25 de febrero de 2014

2193.- VÍCTIMAS DE SÍ MISMAS



2193.- VÍCTIMAS DE SÍ MISMAS

 Somos libres debemos dejar de atarnos inútilmente, es decir, dejar de querer ser amados, adorados, porque es ahí donde nos atamos y pretendiendo sujetar a otros, terminamos nosotros sometidos por demonios.

 Si nos hacemos ver, notar, adorar, obedecer servir, etc., el alma en lugar de llenarse, se vacía primero porque se consume a sí misma, segundo por que es consumida por demonios y tercero porque las tinieblas también la transforman.

 El alma que se hace adorar es como satanás, por ello lo tiene encima y acaba por instalársele adentro, porque el cerdito infernal esta desesperado por saciar su ego, por obtener ser adorado.

 El alma que se hace adorar pierde vida, vitalidad, no tiene fueras, termina sucumbiendo al irse convirtiendo en tinieblas, y como padece ese descomponerse en vida, se desespera aun mas por obtener ser adorada.

 Como desea ser adorada, el alma adora a otras, finge interés y preocupación, dejándose consumir, dedicando su vida a otras almas y negándosela a Dios, quedando de esta manera todas las almas enterradas y perdidas en tinieblas.

 Debemos dejar que los muertos entierren a los muertos, es decir, que almas sin Dios se preocupen por almas sin Dios, mientras que nosotros que hemos elegido amar a Dios, tenemos que empelar el tiempo obedeciéndolo por el bien de muchos.

 No vemos que tratamos de resolver todo racionalmente y que no tenemos la capacidad suficiente, que la capacidad de pensar ha sido limitada, condicionada.

 Como deseamos guiarnos por el solo razonamiento, anulamos la Fe y ahí nos negamos a Dios, nos negamos a tener a Dios, quedando justamente enterrados y hundidos en tinieblas.

 Las dificultades de estos tiempos son para que admitamos que no tenemos capacidad suficiente para resolverlas, y para que admitamos la necesidad de tener Fe y de darle un lugar a Dios.

 Las almas en estos tiempos que dicen tener fe, se encuentran ante una contradicción que las anula, sufren aquello que en su hipocresía, comodidad e indiferencia han gestado en sí, entonces, tienen sentimientos y pensamientos encontrados.

 Ahí se genera confusión y terminan anulándose, porque medio ser quiere ir hacia delante y medio ser hacia atrás. Quedan trabadas, se estancan y ahogan en su abismo para condenarse a las tinieblas eternas.

 Esto sucede porque no están dispuestas a tener Fe Verdadera, porque no quieren hacer un sacrificio real de negarse a sí, porque no desean seguir al Señor y perseverar, no quieren madurar, no quieren crecer, desean seguir enterrándose en tinieblas, perdiéndose en el olvido de Dios en el que naufragan.

 En definitiva, terminan siendo las almas víctimas de sus caprichos comodidades e indiferencia hacia Dios, víctimas de sí mismas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA Explicación de los pasajes bíblicos: Águila que ...