31 de marzo de 2014

2459.- IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (27): MIEDO Y ORGULLO



2459.- IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (27): MIEDO Y ORGULLO

 Hay tres maneras de librarse del orgullo, una es recapacitando, otra tropezando y la tercera es amando.

 Recapacitamos cuando tomamos consciencia de lo que somos y hacemos, cuando vemos y comprendemos que nos hemos convertido en orgullosos desamorados que solo se preocupan por sí mismos, por satisfacer su ego y por cultivar la egolatría narcisista infernal. Acá es necesario dirigirse rápido a Dios para aprovechar esta toma de consciencia para convertirse y aprender a depender de Él.

 Tropezando nos libramos del orgullo cuando no podemos continuar dedicándonos  a éste, cuando nos vemos impedidos de satisfacerlo, conformarlo, saciarlo, de seguir sometidos a sus caprichos siempre crecientes en los que se expresa satanás exigiendo ser adorado, servido y obedecido. Acá también es necesario ir rápido a Dios para salir del abismo de egolatría.

 La tercera forma de librarse del orgullo es amando, y esto ocurre cuando tenemos una oportunidad delante de renunciar a nosotros mismos  de buscar a Dios primero. También puede darse esto en relación con alguna persona, o sea tenemos la oportunidad de renunciar a nosotros mismos y amar a otros o simplemente de dar un perdón.

 Debemos considerar que en la raíz u origen del orgullo-amor propio hay miedo, una preocupación por sí inevitable que todos tenemos, que crece y se multiplica cuando no la extirpamos comportándose como enredadera que nos envuelve ahogándonos y estando superficialmente sobre nuestra vida.

 Ante el miedo hay tres reacciones, una convertirse en un caprichoso desafiante que finge no tenerlo, otra es convertirse en un sumiso conformante que finge que así lo vence, y la tercera consiste en fluctuar entre ambos extremos.

 El problema real es que el miedo se origina al separarnos de Dios, y justamente, lo vencemos volviendo a Dios, eligiendo la Fe, renunciando a nosotros mismos, aprendiendo a discernir Su Voluntad y a seguirlo ahí obedeciéndolo.

 Tenemos que dejar de ser egoístas para con Dios, dejar de preocuparnos inútilmente por nosotros mismos, y si no lo hacemos, consideremos que no tenemos derecho para perturbar a otos con esa histeria inútil infernal que generamos por egoístas desamorados mas preocupados por su orgullo que interesados por Dios.

¿CÓMO DETERMINA EL ORGULLO LA VOLUNTAD?:



APOSTASÍA, IMAGEN, ANTICRISTO, DESOLADOR Y LOS DOS TESTIGOS: http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2013/12/1700-apostasia-imagen-anticristo.html


IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (1):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (2):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (3):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (4):



IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (7):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (8):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (9): FANTASÍA AUTO-ALIMENTADA:

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (10):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (11):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (12):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (13):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (14):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (15): http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2014/03/2251-identidad-imagen-personalidad-15.html

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (16):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (17):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (18):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (19):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (20):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (21):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (22):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (23):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (24):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (25):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (26):

2458.- ELIGEN NO AMAR



2458.- ELIGEN NO AMAR

 Debido a la herencia del pecado original a todas las almas les cuesta amar a Dios, y debido a que el adversario esto lo sabe, aprovecha para tender trampas ahí, impone que las almas se dediquen miedosamente a sí mismas, se preocupen mas por sí y se empleen en cosas inútiles para distraerlas y hacer que pierdan tiempo.

 Confiar en Dios no es aprender un discurso de memoria y repetirlo diciendo que por ese lavado de cerero voluntario tenemos fe. Confiar en Dios no es realizar costumbres nuevas o antiguas diciendo que por ello tenemos fe.

 Confiar en Dios prestarle atención, buscarlo, elegirlo, discernir Su Voluntad, salir de sí mismo, aprender a obedecerlo, y por sobre todo dejarlo absolutamente libre de decidir, de ser y hacer, porque ahí es donde lo estamos eligiendo y aceptando como El Dios Vivo y Verdadero Que Él Es.

