31 de enero de 2014

2104.- INMADUROS OBTUSOS DESAMORADOS



2104.- INMADUROS OBTUSOS DESAMORADOS

 No hemos dejado de ser unos rebeldes caprichosos obtusos y desamorados a los que no les importa nada de nada ni de nadie. Solo pensamos en lo que queremos y nos convencemos de que lo merecemos.

 La inmadurez de estos tiempos provoca que las almas se vuelvan obtusas, obstinadas, tercas, que cultiven la egolatría y se mientan a sí mismas convenciéndose de que se les debe lo que quieren.

 Nadie busca al Señor, nadie escucha la Verdad, los corazones se han vuelto orgullosos y desamorados, cada cual se empecina en realizar su voluntad y en prescindir de Dios como si eso no acarreara consecuencias.

 Mirando solo lo que queremos, deseamos, ambicionamos, perdemos la noción de la realidad, quedamos encerrados en lo que deseamos y no consideramos mas nada, y eso es lo que nos vuelve obtusos, tercos y obstinados.

 No vemos que estamos siendo engañados por el adversario, no advertimos que así es como satanás nos encierra, aísla, nos mete en un agujero y conduce a que vivamos indiferentes a Dios, aparte de Él, o como si él no existiera, incluso aunque hablemos de Dios todo el tiempo.

 Terminamos en un estado de inconsciencia que nos perjudica, el que no queremos advertir, porque seguimos con creciente capricho tratando de obtener lo que deseamos o exigiendo que se nos de.

 Llevamos nuestra voluntad a término sea como sea no importándonos otra cosa, no midiendo las consecuencias, no queriendo ver, no queriendo escuchar, provocando por ello amargos efectos que no dejarán de producirse.

 El primer y mas grave efecto de pensar solo en lo que queremos y dedicarnos a conseguirlo es terminar sin Dios, pasar por el mundo renegando de Él, perdiéndolo ahora y para siempre.

 Lo que sigue, es lo que lógicamente se puede deducir de eso, la ruina actual y eterna, el permanecer enterrados en tinieblas ahora y para siempre, sometidos a satanás, entregados a sus caprichos y a merced de todos los enemigos espirituales que quieren destrozarnos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

POLÍTICA DEL SIGLO XXI

POLÍTICA DEL SIGLO XXI   Ahora, consideremos lo que surge de la calle, del trato diario y no reflejan las encuestas pagas:   -...