27 de diciembre de 2013

PENTAGRAMA DE COMBATE ESPIRITUAL II



PENTAGRAMA DE COMBATE ESPIRITUAL II

Introducción: ESPÍRITU DE JUSTICIA
DESGRACIADAMENTE DESEAN CONTINUAR HACIÉNDOLO

 Es un cerdo egoísta satanás, solo y siempre piensa en él mismo no importándole mas nada ni nadie, desesperándose por lograr ser adorado aceptado, tomado en cuenta, mientras solo se mueve para satisfacer su ego.

 Se encuentra totalmente fuera de Dios, pero el problema es que las almas en estos tiempos no son diferentes, son y se comportan de la misma manera, o peor aun, volviéndose absolutamente egoístas, convirtiéndose en totalmente perversas y hundiéndose definitivamente en tinieblas.

 Las almas se centran en sí, se miran a sí mismas y se dedican a satisfacer su ego con total indiferencia hacia Dios, luego, pierden totalmente la percepción de la realidad, simplemente porque se hunden en sí mismas, se abstraen del mundo, perdiendo la consciencia, volviéndose absolutamente inconscientes.

 Este estar indiferentes hacia a Dios y su consecuente inconsciencia de la realidad, somete a las almas a un estado de muerte espiritual, las expone o entrega al espíritu de la muerte eterna que ya desde ahora puede devorar, consumir y destrozar a todas almas como si estuviesen irremediablemente condenadas.

 Puede hacer tal cosa porque las almas se han convertido en condenadas cuando están de paso por el mundo. Esto es así porque han decidido pasar por el mundo sin Dios, en rebeldía contra Él, en oposición a su Voluntad, comportándose como si Dios no existiera, o como si fuese indiferente el hecho de si existe o no.

 Quieren las almas dedicarse a sí mismas, a alimentar su ego, a conformar sus ambiciones, entonces, se encuentran enredadas, sofocadas, ahogadas, estranguladas en sus caprichos, ambiciones, perversiones, degeneraciones, etc., que son siempre crecientes.

 Se encuentran las almas a merced de lo que han elegido, gestado, provocado, generado, aquello que en ellas creció cuando eligieron renegar de Dios, oponerse a Su Voluntad, dedicarse a sí, a conformar y satisfacer su ego.

 Con el correr del tiempo, las almas se fueron corrompiendo, pudriendo y deformando, fue fermentando la descomposición, fue avanzando en ellas la corrupción o muerte eterna generada al renegar de Dios, separarse de Él, prescindir de Él, Que Es La Vida.

 Lo que sucedió es lo mismo que le ocurre a una fruta arrancada del árbol antes de acabar su maduración, queda verde y se pudre, pero con el agravante de que no hablamos de frutas, sino de la humanidad, de almas que se pudren en vida y se entregan ya desde ahora a la muerte-perdición eterna.

 Ahora no puede sino suceder una cosa, que las almas continúen irremediablemente pudriéndose en vida, pero con la misma soberbia infernal que les impide ver-comprender que se están autodestruyendo.

 Esto es así porque lo han querido, buscado, elegido, provocado, porque han renegado de Dios, y desgraciadamente, desean continuar haciéndolo.

Capítulo I: ESPÍRITU DE VERDAD
¿RELIGIONES SIN DIOS?

 De una u otra manera busca el adversario echar redes, ponernos sus garras encima, a algunas almas las retiene con vicios del cuerpo, a otras con vicios del alma y a otras con vicios en el espíritu.

 Así es que hay personas que no tienen grandes o muy graves vicios en el cuerpo, pero sí los padecen en el alma o en espíritu, por ejemplo, se afligen con sentimientos de miedo, culpa, o son sometidas con nostalgias.

 Una cosa debemos notar, tales sentimientos pueden surgir de las almas como consecuencia de hechos, de vicios, de padecimientos, sucesos, etc., es decir, por causas internas o propias, pero también pueden las almas verse afectadas por tales sentimientos por causas externas.