 Notar que siempre el adversario nos inclina a dedicarnos inútil y miedosamente a nosotros mismos, siempre impone que perdamos el tiempo empleándonos en cosas realmente inútiles que juzgamos como importantes solo porque pareciera que nos dan seguridad.

 En vez de buscar esa falsa seguridad de querer hacer que todo dependa de nosotros, deberíamos buscar liberarnos del miedo que nos moviliza a construir esa falsa seguridad que en realidad es un autoengaño, una fantasía, una verdadera mentira.

 Deseamos creer que nuestra vida depende de nosotros, queremos creer que imperamos y que nuestra voluntad se cumple como la de un dios o un rey, pero eso no hace mas que expresar y poner en evidencia el miedo que nos domina, controla, somete.

 Tenemos que dejar a Dios libre en lo que mas nos cuesta, donde mas miedo tenemos, porque ahí es donde Él quiere intervenir, y no lo va a hacer bajo nuestra guía o supervisión, no va a venir a nuestra vida a hacernos caso.

 Simplemente hay que prestarle atención, hacer el esfuerzo por recibirlo-aceptarlo, por discernir Su Voluntad y obedecerlo, porque Él sabe solucionar todo problema de raíz. Debemos considerar que si quiere o si permite algo no queriéndolo, es por nuestro bien, porque busca que alcancemos el Bien Verdadero.

 Es hora de vencer el miedo, la preocupación por sí mimo para poder vencer a todos los otros enemigos espirituales, para poder alcanzar la salvación volviendo  ala comunión con dios, saliendo del abismo de egoísmo hipócrita y narcisista en el que nos consumismos inútilmente desesperados y atormentados reclamando adoración, aceptación, reconocimiento, a la vez que acusamos a todos de no adorarnos como creemos orgullosamente que nos corresponde.

 Notar que no somos diferentes al adversario, nos mentimos diciendo que merecemos ser adorados, y luego nos mentimos diciendo que otros no nos adoran como corresponde, entonces, nos mentimos nuevamente diciendo que estamos autorizados para odiar y despreciar, para exigir y reclamar, cuando la verdad es que somos unos mentirosos egoístas desamorados que no se preocupan mas que por alimentar su ego, el mismo que están generando al elegir no amar.

 Simplemente considerar que, el problema lo provocamos nosotros, somos nosotros los que elegimos no amar a Dios generando su ausencia y provocando el abismo desgarrador que nos consume, devora, destruye y aniquila, aquel por el que después nos decimos habilitados para odiar a otros si no nos adoran como deseamos.

2457.- CON EXCLUSIVIDAD ENFERMIZA E INFERNAL



2457.- CON EXCLUSIVIDAD ENFERMIZA E INFERNAL

 Las almas que ha desdeñado el Don de Dios, hoy, en el tiempo en el que avanzan las tinieblas y donde satanás trata de imponerse como único dios, se hallan totalmente indefensas, se pierden, son sometidas, engañadas, manipuladas, etc.

 Considerar que el adversario se halla desatado debido a que las almas no quisieron elegir a Dios, no lo buscaron ni lo recibieron cuando vino generosamente a Revelarse, cada cual se empecinó en continuar encerrándose en sí mismo contribuyendo a las tinieblas imperantes.

 Ese desprecio de Dios y contribución a las tinieblas, es pagado con la influencia que tiene satanás en la ida de cada uno, la que siempre es proporcional a la irresponsabilidad y el incumplimiento.

 Hoy en día se libran terribles batallas para evitar que las almas se pierdan definitivamente, pero del lado del Señor en tierra prácticamente no hay almas que colaboren, es decir, ni a nosotros nos interesa.

 El esfuerzo lo están realizando Santos y Ángeles con el apoyo de las almas purgantes, de la parte militante del Cuerpo Místico prácticamente no hay colaboración, son muy pocas las almas que hallándose de paso por el mundo colaboran con Dios en la salvación propia y de otras.

 Cada una se encierra en sí, se evade de la realidad, se hunde en su agujero entregándose a vicios del cuerpo, del alma y del espíritu, negándole a Dios el amor, no prestándole ni la más mínima atención.

