26 de febrero de 2014

2199.- LA TRAICIÓN



2199.- LA TRAICIÓN

 Se desespera por ver-creer lo que se imagina, aquello que quiere que sea cierto, entonces, cuando choca con la realidad y comprueba lo contrario, se desespera, enfurece y busca a cualquiera para responsabilizarlo y aplastarlo.

 Ese obrar maldito y despiadado del adversario, se ve traducido en el mundo, expresado, por medio de aquellos que son su títere o instrumento, de esta manera es que padecemos persecuciones infernales a causa de la Fe.

 Es la hora de la perseverancia, pero también de las traiciones y aquellos que siempre se eligieron a sí mismos mientras que fingieron elegir a Dios volviéndose hipócritas e impostores, en el momento de la dificultad se convierten en traidores.

 De esta manera es que Jesús padece místicamente la traición de judas, le es renovada diariamente, espina calada muy hondo en su corazón. Hablando mas precisamente, la traición es el mismo lanzazo que recibió su Divino Corazón agonizante.

 Como sucede siempre, las traiciones son de los mas cercano y éstas son las mas dolorosas, los desprecios de otros no hacen mucho daño, pero el desprecio o la traición de alguien cercano duele, desgarra.

 La traición saca de cada uno lo peor, logra que nos desconsolemos y hasta volvamos casi demonios, enfurece a las almas, y en un instante, aquello que fue amor, se convierte en odio y hasta se multiplica por mil y mil veces mil.

 La traición es la copa amarga, el cáliz que hizo sudar sangre al Señor en el Huerto de los Olivos, copa que también todos los que lo seguimos beberemos, probaremos, y no una, sino muchas veces en el mundo.

 Varias veces probaremos la traición porque a todos nos toca una porción de ese veneno, pero, es diferido en el tiempo, es en diferentes oportunidades que nos toca padecerlo, si lo tuviésemos que enfrentar todo junto y en un instante, nos perderíamos.

 Día a día debemos librar el combate espiritual perseverando en la Fe, y así es que de a poco vamos enciendo a los enemigos y soportando las pruebas. Si esquiamos esto, si no obramos como adultos, lo único que hacemos es diferir todo a un momento irreversible donde nos perderemos.

 Esto se debe a que nadie deja de beber o probar la copa que le toca, sea creyente o no, simplemente porque pertenecemos a la raza humana y porque a todos nos quiere perder el adversario, así como también, a todos nos quiere Salvar El Señor.

 Hay almas que desean creer que nada sucede ni sucederá, que pueden y podrán evadirse de la Justicia Divina, se engañan, son idiotas que responden a satanás y que comprobarán que el adversario es traidor y siempre traiciona, entonces, por amarga experiencia comprobarán que al final el cerdo infernal al que adoraron y sirvieron, los va a traicionar dándose vuelta y acusándolos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA Explicación de los pasajes bíblicos: Águila que ...