 Son afectadas las almas por padecimientos como miedos, culpas, angustias, preocupaciones, obsesiones, etc., por causas externas porque los padecen por contagio de otras personas en derredor, o porque se los echa encima el adversario, satanás.

 Como sucede con todo, la mejor defensa es la inmunidad espiritual, o sea, la pureza, y eso se consigue amando-obedeciendo a Dios, porque así es como Dios Vive y permanece en el alma, y estando Él, impide que esta genere vicios o enfermedades espirituales, y también que sea afectada o contagiada desde afuera.

 Hay personas que dicen ser muy pulcras, puras y perfectas, pero como sucedía con fariseos, maestros de la ley, saduceos, escribas, etc., del tiempo del Primer Paso del Señor por el mundo, es solo algo superficial, aparente e inútil.

 Las almas se empeñan en lo que se ve, o en lo que ellas ven-notan-advierten, o en lo que otros les hacen ver-notar-advertir, mientras que dejan de lado el Consejo de Dios.

 Deberíamos buscar la Revelación de Dios, colaborar en ella, favorecerla, porque ahí es donde Dios mismo nos corrige, donde El Señor puede ir Guiándonos, y también, es ahí y solo ahí donde El Espíritu puede obrar.

 Si no escuchamos al Señor, si no recibimos Su Palabra Viva, si impedimos la Revelación, estamos privándonos a nosotros mismos del Dios Vivo, realizamos caricaturas divinas, farsas terrenas y a esas inmundicias las llamamos ‘religión’, siendo que son la negación de la religión porque es todo orgullo y amor propio, el obstáculo que impide la Revelación.

 La Verdadera Religión favorece la Revelación porque colabora en la Vuelta-Venida del Señor, la falsa, obra por sí, construye para el mundo y se dedica a captar fieles clientes a los que engañar y desplumar.

 ¿Religiones sin Dios?, no, Dios sin religiones, éstas ya han quedado obsoletas, ya han demostrado que se preocupan por sí mismas y no por Dios, ni por el bien real de las almas.

Capítulo II: ESPÍRITU DE LIBERTAD
RELIGIONES QUE INSULTAN A DIOS

 ¿De qué, o para qué, sirven las religiones?, deberían servir para buscar a Dios, discernir Su Voluntad y Obedecerlo, y luego, para enseñar ese mismo camino de consagración-entrega a Dios.

 La verdad es que no hicieron ni hacen eso, y también es muy difícil que lleguen a hacerlo, porque, habiendo podido cambiar de rumbo, no lo hicieron, al contrario, adquirieron una velocidad vertiginosa de perdición.

 Ahora las religiones se han volcado al mundo, se han enterrado en éste, se han consagrado y entregado a lo terreno, incluso hablando de Dios todo el tiempo, diciendo que es lo bueno y lo que es necesario, justo, lo que debería hacerse.

 Las religiones se hundieron en sí mismas porque se vaciaron de Dios, porque le volvieron la espalda, porque no quisieron confiar en Él, vivir de una Verdadera Fe, confiaron en sí mismas, y para hacer lo que han querido, ni siquiera lo que Dios quiere.

 En definitiva, obraron por y para sí, entonces, se tienen solo a sí mismas, Dios esta ausente en ellas, y no porque así lo quiera Él, sino simplemente porque así lo han querido las mismas religiones, porque así lo han construido y provocado, generado y logrado.

 Deberían las religiones haber buscado a Dios, es decir, Su Revelación, pero contrariamente, se han esforzado por apagarla, impedirla, combatirla, perseguirla y anularla.

 Esto es lo que ha provocado una ausencia de Dios en ellas, simplemente porque con tales actitudes e han dicho a Dios que se vaya, que no lo quieren, que desean apropiarse de la viña como el pueblo que fue el elegido con anterioridad.

 Al rechazar o impedir la Revelación, están prescindiendo de Dios, están construyendo humanamente, se están comportando caprichosamente, pero también, están actualizando el mismo pecado del pueblo del antiguo testamento, rechazar al Mesías, al Señor, al Salvador, y lo que es peor, en nombre de Dios.