 Siempre hay excusas, siempre hay otros motivos que se presentan como urgentes, necesarios, útiles, pero no hay el más mínimo interés por Dios, ¿Cuánto cuesta dirigirle una miada, un pensamiento, unas palabras?, ¿Cuánto cuesta dirigirse a Él queriéndolo recibir, deseando escucharlo, invitándolo a pasar por nuestra alma?.

 Ahora las almas van a tener un instante, cada cual en su mundo-vida va  a conocer una oportunidad para salir de sí y dirigirse a Dios, para aprender a renunciar verdaderamente a sí mismo y no dedicare con exclusividad enfermiza e infernal al orgullo y la egolatría.

 Acá es donde muchas almas aprovechan para obrar al contrario, para alejarse aun mas de Dios diciéndose justificadas para odiarlo, recibiendo al adversario y haciéndole lugar, entregándose a acusaciones tontas e inútiles contra Dios.

2456.- QUISIMOS HACER TODO LO POSIBLE POR ENCONTRARLA



2456.- QUISIMOS HACER TODO LO POSIBLE POR ENCONTRARLA

 Nos envenenamos, arden las entrañas porque el orgullo se ve herido, humillado, porque no podemos hacernos adorar como lo deseamos, porque los caprichos se ven insatisfechos.

 Deberíamos dejar de generar caprichos, tendíamos que dejar de provocar esos lazos que acaban por enredarnos, atraparnos y destruirnos porque nos envuelven y se retuercen aprisionándonos en tinieblas.

 Considerar que los caprichos son rebeldías contra Dios que parten de satanás, entran en el alma y pasan a través de ella al mundo queriendo envolver a otras almas, por ello es que el alma que desea ser caprichosa, rebelde, que le da curso a la voluntad propia, termina enredada en los caprichos e histerias de satanás.

 De esta manera es que acaba por intentar lo inútil, satisfacer al adversario mientras que infelizmente cree que se dedica a sí misma o satisfacerse como dice convencida y resentidamente que le corresponde.

 Deberíamos comprender que el veneno fermenta en el alma debido a rencores que tenemos, es producto de rebeldías, se alimenta con los caprichos, con ese obtuso empecinarse con lo que queremos o lo que no queremos.

 El alma se anuda, se envenena, se retuerce y termina pudriendo, y como padecemos por eso que es el principio de una gangrena espiritual, nos quejamos, las quejas consisten en un pedido de atención, la demanda de adoración.

 No queremos entender que nos hallamos de paso por el mundo y empeñados en lo que nos perjudica, tendríamos que abrir los ojos y considerar que estamos pediendo un tiempo único e irrecuperable en el que deberíamos aprender a vivir, o sea, a amar.

 No queremos amar a Dios ni a nadie, nos queremos considerar autosuficientes, omnipotentes, capaces de todo, no admitimos un límite, por ello es que caminamos mirando hacia arriba mirando la punta de la nariz y encerrándonos en delirios.

 Así es que corremos a lo inevitable, a tropezar como todo idiota delirante de orgullo, volamos a estrellarnos y quedar inutilizados como lo merecemos.

 Podríamos liberarnos del orgullo haciendo un esfuerzo por amar, podríamos prestar un poco de atención a Dios para comprender que evitamos perdernos dentro del abismo de orgullo y amor propio al prestarle atención.

 Como no queremos realizar tal cosa, terminamos eligiendo el camino difícil, elegimos tropezar, rompernos la cabeza contra el suelo, probar el polvo, conocer la humillación.

 Ya no hay mas remedio, el tiempo para aprende a vivir por las buenas se ha terminado, simplemente porque era un tiempo, porque era un milagro de la Divina Misericordia, algo absolutamente inmerecido.

 Ahora cada cual conocerá en su vida orgullosa, viciosa, corrupta, abismalmente inútil, el tropiezo humillante y las limitaciones odiosas que se podría haber evitado. Esto ya es Justicia Divina, porque Dios quiso evitarnos la desgracia cuando nosotros quisimos hacer todo lo posible por encontrarla.

