31 de enero de 2014

2099.- LAS DOS VENGANZAS DE satanás



2099.- LAS DOS VENGANZAS DE satanás

 La venganza que ejerce satanás es en contra de Dios, y es porque el cerdito infernal quiso algo que Dios no se lo concedió, entonces, como orgulloso y caprichoso inútil que es, se enojó e histérico comenzó a querer venganza.

 El cerdito infernal, satanás, quiso ser adorado, deseaba que la Unión Hipostática fuese con él, ni se le ocurrió que sería con la humanidad.

 La unión total de Dios con la criatura, quiso que fuese en y por él, quiso que Dios se le diese por completo, y deseó tal cosa porque él quería ser adorado en el lugar de Dios.

 Como Dios le Reveló, igual que a todos los Ángeles, que la Unión sería con la humanidad ardió de rabia en su orgullo, se creyó despreciado, además e que se vio decepcionado y se sintió por ello frustrado.

 En vez de reconocer su error, eligió odiar a Dios, aborrecerlo, despreciarlo y comenzar una rebelión.

 No miró el cerdo en su ambición que Dios lo había constituido en el primer ángel, no se conformó con su lugar, deseó mas, y no conociendo que estaba equivocado, se convenció a sí mismo de haber sido traicionado por Dios.

 Se dio un motivo inventó una excusa para odiar a Dios, para iniciar su rebeldía externa y para comenzar una rebelión en su contra sublevando a otros ángeles orgullosos como él.

 A la cabeza de esos ángeles rebeldes, viciosos, orgullosos, quiso imponerse a Dios, como dar un golpe de estado en cielo, demostrando de esta manera una demencia total.

 Fue vencido por San Miguel Arcángel y los Ángeles Buenos, leales a Dios pero no desistió de sus ambiciones, caprichos y deseos de venganza, por ello después realizó la tentación a Adán y Eva para provocar el pecado original.

 Con esto logró vengarse contra Dios en el sentido de que le arrancó la humanidad, es como si le hubiese dicho: ‘a esa humanidad que amas tanto, yo la secuestré, la hundí en el abismo, se revuelca conmigo y me prefiere, no vas a poder obrar tu pretendida unión con esa inmundicia’.

 Por supuesto que mas allá de los caprichos infernales Dios continúa sus planes, por ello es que llegó el momento y en Jesús se consumó la Unión Hipostática, Él Es Dios y Hombre.

 Ahí satanás fue derrotado, pero ahí comenzó una segunda venganza, la que consistió en destruir su obra, impedir su Vida-Presencia-Reinado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

POLÍTICA DEL SIGLO XXI

POLÍTICA DEL SIGLO XXI   Ahora, consideremos lo que surge de la calle, del trato diario y no reflejan las encuestas pagas:   -...