18 de febrero de 2014

2133.- DIOS DA REMEDIOS, PERO NO LOS QUIEREN



2133.- DIOS DA REMEDIOS, PERO NO LOS QUIEREN

 Hay almas que quieren estar perdidas y que por ello merecen estar perdidas, injusto sería pretender sacarlas de las tinieblas, querer que o se hundan en el abismo.

 Dios Es Misericordia, y justamente, la misericordia se Revela queriendo rescatar a las almas, pero no pueden ser rescatadas las almas que no desean salir del abismo.

 Es común, normal, que las almas no quieran en principio salir de su agujero-sepulcro, que no quieran dejar de preocuparse por sí mismas, pero, teniendo la oportunidad, solo las necias desean continuar hundiéndose.

 Basta con querer ser libres, basta con un poquito de buena voluntad, no requiere Dios mas que un poco de colaboración, pero no deseamos modificar nuestra situación, no queremos mudar el estado miserable y decadente en el que nos hallamos, nos hemos adaptado a las tinieblas del abismo en el que nos hemos visto sumergidos.

 Dios puede y quiere liberarnos, pero nosotros lo tornamos imposible, no queremos, no lo dejamos y no colaboramos. Realmente demostramos que nonos interesa, que preferimos as tinieblas, reptar sobre la faz de al tierra, vagar en entre sepulcros y perdernos en el abismo

 Como queremos renegar de Dios, probamos lo que el pueblo que fue el elegido antiguamente ha probado, el destierro, la desolación, el desamparo de Dios, no porque Él quiera dejarnos desamparados, sino porque nosotros deseamos vernos desamparados de Él y estamos haciendo terca, obtusa y retorcidamente todo lo posible por lograrlo, sea en forma consciente o inconsciente.

 Dios da remedios, amparos, refugios, pero las almas no quieren recurrir a tales cosas, las almas desean continuar defendiendo su orgullo y seguir sumergiéndose en el abismo de la desolación como si Dios no existiera, o como si fuese inútil o irrelevante que exista.

 Quieren creer que por sí mismas pueden obtener cualquier cosa, que no hay mas remedio que valerse por cuenta propia entonces, no van a conseguir mas que chocar una y otra vez contra la pared hasta autodestruirse.

 Al no querer los remedios que Dios da, dicen que Dios no ayuda, pero son ellas las que no toman lo que Dios, mas sabio que ellas, les da y ofrece.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

GRAN AVISO, APAGÓN EN EL CONO SUR, CONSIDERACIONES

GRAN AVISO , APAGÓN EN EL CONO SUR, CONSIDERACIONES 1.- Para meditar: En el domingo de la Santísima Trinidad , Argentina ...