2455.- AUNQUE DIGAN NO SER MALOS, SON FUENTES DE VENENO



2455.- AUNQUE DIGAN NO SER MALOS, SON FUENTES DE VENENO

 No queremos tomar consciencia sobre la horrible realidad que nos aqueja, deseamos permanecer ajenos a ella y evadidos en fantasías, y esto es porque somos unos cobardes inmaduros apegados al suelo que gustan del sepulcro porque se han habituado a las tinieblas.

 No queremos salir del abismo de egolatría inútil narcisista infernal en el que hemos convertido nuestra vida miserable y totalmente desamorada, todavía somos infantiles preocupados por el orgullo, llenos de amor propio y entregados a vicios.

 Somos unos tercos caprichoso desamorados que se empecinan en encontrar excusas para no amar, para seguir dedicándose a cultivar el orgullo y a cosechar amor propio, o sea, a fabricar el lastre espiritual que las mantiene apegadas al suelo, que las condena a andar suplicantes sobre la faz de la tierra mendigando adoración, aceptación y reconocimiento.

 Como nos tenemos lástima, pena, autocompasión, suplicamos atención, adoración, andamos preocupados pensando obsesivamente en nosotros mismos e inútilmente dedicados a trata de obtener adoradores para nuestro orgullo.

 No vivimos mas que para nosotros, o mejor dicho, para nuestro orgullo que es el abismo, un real agujero negro en el espacio, que es el fruto del olvido y la negación de Dios, de ser egoístas y de querer continuar siéndolo.

 Lo peor es eso, no solo somos egoístas, sino que deseamos continuar siéndolo, queremos ser egoístas, caprichosos, resentidos malditos y completamente odiosos. Supura maldad de nuestro rencor odiosa y perversamente mantenido, y luego lo escupimos contra quienes deberíamos amar.

 Acá es donde demostramos el infantilismo, la inmadurez, el egoísmo orgulloso que apesta en el alma. Estamos desafiando, provocando, maltratando a otros, queremos obrar como adolescentes.

 Provocamos, desafiamos y maltratamos a otros queriendo inducirlos a una queja o reproche siquiera para justificar luego escupir veneno sobre ellos. Somos como los adolescentes resentidos e inmaduros que se resisten y oponen a crecer y solo andan buscando a quienes culpar y odiar por ello, en quines descargar su furia, aquella que surge de la frustración.

 La frustración se produce al comprobar que no somos los dioses que deseamos ser al ver que no merecemos ser adorados, ahí el alma se envenena chocando contra la realidad, y ahí es donde buscamos víctimas sobre las que descargar el odio que decimos justificado por cualquier motivo.

 La verdad es que si continuamos por ese camino, lo único que vamos a obtener es autodestruirnos, envenenarnos de tal manera al generar odio por los caprichos insatisfechos que reventaremos convirtiéndonos en demonios aun cuando digamos no ser malos.

2454.- QUE CONSIDEREN POR UN INSTANTE



2454.- QUE CONSIDEREN POR UN INSTANTE

  Mientras continuamos indiferentes hacia Dios, el enemigo, satanás, sigue avanzando, progresando, concretando sus planes, aquellos que son en perjuicio nuestro.

 Nos quejamos pero es tarde, deberíamos haber abierto los ojos, o en todo caso, tendríamos que aprovechar ahora para emplear el tiempo y perderlo, para dirigirnos a Dios y tratar de salir del abismo de orgullo, lástima, autocompasión y egolatría narcisista infernal donde yacemos miserablemente.

 Pronto las puertas se cerrarán irrevocablemente y no habrá mas camino que la ruina inevitable, pronto el orgullo será tal que las tinieblas volverán a cubrir la faz de la tierra como en el principio mismo de la creación.

 Las almas tienen una oportunidad única e inigualable de abrirse a Dios, de evitar cerrarse-encerrarse en sí mismas, de no dedicarse totalmente a sus delirios, caprichos y fantasías.

 Todos tenemos una oportunidad para aprender a amar, para salir de nosotros mismos, para superar limitaciones y desarrollar el amor, dilatar el corazón, ensanchar el alma a la manera de Dios.