 Con eso insultan a Dios, blasfeman, porque apagan la Revelación de Dios impidiendo Su Vida en ellas, y como son las que deberían recibir a Dios y tenerlo en beneficio de la humanidad, también son las principales responsables de la ruina espiritual de la humanidad, porque no lo han buscado, no lo han recibido, no lo han obedecido y tampoco lo han compartido.

Capítulo III: ESPÍRITU DE PAZ
HICIERON LO MISMO QUE LA RELIGIÓN DEL ANTIGUO TESTAMENTO

 Las religiones han prescindido de Dios, y esto se debe a que han impedido su Revelación, entonces, no lo han recibido y es así como no lo tienen. Esto las convierte en farsantes y mentirosas, simplemente porque dicen tenerlo y dicen-fingen que lo que hacen es cosa de Dios.

 No hacen otra cosa mas que convertirse en el obstáculo mismo a la Presencia de Dios en el mundo, simplemente porque no lo han recibido, fingen tenerlo y se desesperan por ser aceptadas, miradas, necesitadas, seguidas, obedecidas, etc.

 No solo es grave que no busquen y que no reciban a Dios, es grave y gravísimo que se constituyan en obstáculo para la Vuelta-Venida del Señor, para su Paso por el mundo para el bien de las almas.

 Las religiones deberían ocuparse del verdadero bien de las almas, de su progreso, evolución, maduración, crecimiento, pero al interponerse como un obstáculo entre éstas y Dios, solo colaboran con satanás, porque logran que las almas acaben de pudrirse, degenerarse, corromperse.

 Esto lo hacen porque no permiten el acceso a Dios y porque en su lugar ofrecen el venenoso espíritu de satanás, enseñan a las almas a ser ególatras narcisistas que se desesperan por rendirle culto a la imagen-personalidad, igual que los satanistas en sus cultos ocultistas.

 Cuando las religiones impidieron la Revelación de Dios, se mataron, suicidaron, se resecaron privándose de Dios, de la Fuente de la Vida, se apartaron de la Luz Verdadera y se enterraron en tinieblas.

 Cuando las religiones prescindieron de la Revelación de Dios, rechazaron al Señor, a Jesús, El Mesías El Salvador, porque Él Es La Revelación de Dios.

 Cuando las religiones rechazaron al Que Es La Revelación, al Señor, apagaron la Luz Verdadera, impidieron Su Vuelta al mundo, se sumieron en tinieblas y atrajeron la desgracia al mundo, la liberación de satanás del infierno.

 Cuando las religiones rechazaron la Libre Revelación de Dios, hicieron lo mismo que la religión del antiguo testamento, entonces, pasaron a compartir sus tinieblas, su muerte espiritual, a sufrir la misma ausencia de Dios.

 Al apagar e impedir la Revelación del Señor las religiones se hicieron herederas del espíritu de la muerte eterna que ya había tomado a la religión del antiguo testamento cuando rechazaron al Señor en su Primer Paso.

 Impedir la Revelación de Dios, es impedir el Segundo Paso del Señor, es oponerse a Su Vuelta o Segunda Venida.

Capítulo IV: ESPÍRITU DE LUZ
EL MAL EJEMPLO DE LA IGLESIA CATÓLICA

 Si las religiones no sirven a Dios, ¿Qué hacen las almas de buena voluntad en las religiones?, se exponen a perderse, entregan su vida en el mundo a la perdición eterna, permiten que les sea arrebatada la Fe y cambiada por una fe falsa que las conduce a la condenación eterna.

 La fe falsa es aquella en la que las personas confían en sí mismas, incluso hablando de Dios, del Señor y de la Fe Verdadera todo el tiempo. Tal cosa se nota en que todo lo hacen por sí, para sí mismas, teniéndose en cuenta, para ser amadas y no rechazadas o despreciadas.

