28 de enero de 2014

2082.- ALGO PEOR QUE LA POSESIÓN DIABÓLICA



2082.- ALGO PEOR QUE LA POSESIÓN DIABÓLICA

 Posee el adversario (satanás) cuerpos, no almas, mientras hay una posesión el alma es oprimida, reprimida, castigada, sometida, pero la posesión es en el cuerpo.

 Para el alma tiene algo mucho mas siniestro que la posesión, es un dominio, una sumisión, un control donde llega a fusionarse incluso con ella.

 Es como si impregnara el alma con su maldito e inmundo espíritu produciendo una confusión como si de dos líquidos se tratase.

 Esto se nota cuando el alma se va corrompiendo progresivamente, cuando va adquiriendo los hábitos de aquel con el que anda, o sea, los siete vicios capitales.

 Primero corrompe al alma, la sumerge en vicios, porque de esta manera la debilita, luego la asocia a sus perversidades, asquerosidades y el alma cede porque ha perdido el control de sí por volverse débil por los vicios en los que ha incurrido.

 Ahí comienza a fundirse y confundirse con el alma, ahí entra y la va transformando en él mismo, en parte de él, la adquiere para sí, la conquista, realmente la hace suya de una manera que para el alma es casi imposible liberarse.

 Lo peor de esto es que no se nota, externamente solo se ve una persona corrupta, viciosa y mundana, nada fuera de lo común en estos tiempos de corrupción generalizada.

 También puede suceder, y esto es lo mas siniestro, que la persona cuide de no incurrir en los vicios mas reconocidos, pero cultive el peor, el orgullo, inundándose de amor propio.

 Esa persona externamente parece ser buena, incluso hasta por humilde puede pasar, pero se halla interiormente llena de orgullo, amor propio, se satisface en sí misma, se adora a sí y no a Dios como finge hacerlo, verdaderamente es hipócrita.

 Esto es peor que la posesión, porque la persona poseída esta enferma, encambio una persona que se entrega por vicios o por orgullo y amor propio a satanás fundiéndose con él, no esta enferma, esta muerta.

 Es peor porque es voluntario, y esto acarrea dos cosas: que no pueda ser liberada y que no tenga perdón simplemente porque prefiere su perdición y hasta la defiende sintiéndose orgullosa y satisfecha de ello.

 Hay algo peor todavía, esa sumisión-esclavitud-dependencia de un alma totalmente muerta y fundida con el adversario, con satanás, es de por sí muy grave porque pasa a ser dócil instrumento en sus garras, pero si se trata de autoridades del mundo o religiosas, no hace falta pensar mucho para deducir las consecuencias.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

GRAN AVISO, APAGÓN EN EL CONO SUR, CONSIDERACIONES

GRAN AVISO , APAGÓN EN EL CONO SUR, CONSIDERACIONES 1.- Para meditar: En el domingo de la Santísima Trinidad , Argentina ...