24 de febrero de 2014

2176.- MIENTRAS NO BUSQUEMOS A DIOS



2176.- MIENTRAS NO BUSQUEMOS A DIOS

 Aprovechando la impunidad de las tinieblas y de la ignorancia, el adversario siembra discordia, provoca divisiones, hace que las almas se peleen entre sí.

 Encierra a cada uno en sí, le hace temer y desconfiar del otro, aísla a las amas en su agujero para que practiquen la egolatría narcisista infernal e inútil en la que se abisman para siempre.

 Sumergido cada uno en sí, con miedo, preocupado, crece la histeria de las tinieblas y es así como las almas se rozan y estallan para acabar peleando y distrayéndose de lo esencial.

 Lo esencial es que hay que amar a Dios, buscarlo, obedecerlo, y luego, al prójimo también hay que amarlo.

 Como el adversario no se ve y como hay quienes ni consideran que exista, aprovecha el cerdo infernal a provocar discordias, división y peleas, aprovecha a empujar a las almas para que entren en conflicto defendiendo lo indefendible, su orgullo y amor propio.

 Mientras no busquemos a Dios, vamos a quedar irremediablemente a merced del cerdo infernal, de sus caprichos, ambiciones y perversiones perjudicándonos a nosotros mismos.

 Mientras no busquemos a Dios, no vamos a saber ni siquiera que hacer para solucionar los problemas que nos aquejan, simplemente porque la raíz de todos los problemas es prescindir de Dios.

 Mientras no busquemos a Dios vamos continuar enredándonos en caprichos vicios, ambiciones, vamos a seguir generando tinieblas y a estar perdidos a merced de lo que hemos provocado.

 Mientras no busquemos a Dios, vamos a estar buscando inútiles e imposibles soluciones a lo que no comprendemos agravando la situación que nos aqueja.

 Mientras continuemos sin buscar a Dios, vamos continuar enterrándonos en tinieblas comprobando que cuanto hacemos para tratar de evitar las consecuencias solo redunda en un mayor problema, porque al pretender obrar sin Dios, vamos mas abajo en las tinieblas.

 Si seguimos sin buscar a Dios, vamos a seguir mereciendo lo que padecemos, porque todo lo que sufrimos es propio de las tinieblas en las que nos sumergimos olvidándonos de Dios y renegando de Él.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA Explicación de los pasajes bíblicos: Águila que ...