25 de enero de 2014

2054.- SUPLICANDO COMO DEMONIOS NO SER DESPRECIADOS



2054.- SUPLICANDO COMO DEMONIOS NO SER DESPRECIADOS

 Estamos orgullosos, satisfechos y conformes con nosotros mismos, entonces, estamos engañados, nos mentimos, tratamos de evadirnos de la realidad, y andamos buscando excusas para no movernos.

 Por miedo queremos mentirnos, buscamos engañarnos, tratamos de evadirnos de la realidad inventando una que nos es cómoda, una que manipulamos a gusto, donde nos fingimos a salvo de la que no controlamos, de la realidad real, o mejor dicho, de la realidad verdadera.

 En el auto-encierro nos juzgamos dioses, nos creemos superiores, porque es de esta manera como buscamos construir una falsa seguridad, una fortaleza, no viendo que es una muralla que convierte al alma en una horrenda y húmeda mazmorra en la que yacemos postrados.

 Nos hundimos, encerramos, retraemos y alzamos una muralla de orgullo-mentira para fingirnos seguros, pero es así como nos evadimos de la realidad para enterrarnos en tinieblas sometiéndonos al adversario, entregándonos a la muerte eterna.

 Si queremos ser verdaderamente libres, tenemos que aprender a buscar al Señor, participar en Su Revelación-Vuelta, recibirlo, recibir su corrección, porque su corrección es liberación.

 Dejándonos corregir por el Señor somos liberados del miedo que nos domina, y del orgullo que construimos, y así, somos liberados por El Señor de los engaños y manipulaciones infernales.

 Comprender lo que sucede, el adversario nos asusta para echarnos encima una red o un manto de tinieblas, el miedo nos ahoga y reaccionamos elevando el orgullo, alzando una muralla, hundiéndonos, retrayéndonos, evadiéndonos.

 Ahí nos hacemos amar, aceptar, adorar, y es ahí donde terminamos viviendo egoístamente para nosotros, o perdidamente para las apariencias, para el orgullo, para la autodefensa.

 Es ahí donde nos dedicamos a hacernos amar, aceptar, adorar, servir, suplicando como demonios no ser despreciados, suponiendo que de esa manera nos salvaremos o liberaremos de lo que nos da miedo no viendo que es así que nos enterramos en el miedo, en el olvido de Dios, en las tinieblas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

GRAN AVISO, APAGÓN EN EL CONO SUR, CONSIDERACIONES

GRAN AVISO , APAGÓN EN EL CONO SUR, CONSIDERACIONES 1.- Para meditar: En el domingo de la Santísima Trinidad , Argentina ...