26 de diciembre de 2013

1827.- A MERCED DE UN TONTO CAPRICHOSO, satanás



1827.- A MERCED DE UN TONTO CAPRICHOSO, satanás

 Irremediablemente se ha perdido satanás, se ha hundido en el abismo de su ser, en aquello que se ha convertido. Padeciendo las consecuencias de su perdición, encontró en su demente razonamiento una excusa para culpar a Dios y a la humanidad de su ruina y dolor eterno.

 Queriendo creer que Dios y la humanidad son responsables de su padecer, acabó por creerlo, entonces, se dedicó a vomitar su odio, (el autodesprecio que generó al comprender en el principio de su caída la verdad), endosando la culpa.

 Acusa a las almas, entonces éstas se ven y sienten culpables y cargan la culpa odiándose, deseándose el mal, queriendo su ruina, es decir, el odio que les echa encima, que les vomita, obra como ácido corrosivo destruyéndolas por dentro.

 Ahí las almas se provocan el mal, se desean el mal, no pueden evitarlo, son controladas, dominadas y sometidas por ese espíritu impuro vomitado por satanás, por el veneno de su odio inyectado por la acusación.

 Queriendo venganza satanás de su encontrarse irremediable y eternamente en el infierno, hizo caer a la humanidad, pues a Dios no podía hundirlo en el abismo, entonces, le robó la humanidad, la secuestró y la sumergió en su suplicio eterno.

 A todas las almas las convierte en rebeldes contra Dios, a todas las hace partícipes de su espíritu inmundo y herederas de su reino de perdición, y lo que es peor, las mismas almas desean pasar por el mundo siendo rebeldes a Dios, convirtiéndose en desamoradas que solo y siempre piensan en sí.

 Las almas quieren ser rebeldes contra Dios, desean hacer que fermente la rebeldía en sus corazones, quieren ocuparse de sí, dedicarse a hacerse adorar, servir, etc., con miedo y preocupación, queriendo creer que es por y ara su bien.

 Desea el adversario que seamos culpables de alguna rebeldía contra Dios, porque ahí es donde no solo puede echarse encima y aplastarnos, sino que también puede estar adentro nuestro disponiendo de nuestra vida, consumiéndola para saciarse y acallar momentáneamente su vacío-abismo.

 Si no buscamos la Voluntad de Dios y no lo Obedecemos, somos culpables de rebeldía, estamos actualizando el pecado de Adán y Eva, desobedecemos a Dios, perdiendo por ello la comunión con Dios, separándonos de Él, escindiéndonos.

 Ahí es donde dejamos al adversario para que tenga lugar a hacer lo que se le ocurra en y de nosotros, aun no queriéndolo, aun no comprendiéndolo, y mientras continuemos siendo rebeldes, vamos a continuar siendo dominados, sometidos y esclavizados por el adversario que va a seguir empujándonos a que nos volvamos mas rebeldes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA Explicación de los pasajes bíblicos: Águila que ...