31 de enero de 2014

2097.- SIN COMBATE ESPIRITUAL, IRREMEDIABLEMENTE PERDIDOS



2097.- SIN COMBATE ESPIRITUAL, IRREMEDIABLEMENTE PERDIDOS

 ‘Si yo me hundo, vos también’, dice el adversario por ello es que ha gestado y ejecutado el pecado original, para sujetarse a nosotros y arrastrarnos al infierno, para privarnos de Dios y hundirnos eternamente en el abismo.

 Puede querer e intentar lo que quiera satanás, pero nosotros podemos buscar a Dios e impedirle que lo consiga. Si nos quiere hundir en el abismo y atormentarnos ahora y para siempre, lo que debemos hacer es buscar a Dios, esforzarnos por perseverar y por continuar en comunión con Él.

 Puede hacernos tropezar, puede intentar lo que sea, pero no lo va a conseguir si hacemos un esfuerzo real para buscar a Dios y perseverar en El Camino, avanzando en la consolidación de la comunión con Él.

 Una cosa que acostumbra hacer es echarse él mismo encima o algún demonio a su servicio. Eso provoca que nos veamos de repente como si tuviésemos un pesado manto de plomo sobre los hombros, o como si un adoquín pendiera de la cabeza.

 La defensa contra el adversario es siempre la misma, buscar a Dios, esforzarse, perseverar en la oración, no dejarse hundir y arrastrar a tinieblas como acostumbra a hacerlo el cerdo infernal.

 Puede ganarnos, y de hecho lo hace, porque no nos esforzamos por defendernos, porque no levantamos la cabeza, porque no nos dirigimos a Dios, porque tenemos la costumbre de hundirnos en nosotros mismo y de dejarnos vencer.

 Somos nosotros los que debemos esforzarnos, nadie va a suplir nuestro esfuerzo o socorrernos en la comodidad, ni Dios puede asistirnos si no queremos ser salvados, de ahí que sea absolutamente necesario orar sin desfallecer como lo dijo El Señor.

 Por supuesto que el adversario, satanás, va a intentar que no oremos, nos va a ofrecer distracciones, imponer obligaciones, provocar problemas, etc.; también puede infundir desgano.

 El desgano o la pesadez que abate al alma, la logra tirándola hacia abajo y haciéndole probar las profundidades de la muerte. Ahí el alma sin fuerzas, no quiere orar, no hace el esfuerzo y si se encuentra orando ya, se distrae, pierde, olvida, confunde o abandona.

 Comprender que sin combate espiritual, es imposible liberarse de los asedios y trampas de satanás, irremediablemente estamos perdidos si no libramos el combate espiritual.

Leer:

EL COMBATE ESPIRITUAL HOY:


ENEMIGOS ESPIRITUALES DE HOY:

LOS ENEMIGOS ESPIRITUALES:

Misterios del combate espiritual:


PENTAGRAMA DE COMBATE ESPIRITUAL (I):

PENTAGRAMA DE COMBATE ESPIRITUAL (II):



PENTAGRAMA DE COMBATE ESPIRITUAL (V):

EL COMBATE ESPIRITUAL, ¿En qué consiste hoy?:

CLASES DE DEMONIOS:

ASPECTOS PSICOLÓGICOS DEL COMBATE ESPIRITUAL (I):

ASPECTOS PSICOLÓGICOS DEL COMBATE ESPIRITUAL (II):

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

GRAN AVISO, APAGÓN EN EL CONO SUR, CONSIDERACIONES

GRAN AVISO , APAGÓN EN EL CONO SUR, CONSIDERACIONES 1.- Para meditar: En el domingo de la Santísima Trinidad , Argentina ...