17 de febrero de 2014

2127.- CHOQUES



2127.- CHOQUES

 Nos dice, sugiere o insinúa el adversario lo que nos atormenta, preocupa y hace sufrir, solo por eso, por castigarnos, humillarnos y satisfacer su ego sádico al vernos padecer por su causa.

 Considerar que es un mentiroso y hábil manipulador por ello, con mentiras y su perversa astucia logra enredarnos, confundirnos y enterrarnos en nosotros mismos alejándonos de Dios.

 Logra generar una gran preocupación, una miedosa y angustiante preocupación, par a que solo y siempre pensemos en nosotros como él y nos olvidemos de Dios sumergiéndonos en tinieblas.

 Sumergidos en tinieblas padecemos la ausencia de Dios que por olvidarlo generamos, entonces, sufrimos el vacío y la desolación que merecemos, y esto dura mientras no lo remediamos, mientras no volvemos a Dios porque Dios continúa estando ahí, al alcance la mano.

 Si dejamos que el adversario nos atormente, humille y se burle, va a continuar formando resentidos odiosos frustrados que andarán siempre en búsqueda de una oportunidad o excusa para expresar su odio, escupir su veneno, el de la frustración y el resentimiento.

 Atormenta el orgullo el adversario oprimiendo, humillando, despreciando, burlándose, diciendo lo que nos asusta, sugiriendo como inminente lo que tememos.

 Busca formar grupos de seguidores perversos, odiosos, resentidos y renegados como él que estén deseosos de escupir el veneno de su ácida frustración para manipularlos, usarlos, para lavarles el cerebro y decirles que deben vomitar su veneno odiando a como culpables a otros en el mundo.

 Así hace que un grupo choque contra otro y al final que la humanidad se pierda anulándose a sí misma, autodestruyéndose al chocar uno contra otro como locos en un manicomio.

 Si no abrimos los ojos, vamos a terminar perjudicándonos de manera irreversible y estaremos chocando histéricos, miedosos, odiosos y resentidos unos contra otros hasta aniquilarnos mutuamente sin sentido, sirviendo con esto a los planes de satanás que en su astucia hace que nos peleemos entre nosotros y no contra él.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

POLÍTICA DEL SIGLO XXI

POLÍTICA DEL SIGLO XXI   Ahora, consideremos lo que surge de la calle, del trato diario y no reflejan las encuestas pagas:   -...