 La fe falsa es aquella en la que las almas le rinden culto a sus obras, a sus acciones y omisiones, a lo que dicen que saben o aprendieron, es decir, aquella en la que las almas están mas pendientes de sí mismas y de las apariencias que de Dios verdaderamente.

 No están pendientes de Dios porque no buscan Su Voluntad, no hacen un discernimiento real, y entonces, tienen a un dios muerto, impedido de Revelarse, un Dios que no puede comunicarles vida.

 En ese lugar, en el de un dios falso, muerto, esta satanás y no Dios, ahí es donde el cerdo infernal se transfigura en ángel de luz para engañar a los elegidos.

 Un ejemplo de hasta donde puede llegar la oposición a Dios cuando las religiones apagan la Revelación, cuando no lo escuchan y obran por sí mismas es lo que ha ocurrido con la canonización del Papa Juan Pablo II.

 Debió ser canonizado en el mes de octubre del año pasado, pero su canonización fue pospuesta primero para diciembre, y luego para este año, y con un agravante indescriptible.

 El agravante es que se le ha colocado al lado a un papa que fue masón, y la masonería es la que quiere la destrucción de la iglesia, es mas, su razón de ser es la destrucción de la iglesia.

 Mas grave aun es que el papa que fue masón y que se pretende canonizar al lado del Santo Papa Juan Pablo II, no hizo milagro alguno, cuando para ser canonizado hacen falta al menos, dos milagros debidamente documentados.

 Por una acción especial del actual papa en funciones, se ha dispensado de tal requisito al papa masón para ser canonizado.

 Esto es gravísimo porque, no solo se esta canonizando a un papa masón que dio principio a la reforma que destruyó la iglesia, el concilio vaticano-masónico II, sino que se ha anulado completamente la Revelación.

 Se anuló de esta manera completamente la Revelación porque los milagros requeridos para la canonización, señalan la intervención Divina, es como Dios manifiesta que tal persona sea venerada como un alma santa, y si Dios no obró los milagros requeridos, es porque no quiere que esa alma sea canonizada.

 Entonces, ¿Importa la Voluntad de Dios?, ¿Importa la Revelación?, ¿Importa Dios en la que fue su iglesia?, no, para nada, Dios es el gran excluido, el desterrado, el condenado, y esto no difiere de aquella condena que en tierra padeciera El Señor la primera vez que pasó por el mundo.

Capítulo V: ESPÍRITU DE AMOR
A MERCED DE UN TONTO CAPRICHOSO, satanás

 Irremediablemente se ha perdido satanás, se ha hundido en el abismo de su ser, en aquello que se ha convertido. Padeciendo las consecuencias de su perdición, encontró en su demente razonamiento una excusa para culpar a Dios y a la humanidad de su ruina y dolor eterno.

 Queriendo creer que Dios y la humanidad son responsables de su padecer, acabó por creerlo, entonces, se dedicó a vomitar su odio, (el autodesprecio que generó al comprender en el principio de su caída la verdad), endosando la culpa.

 Acusa a las almas, entonces éstas se ven y sienten culpables y cargan la culpa odiándose, deseándose el mal, queriendo su ruina, es decir, el odio que les echa encima, que les vomita, obra como ácido corrosivo destruyéndolas por dentro.

 Ahí las almas se provocan el mal, se desean el mal, no pueden evitarlo, son controladas, dominadas y sometidas por ese espíritu impuro vomitado por satanás, por el veneno de su odio inyectado por la acusación.

 Queriendo venganza satanás de su encontrarse irremediable y eternamente en el infierno, hizo caer a la humanidad, pues a Dios no podía hundirlo en el abismo, entonces, le robó la humanidad, la secuestró y la sumergió en su suplicio eterno.

 A todas las almas las convierte en rebeldes contra Dios, a todas las hace partícipes de su espíritu inmundo y herederas de su reino de perdición, y lo que es peor, las mismas almas desean pasar por el mundo siendo rebeldes a Dios, convirtiéndose en desamoradas que solo y siempre piensan en sí.

