22 de febrero de 2014

2164.- CONCILIA A DIOS CON EL DIABLO



2164.- CONCILIA A DIOS CON EL DIABLO

 Si no hemos generado una verdadera voluntad de amar a Dios perseverantemente, pereceremos irremediablemente, caeremos en los engaños y manipulaciones del adversario que logrará envolvernos en tinieblas y hacernos retroceder a sus dominios, el infierno-abismo de su ser desamorado, orgulloso y pestilente.

 Podemos tener buena intención de amar a Dios, pero no es suficiente, hay que poner por obra esa voluntad y sostenerla, perpetuarla, hacer el esfuerzo por perseverar contra las adversidades que irrumpen.

 Realmente es por la liberación que nos movemos, el adversario, satanás, nos tiene oprimidos, aplastados, esclavizados, sometidos, vive de nosotros, nos roba la vida nos quita vitalidad, determina los acontecimientos de nuestra historia, y todo eso es porque impunemente puede obrar.

 Estamos acostumbrados a permanecer indiferentes a Dios, y por lo tanto, a nuestro bien, no hemos hecho lo debido no hemos echado a satanás como es debido, no lo rechazamos ni combatimos, entonces, hemos favorecido que él avanzara se aferrara e instalara cómodamente.

 Como en su momento no hicimos lo debido, ahora padecemos lo que no queremos, si deseamos ser libres de su opresión maldita y despiadada, nos va a costar el doble conquistar la libertad, conquistar el Reino de Dios.

 Ya dijo El Señor Que El Reino se conquista y con esto nos puso sobre aviso e que no sería fácil, que deberíamos esforzarnos, que necesariamente debemos librar el combate espiritual que requiere nuestra liberación.

 Ese combate espiritual, por supuesto que es contra los enemigos espirituales, aquellos que nos tienen sometidos mientras no amamos a Dios. Amar a Dios en verdad es entrar en conflicto con nuestros opresores porque, por supuesto, no les va a gustar que hagamos lo que ellos no hacen.

 Una vida espiritual sin enfrentar a los enemigos espirituales, es una vida espiritual falsa, es hipocresía, es culto inútil porque el alma sigue sometida, esclavizada, dominada y se halla perdida en tinieblas esforzándose por convencerse de que vive en un mundo feliz.

 El alma que no enfrenta a sus enemigos espirituales y que dice que ama a Dios, es hipócrita, se engaña a sí misma, pretende vivir un sincretismo fantasioso en el concilia a Dios con el diablo.

Leer:

ENEMIGOS ESPIRITUALES DE HOY:

LOS ENEMIGOS ESPIRITUALES:

EL COMBATE ESPIRITUAL HOY:


Misterios del combate espiritual:

EL COMBATE ESPIRITUAL, ¿En qué consiste hoy?:

CLASES DE DEMONIOS:


ASPECTOS PSICOLÓGICOS DEL COMBATE ESPIRITUAL (I):

ASPECTOS PSICOLÓGICOS DEL COMBATE ESPIRITUAL (II):

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA Explicación de los pasajes bíblicos: Águila que ...