25 de enero de 2014

2055.- FE IMPLICA REVELACIÓN



2055.- FE IMPLICA REVELACIÓN

 No queremos admitir que tenemos miedo, entonces, nos mentimos, nos engañamos a nosotros mismos, suponiendo que defender el orgullo es defendernos, no viendo la verdad.

 La verdad es que, defender el orgullo es inundarse de amor propio, llenarse de tinieblas, es provocar el olvido de Dios, y comportarse servilmente con el adversario en beneficio de éste y en perjuicio propio.

 Nos encerramos en nosotros, nos miramos y nos decimos mentiras, luego, nos esforzamos por creerlas y nos convencemos de que somos felices. Así es como llegamos a ser verdaderamente infelices, pobres diablos dignos de lástima.

 En vez de realizar semejante trabajo inútil por permanecer ajenos a la realidad, deberíamos realizar el esfuerzo de buscar a Dios, y el sacrificio de aceptarlo, eso sí sería en beneficio propio, por y para Nuestro Verdadero Bien.

 El problema es el mismo de siempre, no queremos admitir que tenemos miedo, entonces, nos mentimos-engañamos, y así el único beneficiado es satanás que puede permanecer cómodamente instalado en nuestra vida disponiendo de ella en su favor y en nuestra ruina actual y eterna.

 Queremos creer que controlamos al Señor, que lo tenemos sujeto, no viendo que es de esa manera que estamos liberando al adversario, porque al mentirnos, lo admitimos como socio-cómplice no queriendo pensar siquiera en las consecuencias.

 El camino es al revés, tenemos que atar a satanás y someterlo bajo nuestros pies liberando al Señor, permitiéndole Que Se Revele, queriéndolo escuchar, favoreciendo de esta manera Su Vuelta-Venida.

 Si apagamos la Revelación, si no queremos escuchar al Señor, estamos impidiendo Su Venida, nos condenamos a las tinieblas, solos provocamos la abominable desolación, aquella en la que el adversario, satanás, reina.

 Si verdaderamente queremos nuestro bien, tenemos que busca al Señor, dejar de impedir Su Revelación, dejar de oponernos a Su Paso libertador, dejar apegos y comodidades.

 La Fe real es aquella en la que seguimos al Señor, no en la que Él tiene que seguirnos a nosotros. La Verdadera Fe implica necesariamente Revelación, porque si no le permitimos manifestarse, no lo seguimos verdaderamente, solo inventamos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA Explicación de los pasajes bíblicos: Águila que ...