27 de febrero de 2014

2202.- MUY POCA BUENA VOLUNTAD



2202.- MUY POCA BUENA VOLUNTAD

 Las almas no comprenden que al hundirse en sí mismas se van entregando y sometiendo a satanás, no quieren aceptar la realidad, desean creer que son reinas, diosas, que se alzan en el mundo obteniendo fama, adoración y gloria, aceptación y reconocimiento.

 Prefieren creer la mentira del adversario antes que aceptar la realidad, pues gustan la mentira, no solo están habituadas a ese veneno, sino que lo prefieren, se han vuelto adictas a la mentira.

 Lo peor es que, saino que es veneno, sabiendo que mienten y se engañan, sabiendo que corren al abismo, prefieren aun continuar camino a la perdición eterna.

 Eso es cinismo, idiotez, demencia voluntaria, pero pone en evidencia el grado de degradación que han alcanzado las almas, sirve para comprobar que hace años que tienen corrompiéndose, degradándose, embruteciéndose, denigrándose, autodestruyéndose.

 No hace falta aclarar mucho, satanás es el que quiere destruir a las almas, pero siempre cuenta con una muy grande colaboración en el mundo de las almas mismas.

 Tiene el adversario, satanás, colaboradores que lo adoran y que quieren lo mismo que él. También tiene colaboradores inconscientes que no saben lo que hacen, pero lo sirven bien.

 Por otro lado, tiene la inmensa e inmejorable colaboración de la indiferencia hacia Dios que es generalizada en la humanidad, cosa que le permite hacer o sugerir cualquier cosa y ser siempre recibido, creído, aceptado, obedecido.

 Si el adversario puede someter a la humanidad es porque ésta hace nada para repelerlo, rechazarlo, porque desea corromperse, porque quiere prescindir de Dios.

 Es muy poca la buena voluntad de las almas, es muy poco el verdadero interés por Dios, incluso, es muy poco el verdadero interés por el verdadero bien propio, las almas buscan y prefieren su mal tanto a consciencia, como por engaño al no querer escuchar a Dios y no querer saber cual es la Verdad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

POLÍTICA DEL SIGLO XXI

POLÍTICA DEL SIGLO XXI   Ahora, consideremos lo que surge de la calle, del trato diario y no reflejan las encuestas pagas:   -...