28 de enero de 2014

2083.- EL COLMO DE LOS DELIRIOS



2083.- EL COLMO DE LOS DELIRIOS

 Tenemos miedo, por ello desconfiamos de Dios, nos oponemos, lo rechazamos y nos dedicamos a prescindir de Él, a valernos por cuenta propia hundiéndonos-encerrándonos en nosotros mismos.

 Queremos creer que juzgando por cuneta propia lo que nos conviene y lo que no, vamos a estar seguros o vamos a elegir lo bueno y descartar lo malo, no vemos que es de esta manera como estamos actualizando el pecado original.

 El juzgar por sí mismo lo bueno y lo malo prescindiendo de Dios, sin dejar Que Él Que Es La Verdad diga lo que Es Bueno y lo que no lo es, es llenarse de soberbia, es volverse rebelde y es exponerse a elegir lo malo creyendo que es bueno, que es como tomar veneno pensando que es agua.

 Dios no deja de enseñarnos, aconsejarnos ni de guiarnos, nosotros no queremos escucharlo, prescindimos de Él, renegamos de Su Revelación, no le prestamos atención y hacemos lo que queremos.

 Ahí no se acaba la soberbia, realizamos mas obras propias de las tinieblas, pretendemos que eso que es nuestro capricho orgulloso y delirante, sea tomado por buen, reconocido como verdadero e incluso, felicitado, celebrado, festejado.

 No tenemos ni la más mínima idea sobre la creación, ni donde tenemos puestos los pies, pero soberbia y orgullosamente pretendemos comportarnos como si supiésemos, demostrando de esta manera que somos estúpidos por elección propia lo que nos convierte en doblemente estúpidos.

 Dios Quiere Nuestro Verdadero y Eterno Bien, para eso nos Creó, no nos creó para arruinarnos, somos nosotros los que nos alzamos soberbios y delirantes de orgullo diciendo saber y queriendo demostrar poder, para terminar estrellados contra el suelo y enterrados en el infierno.

 La arrogancia que cultivamos esta llevándonos a la ruina, nos arrastra por el fondo del abismo mientas nos condena a comer polvo como serpientes, pero queremos quebrar la resistencia, no desistimos del orgullo, no nos inclinamos ante Dios.

 Somos unos tontos soberbios que hasta creen que pueden doblegar y someter a Dios, no viendo que ese es el colmo del delirio, porque podemos creer cualquier cosa siendo esto peligroso, pero llegar a creer que dominamos a Dios o que lo tenemos rendido a nuestros pies, es el colmo de la fantasía lunática infernal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

GRAN AVISO, APAGÓN EN EL CONO SUR, CONSIDERACIONES

GRAN AVISO , APAGÓN EN EL CONO SUR, CONSIDERACIONES 1.- Para meditar: En el domingo de la Santísima Trinidad , Argentina ...