26 de diciembre de 2013

1823.- ¿RELIGIONES SIN DIOS?



1823.- ¿RELIGIONES SIN DIOS?

 De una u otra manera busca el adversario echar redes, ponernos sus garras encima, a algunas almas las retiene con vicios del cuerpo, a otras con vicios del alma y a otras con vicios en el espíritu.

 Así es que hay personas que no tienen grandes o muy graves vicios en el cuerpo, pero sí los padecen en el alma o en espíritu, por ejemplo, se afligen con sentimientos de miedo, culpa, o son sometidas con nostalgias.

 Una cosa debemos notar, tales sentimientos pueden surgir de las almas como consecuencia de hechos, de vicios, de padecimientos, sucesos, etc., es decir, por causas internas o propias, pero también pueden las almas verse afectadas por tales sentimientos por causas externas.

 Son afectadas las almas por padecimientos como miedos, culpas, angustias, preocupaciones, obsesiones, etc., por causas externas porque los padecen por contagio de otras personas en derredor, o porque se los echa encima el adversario, satanás.

 Como sucede con todo, la mejor defensa es la inmunidad espiritual, o sea, la pureza, y eso se consigue amando-obedeciendo a Dios, porque así es como Dios Vive y permanece en el alma, y estando Él, impide que esta genere vicios o enfermedades espirituales, y también que sea afectada o contagiada desde afuera.

 Hay personas que dicen ser muy pulcras, puras y perfectas, pero como sucedía con fariseos, maestros de la ley, saduceos, escribas, etc., del tiempo del Primer Paso del Señor por el mundo, es solo algo superficial, aparente e inútil.

 Las almas se empeñan en lo que se ve, o en lo que ellas ven-notan-advierten, o en lo que otros les hacen ver-notar-advertir, mientras que dejan de lado el Consejo de Dios.

 Deberíamos buscar la Revelación de Dios, colaborar en ella, favorecerla, porque ahí es donde Dios mismo nos corrige, donde El Señor puede ir Guiándonos, y también, es ahí y solo ahí donde El Espíritu puede obrar.

 Si no escuchamos al Señor, si no recibimos Su Palabra Viva, si impedimos la Revelación, estamos privándonos a nosotros mismos del Dios Vivo, realizamos caricaturas divinas, farsas terrenas y a esas inmundicias las llamamos ‘religión’, siendo que son la negación de la religión porque es todo orgullo y amor propio, el obstáculo que impide la Revelación.

 La Verdadera Religión favorece la Revelación porque colabora en la Vuelta-Venida del Señor, la falsa, obra por sí, construye para el mundo y se dedica a captar fieles clientes a los que engañar y desplumar.

 ¿Religiones sin Dios?, no, Dios sin religiones, éstas ya han quedado obsoletas, ya han demostrado que se preocupan por sí mismas y no por Dios, ni por el bien real de las almas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

POLÍTICA DEL SIGLO XXI

POLÍTICA DEL SIGLO XXI   Ahora, consideremos lo que surge de la calle, del trato diario y no reflejan las encuestas pagas:   -...