



1806.- FRÍA NOCHE EN LA QUE LAS ALMAS SE PERDERÁN

 En los hechos, en el sucederse de los acontecimientos, la verdad se va haciendo evidente imposible de esconder, ocultar y disimular, por ejemplo, un sepulcro pintado, blanqueado y disimulado que alberga a un muerto, por mas que quiera evitar que se lo note, acaba por ser descubierto al percibirse el olor nauseabundo de la podredumbre.

 Muertas están las almas sin Dios, sin un verdadero amor a Él, que se dedican a sí mismas, a ser amadas, aceptadas, reconocidas, adoradas, etc., mientras que fingen amar a Dios o al prójimo, interesarse por todos, etc.

 En evidencia queda que las almas que no aman a Dios se dedican a sí mismas, a hacerse ver, reconocer, adorar, amar, aceptar, no importándoles mas que  obtener tales cosas con desesperación, miedo, preocupación, angustia, etc.

 La muerte eterna es un espíritu, y se forma con la muerte de todas almas pasadas por el mundo, se nutre por medio de los vicios de las almas donde las devora-consume a ellas que infelizmente orgullosas los ostentan, cultivan, buscan, desean, defienden.

 Esa muerte eterna determina la conducta, hace que las almas sientan el vacío de la abominable desolación y se empeñen en hacerse adorar, ver, servir, etc., suponiendo que de esta manera obtendrán algún alivio, no viendo que eso es enterrarse en tinieblas y darse a la perdición.

 El espíritu inmundo y repulsivo de la muerte eterna avanza, envuelve a las almas como la bruma una noche oscura y húmeda de invierno, su frío llega hasta helar los huesos que se cristalizan y vuelven frágiles mientras que la carne congelándose duele como si fuese pinchada con agudas púas.

 Las almas se van enfriando, van cediendo, van preocupándose por sí y terminan por cerrarse-encerrarse, no aman ni les interesa, solo se dedican a sí mismas, a tratar de ser amadas, aceptadas, adoradas, volviéndose mas que egoístas, consumadamente perdidas en tinieblas por llegar a ser como sus moradores-esclavos eternos.

 Como esto se va generalizando, las tinieblas van creciendo, aumentando, extendiéndose no solo en los corazones y mentes que no aman a Dios y se preocupan por sí dedicándose a hacerse amar, sino también en el mundo.

 De esta manera llega una oscura y fría noche donde las almas se perderán irremediablemente, en la que Dios es completamente olvidado, negado, repudiado, etc., no viendo las almas que lo que a Dios hacen, a sí mismas se lo provocan.

 Esto significa que si echan a Dios de su corazón y del mundo, están privándose a sí de Dios, entregándose a los enemigos espirituales que desean destrozar a las almas antes de que existan, exponiéndose a todos los peligros consecuentes en forma irremediable.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

GRAN AVISO, APAGÓN EN EL CONO SUR, CONSIDERACIONES

GRAN AVISO , APAGÓN EN EL CONO SUR, CONSIDERACIONES 1.- Para meditar: En el domingo de la Santísima Trinidad , Argentina ...