 Desgraciadamente las almas desean ensancharse a la manera del adversario que no es dilatar el corazón por aprender a amar mas, sino que es ensanchar el estómago alimentando el ego, generando un inmundo deseo de adoración que provoca como una fuerza de atracción.

 Ahí el alma se autodestruye, pero también destruye a otras, a las que demanda, exige e impone atención, adoración, servicio, postración, de la misma manera que satanás.

 Que consideren por un instante las almas, si se comportan en su paso por el mundo como satanás, ¿Dónde creen que van a terminar?, ¿Cómo creen que les va a ir en el mundo y luego para toda la eternidad?.

 Considerar por un instante que estamos tratando de llenar el vacío que llevamos adentro producto de nuestro miserable obrar para con Dios imponiendo que nos amen, adoren, sirvan, despreciando a todos con orgullo como lo hace satanás queriéndonos convencer de que somos mejores, superiores, y que por ello nos corresponde lo que exigimos o demandamos.

2453.- ES LA HORA DE LA DEMOLICIÓN DEL ORGULLO



2453.- ES LA HORA DE LA DEMOLICIÓN DEL ORGULLO

 Hay un estado de alineación colectiva, o mejor dicho de estulticia generalizado, las almas no solo se han vuelto inútiles, sino que quieren creer que son grandes, omnipotentes e inmejorables, incluso hasta que deben ser adoradas.

 La perversidad corrupta ha nublado la mente, ha incapacitado a las almas, las ha vuelto mas que delirantes, perversa e inmundamente delirantes, las ha convertido en una abominación desoladora que profana la tierra con solo reptar sobre su superficie.

Se han atontado las almas y se ahogan en su propia perversidad, se ven inundadas de vicios, desbordadas de orgullo y cercadas por las mismas tinieblas que han generado, entonces, comienzan a desesperarse.

 Ven su mundo inútil de fantasías derrumbarse en un instante, ven sus ídolos desplomarse y se desconciertan, conocen las tinieblas, el polvo propio de la torre de babel que se cae.

 Conocen el desconcierto, no saben donde ir, a quién dirigirse, siquiera donde esconderse o refugiarse, y es la hora que les ha probado comprobar donde es que desembocan sus delirios, caprichos, vicios, obsesiones, su consentido y abundantemente cultivado olvido de Dios.

 La voluntad propia, el olvido y la negación de Dios, conducen a un callejón sin salida, al infierno, las almas no quisieron comprender esto, no quisieron escucharlo siquiera, entonces, ahora tropiezan, ven descontrolado su mundo, que se les escapa de las manos, que no tienen consuelo, alivio, refugio, salida, rumbo ni nada.

 Ahora conocen las tinieblas que han querido, ahora ven lo que se prepararon, pero no comprenden todavía que es justo, que es lo que buscaron y se merecen, continúan buscando culpables, o peor, siguen tratando de convencerse de que tienen el control.

 No quisieron dejar de rengar de Dios, dejar de cultivar el orgullo y los vicios, no quisieron modificar su comportamiento abominable, entonces, es justo que hoy se hallen en medio de la angustia, el desconcierto, el llanto y con el gusto amargo que los ídolos dejan en la boca mientras corroen las entrañas.

 Es la hora de la demolición del orgullo, Dios mismo va a permitir el tropiezo de cada uno con su propia torpeza, para que se conozca cada cual en su inmundo, deplorable e inútil ser infernal, y no es castigo, es para tener un adecuado conocimiento de sí, principio único para poder colaborar en la salvación queriendo un cambio.

2452.- NADIE SALE IMPUNE DE SUS INMUNDAS INJUSTICIAS



2452.- NADIE SALE IMPUNE DE SUS INMUNDAS INJUSTICIAS

 La trampa del adversario es representarnos en Dios aquello que tememos para hacernos retroceder, para tentarnos y tratar de imponernos que no lo amemos.

