24 de febrero de 2014

2180.- ALMAS VACÍAS DE LO ESENCIAL



2180.- ALMAS VACÍAS DE LO ESENCIAL

 Somos rebeldes, caprichosos, desconfiados miedosos que se empecinan en ver o juzgar las situaciones, cosas y personas de una determinada manera no queriendo cambiar la visión, cerrándose a la verdad.

 Apegados al propio juicio nos cegamos a la Verdad porque no consideramos la voz de Dios, no le permitimos a Él Que Se Revele obviando el hecho de Que Él es La Verdad.

 Como tontos nos encerramos, nos volvemos obtusos, nos encaprichamos y empecinamos en continuar sosteniendo la apreciación o juicio que queremos, defendemos la idea propia sin siquiera considerar la posibilidad de estar equivocados.

 Esta bien defender los ideales, pero esta mal no escuchar ni considerar, no atender y no pensar, eso es lo que vuelve a las almas fanáticas irracionales, caprichosas desamoradas que se empecinan en prevalecer, imponerse y hacer valer su idea, juicio, apreciación sin consideración alguna.

 Como vivimos de esta manera morimos de la misma manera, terminamos aislados, encerrados, hundidos y ahogados, porque así como somos nosotros, son todos, de manera que no hay ni puede haber entendimiento alguno entre las almas en estos tiempos.

 La esencia del problema es que no hay humildad, soba el orgullo, sobreabunda la soberbia, rebalsan las almas de amor propio y vacías como están de Dios, se desesperan por hacerse adorar, imponerse, prevalecer.

 Como no aman a Dios, están vacías de Dios, aunque se hallen llenas y desbordantes de orgullo y amor propio, vicios y corrupciones. Sucede con las almas lo mismo que con los cuerpos, a simple vista se juzga como rebosante de salud al que esta excedido de peso, pero eso no significa que e halle bien nutrido.

 Las almas están llenas de veneno, o sea, de vicios, de orgullo y amor propio, no de amor a Dios, entonces, están vacías de lo esencial, de ahí que sientan su vida vacía, desolada, como desarmándose o desmoronándose.

 Dejan voluntaria y tontamente de lado lo esencial dejan de amar a Dios, entonces, padecen el vacío y la desolación, y después se mueven instintivamente para buscar en forma desesperada consuelo, saciedad, conformidad y es ahí donde acaban por hundirse porque se envician sin saciarse nunca, acaban por reventar sin haber encontrado satisfacción.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA Explicación de los pasajes bíblicos: Águila que ...