20 de enero de 2014

2029.- NO DARLE EL GUSTO AL ADVERSARIO



2029.- NO DARLE EL GUSTO AL ADVERSARIO

 Insulta, amenaza, ataca, etc., el adversario, porque quiere intimidar, asustar, amedrentar, busca hacernos retroceder, quiere que nos hundamos en el abismo, que volvamos al miedo y la preocupación egoísta e inútil por sí mismo que son las mismas tinieblas porque ahí nos puede dominar, controlar, someter.

 Solo por mentirse a sí mismo nos insulta, acusa y ataca. Se miente a él mismo porque de esa manera defiende su orgullo, satisface su ego, se trata de convencer de que es mejor y nosotros peores.

 El problema surge cuando le creemos, cuando nos despreciamos, aborrecemos, acusamos, echamos abajo, etc., porque ahí la ficción pasa a ser realidad, ahí consigue convertir la mentira en verdad.

 No tiene satanás mas poder que el que le damos, el que le permitimos tener, de ahí su astucia para obtener siempre mas, para hacernos creer que él es superior y nosotros inferiores.

 Simplemente considerar dónde esta él y donde estamos nosotros, entonces comprender la razón por la que padecemos inútilmente mientras no remediamos la situación, mientras no lo devolvemos al abismo que es su lugar.

 Tiene el poder que le damos porque somos nosotros los que prescindimos e Dios, renegamos de Él, los que nos exponemos al adversario y enterramos en tinieblas.

 Si buscásemos a Dios y lo obedeciésemos como es debido, satanás no tendría lugar alguno, pero como somos y deseamos ser rebeldes, estamos a merced del que es cabeza de los rebeldes, satanás.

 Es hora de empezar a buscar a Dios, de dejar de hundirnos miedosa y egoístamente en nosotros mismos, solo así pondremos a satanás en su lugar y nos veremos libres de su influencia y asedio, porque ahí es donde Dios entraría en nosotros y a Él no lo puede resistir, ni puede oponérsele.

 Si al insultarnos, atacarnos, amenazarnos, etc., le creemos, nos hundimos en nosotros mismos separándonos de Dios, apartándonos de Él, y es ahí donde quedamos mas a merced del adversario, donde pasamos a darle poder y capacidad de disposición sobre nuestra vida.

 Que haga, diga, pretenda o exija lo que se le ocurra, no es problema nuestro, nosotros vamos a seguir obedeciendo y sirviendo a Dios por mas que el adversario se escandalice, y si se escandaliza mejor, porque es señal de que hacemos bien lo que hacemos.

 Si le damos el gusto a nuestro miedo-orgullo, le estamos dando el gusto a satanás, y si lo conformamos, le pertenecemos porque lo estamos aceptando.

Leer:

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (1 ra parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (2 da parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (3 ra parte):



COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (6 ta parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (7 ma parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (8 va parte), almas preservadas:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

POLÍTICA DEL SIGLO XXI

POLÍTICA DEL SIGLO XXI   Ahora, consideremos lo que surge de la calle, del trato diario y no reflejan las encuestas pagas:   -...