 La verdad es que él no amó a Dios, no quiso y trata de imponernos a nosotros que no lo hagamos, o sea, busca imponernos su voluntad, y si nos dejamos tentar, lo recibimos en nuestra vida-casa-corazón, de manera que pasa a constituirse en dios, señor, dueño.

 Puede vencernos porque no queremos amar a Dios, si quisiésemos hacerlo, no nos vencería, al contrario, tendría que retroceder y desaparecer devolviéndose a las tinieblas.

 Puede reinar en los corazones y adueñarse de la vida de las almas imponiéndoles que lo adoren y sirvan, porque halla vacío el lugar que debería estar lleno de amor a Dios.

 Como las almas no quieren generar amor a Dios, puede meterse en medio e imponer que se le preste atención, que lo miren y sirvan a él.

 Las almas prefieren continuar dedicándose a lo inútil, seguir generando amor propio, cultivando el orgullo y practicando la egolatría narcisista infernal. Buscan constantemente las almas la manera de olvidarse de Dios y de verse caprichosamente enredadas en su abismo de miserias, por ello es que ahí yace y pronto no van a poder salir del castigo que llega.

 Quieren creer que es sin consecuencias la maldad que ejercen, que no ocurre nada cuando deciden no amar, y peor aun, cuando eligen comportare perversamente en su orgullo despreciando incluso a quienes deberían amar.

 Fácilmente encuentra el adversario un cómplice idiota en el orgullo infantil e inútil de las almas delirantes de soberbia de estos tiempos, sabe como manipular a los infelices desamorados llenos de orgullo que andan buscando motivos para no amar.

 Las almas quieren creer que no ocurre nada malo, que nada malo sucederá mientras se dedican a escupir hacia el Cielo, insultar a Dios, renegar de Él, prescindir de Su Voluntad.

 Las almas se comportan arrogantemente como los idiotas que se esfuerzan por creer la mentira de que pueden hacer cuanto quieran indefinidamente sobre la faz de la tierra, por ello, su suerte va a ser el infierno ahora y para siempre después, porque nadie sale impune de las manos del Creador.

2451.- EL GRAN MILAGRO ES COMO EL INSTANTE PREVIO A LA MUERTE (II)

2451.- EL GRAN MILAGRO ES COMO EL INSTANTE PREVIO A LA MUERTE (II)

 Cuando las almas se encuentran frente a frente con lo que son en realidad, no pueden mentirse, no hay posibilidad de engaño, es como cuando se colocan frente a un espejo, podrán negar a otros, pero la realidad es patente delante de los ojos.

 Las almas intentan engañarse, incluso muchas lo hacen, se evaden, desdibujan la realidad, se convierten en alienadas fantasiosas encerradas en delirios caprichosos, pero eso dura un tiempo, toda fantasía se derrumba, desploma, desarma.

 Sucediendo esto en el instante de la muerte, las almas orgullosas se pierden definitivamente en tinieblas, quedando atrofiadas, retorcidas, deformadas para toda la eternidad.

 Esto es así porque saben la verdad, la vieron, no pueden ocultarla aunque quieren y lo intentan, entonces, por toda la eternidad hacen el esfuerzo de no ver lo que vieron y recuerdan, por continuar mintiéndose y por olvidar lo conocieron.

 Saben perfectamente la verdad, la conocen, pero la odian, aborrecen, desprecian y tratan de ocultarla, se esfuerzan interminablemente por mentirse, engañare y evadirse, y por hacer creer la mentira, por mostrar la máscara por la cual demandan ser adoradas.

 Pasan a la eternidad infeliz de los demonios convirtiéndose en eso. Persiguen a las almas en el mundo demandando ser reconocidas como lo que dicen ser, mas no lo que en realidad son.

 Continúan haciendo desde las tinieblas lo que hicieron en el mundo, tenerse lástima, pena, autocompasión, mentirse, engañarse, evadirse de la realidad, ocultar y disimular la verdad, darse una máscara-apariencia y demandar ser vistas o reconocidas por ésta.

 Como el gran milagro anunciado consiste en un Don de Dios donde Él realiza lo mismo que en el instante de la muerte, pero ahora, posibilitando de esta manera a las almas la reconsideración de su ser y hacer, de sus caminos perversos, en estos tiempos lo que sucede es similar.

