28 de enero de 2014

2081.- EXPUESTOS A satanás



2081.- EXPUESTOS A satanás

 Aprovecha el adversario, satanás, la desidia, la comodidad, el hecho de que queramos en el mundo una estadía cómoda e indiferente hacia nuestro Verdadero y Eterno Bien.

 Tenemos un enemigo siniestro, perverso que nos odia, aborrece y quiere destrozar, que planea nuestra ruina antes de que naciésemos, incluso antes de que Dios nos creara.

 Lo peor es que no solo desea destrozarnos, aniquilarnos y hacernos desaparecer de la faz de la tierra, sino que quiere hacernos padecer eternamente, su odio es visceral y eterno.

 No nos odió un momento, nos odió para siempre, nos odiará y aborrecerá siempre, incluso prefirió perderse antes que dejar de aborrecernos, de ahí que no dejara de intentar destrozarnos.

 Los tontos somos nosotros que permitimos que consiga lo que quiere, los que prescindimos de Dios, renegamos de Él y nos exponemos al odio de satanás.

 Somos nosotros los que queremos pasar por el mundo encerrados en delirios de soberbia y entregados a alimentar el orgullo diciéndonos mentiras y enojándonos porque no nos creen esas fantasías por las que pretendemos ser reconocidos como dioses, quedando de esta manera afuera de Dios y expuestos a ser destrozados por satanás.

 Que el enemigo quiera destrozarnos es su problema, que lo dejemos es nuestro problema.

 La cuestión es que somos ignorantes respectos de estas realidades espirituales que se ciernen sobre nosotros, no tenemos idea, ni nos interesa tampoco saber, entonces, padecemos lo que merecemos, tenemos lo que buscamos y provocamos.

 Buscamos y provocamos la liberación de satanás, el adversario, simplemente porque nos entregamos sin límite ni reparo, porque preferimos la rebeldía contra Dios antes que la obediencia, el egoísmo al amor, el orgullo a la entrega a Dios.

 Comprender que quiere poseernos directa o indirectamente mientras nos encontramos de paso por el mundo, y luego, quiere atormentarnos por toda una eternidad, y no va a desistir de sus perversas aspiraciones, no va a dejar de tratar de posesionarse de nuestra vida y de obligarnos a vivir para conformarlo, satisfacerlo y adorarlo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

POLÍTICA DEL SIGLO XXI

POLÍTICA DEL SIGLO XXI   Ahora, consideremos lo que surge de la calle, del trato diario y no reflejan las encuestas pagas:   -...