22 de febrero de 2014

2160.- NO VIENE A COLABORAR EN REBELDÍAS



2160.- NO VIENE A COLABORAR EN REBELDÍAS

 Si buscamos la Voluntad de Dios y la aceptamos colaborando en Que Se Haga-Reine-Triunfe en nuestra vida, estamos provocando la Segunda Venida del Señor, porque ahí y así es como Viene-Vuelve, espiritualmente.

 Lo hace en forma gradual, progresiva, constante, y siempre supeditada a nuestra aceptación y colaboración.

 Por supuesto que no va a venir a conformarnos, darnos el gusto o a hacernos caso y someterse a nuestros caprichos, ambiciones e intereses, es todo lo contrario, Viene-Vuelve El Señor para liberarnos de tales cosas, de ahí que debamos obedecerlo.

 El Señor Es Enviado por El Padre para la Salvación de las almas, no para colaborar en su rebeldía, para volverlas mas orgullosas o consumar su egolatría caprichosa.

 El buscarlo y recibirlo es voluntario, quien no lo busca, no va a poder obedecerlo y el que no lo obedece no lo tiene, entonces, naufraga en tinieblas esforzándose por mentirse y convencerse de que no ocurre ni ocurrirá nada malo, sin querer ver que de las tinieblas solo no se vuelve.

 Nadie esta bien en las tinieblas y nadie puede salir de éstas por sí mismo, Solo Dios puede sacar de las tinieblas a quienes abren los ojos y deseen ser verdaderamente libres.

 Viene El Señor por Segunda Vez a la creación, y no va a obrar en forma diferente a la Primera, no va a dejar de obedecer al Padre para pasar a obedecer a las criaturas, Él Viene como la Primera Vez, para obedecer al Padre y para introducirnos al Reino de los Cielos.

 Dios, como verdadero Padre Que Es, quiere nuestro crecimiento, evolución, maduración en el espíritu, por ello es que se sirve de las dificultades que el adversario nos provoca para producir un real crecimiento, una verdadera evolución.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA Explicación de los pasajes bíblicos: Águila que ...