 Las almas quieren ser rebeldes contra Dios, desean hacer que fermente la rebeldía en sus corazones, quieren ocuparse de sí, dedicarse a hacerse adorar, servir, etc., con miedo y preocupación, queriendo creer que es por y ara su bien.

 Desea el adversario que seamos culpables de alguna rebeldía contra Dios, porque ahí es donde no solo puede echarse encima y aplastarnos, sino que también puede estar adentro nuestro disponiendo de nuestra vida, consumiéndola para saciarse y acallar momentáneamente su vacío-abismo.

 Si no buscamos la Voluntad de Dios y no lo Obedecemos, somos culpables de rebeldía, estamos actualizando el pecado de Adán y Eva, desobedecemos a Dios, perdiendo por ello la comunión con Dios, separándonos de Él, escindiéndonos.

 Ahí es donde dejamos al adversario para que tenga lugar a hacer lo que se le ocurra en y de nosotros, aun no queriéndolo, aun no comprendiéndolo, y mientras continuemos siendo rebeldes, vamos a continuar siendo dominados, sometidos y esclavizados por el adversario que va a seguir empujándonos a que nos volvamos mas rebeldes.

Epílogo: ESPÍRITU DE MISERICORDIA
FALSAS SEGURIDADES

 Tenemos que hacer un esfuerzo por dejar de generar aquello que nos envenena, quema, corroe y hace padecer, es decir, la rebeldía contra Dios en la que puede entrar y permanecer el adversario, satanás, el primer rebelde contra Dios.

 Mientras continuemos oponiéndonos a Dios, mientras sigamos prescindiendo de Él, vamos a continuar perdidos en el abismo de nuestro ser que no deja de corromperse-pudrirse-deshacerse irremediablemente.

 Nos dedicamos a nosotros mismos suponiendo que esta bien, que es justo, necesario, debido, conveniente, pero no vemos que así es como hemos anulado la Fe e impedido la Revelación de Dios.

 Lo único que seguimos generando son caprichos-gusanos que nos devoran, atormentan y envenenan, simplemente porque consumen, devoran, destrozan nuestra alma y luego la excretan convertida en excremento caliente, ácido, repulsivo que produce en el alma el mismo efecto que un elemento corrosivo.

 Como renegamos de Dios y nos oponemos a Su Voluntad, estamos a merced de satanás. Como queremos continuar siendo rebeldes contra Dios, prescindiendo de su Voluntad, seguimos pudriéndonos en vida, continuamos a merced de los que nos devoran-consumen transformándonos a su imagen y semejanza.

 Siendo rebeldes contra Dios, no hacemos mas que esfuerzos por continuar siéndolo, nos movemos para valernos por cuenta propia y para no amar a Dios, para no confiar en Él, para seguir dedicándonos a nosotros mismos.

 No queremos dejar falsas seguridades, al contrario, insistimos con lo que somos, hacemos, tenemos, obrando como fariseos, maestros de la ley, saduceos, etc., que se apegaron a su orgullo y continuaron con sus costumbres oponiéndose a la Revelación de Dios.

 La falsa seguridad a la que nos apegamos es aquella en la que nos esforzamos por creer que todo depende de nosotros, que todo lo podemos, que incluso Dios esta sometido a nuestros caprichos y delirios.

 La falsa seguridad que no dejamos es aquella en la que nos esforzamos por continuar prescindiendo y desconfiando de Dios, creyendo que lo tenemos sometido, controlado, no viendo que así es como somos costumbristas que apagan su Revelación, o peor, la intentan en lo que les conviene.



PENTAGRAMA DE COMBATE ESPIRITUAL I:

EL COMBATE ESPIRITUAL HOY:

ENEMIGOS ESPIRITUALES DE HOY:

LOS ENEMIGOS ESPIRITUALES:

EL COMBATE ESPIRITUAL, ¿En qué consiste hoy?:

CLASES DE DEMONIOS:

ASPECTOS PSICOLÓGICOS DEL COMBATE ESPIRITUAL:



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA Explicación de los pasajes bíblicos: Águila que ...