 Las almas continúan su paso por el mundo evadidas de la realidad, encerradas en tinieblas, muertas en el espíritu, demandando adoración, teniéndose lástima, construyendo una imagen-apariencia y enterrándose definitivamente en el olvido de Dios y la negación de Él.

30 de marzo de 2014

EL IMPERIO BRITÁNICO MUNDIAL, SECRETO PARA SU CAÍDA (IX)



EL IMPERIO BRITÁNICO MUNDIAL, SECRETO PARA SU CAÍDA (IX)

Continúa el combate espiritual para vencer a satanás, derrotar las tinieblas y desmoronar su imperio

Considerar que:

1.- El imperio británico es oculto, disimulado.

2.- El nuevo orden mundial es su máscara.

3.- Si no vencemos la mentira y no derrotamos el engaño, no vamos a poder a llegar a comprenderlo, y mucho menos a defendernos.

EL IMPERIO BRITÁNICO MUNDIAL, SECRETO PARA SU CAÍDA:

EL IMPERIO BRITÁNICO MUNDIAL, SECRETO PARA SU CAÍDA (II):

EL IMPERIO BRITÁNICO MUNDIAL, SECRETO PARA SU CAÍDA (III):

EL IMPERIO BRITÁNICO MUNDIAL, SECRETO PARA SU CAÍDA (IV):

EL IMPERIO BRITÁNICO MUNDIAL, SECRETO PARA SU CAÍDA (V):

EL IMPERIO BRITÁNICO MUNDIAL, SECRETO PARA SU CAÍDA (VI):

EL IMPERIO BRITÁNICO MUNDIAL, SECRETO PARA SU CAÍDA (VII):

EL IMPERIO BRITÁNICO MUNDIAL, SECRETO PARA SU CAÍDA (VIII):

Capítulo I: EL GRAN MILAGRO ES COMO EL INSTANTE PREVIO A LA MUERTE (I)

 En el combate final estamos frente a frente con nosotros mismos, con lo que somos, con el resultado de lo que hemos hecho, ahí no hay mentira posible, solo podemos contemplarnos en la Verdad.

 Ahí pasan las almas la última prueba y determinante lo que se haya hecho o no en el transcurso del tiempo, debido a que cada cual llega con lo que es, despojado de lo que dice, cree y desea hacer creer que es.

 El alma se encuentra sola, a solas consigo misma, encerrada en una momentánea ausencia de Dios, un estado en el que Dios la coloca para el último juicio en el que ella conoce la verdad y debe juzgarse a sí misma.

 Acá es donde las almas sin fe enloquecen, se desesperan, se odian a sí mismas, no pueden liberarse de lo que han acumulado, generado, porque se aborrecen, desprecian, ven lo que realmente son y merecen.

 Ahí toman consciencia de lo que han forjado, de aquello en lo que se han convertido, lo que han acumulado y también lo que han merecido. Esto se debe a que Dios da una Luz especial, envía Su Espíritu de Verdad, Espíritu Santo que produce el conocimiento espontáneo de la Verdad, el alma se ve en la Verdad, como Dios la Ve.

 El alma que no eligió la fe, que no amó a Dios, que se dedicó al orgullo y el amor propio, queda frene a frente con la miseria que es y que ha elegido ser, lo que acumuló, no puede engañarse, por mas que quiera, la consciencia es imposible de acallar.

 Todo sale a la luz, todo se vuelve evidente, la realidad resplandece, brilla y es imposible de ocultar.

 Acá las almas que han tenido fe hallarán consuelo, paz, porque sabrán donde dirigirse, cómo obrar, donde encontrar refugio, porque confiar en Dios y dirigirse a Él venciendo el miedo y las tentaciones es un hábito que ya tienen.

 Ahí es donde las almas sin fe, orgullosas, viciosas, corruptas, desamoradas, dedicadas a vanidades, se encuentran perdidas, desconcertadas, no aciertan con el rumbo, se ahogan, enloquecen y desesperan.

 En definitiva, el gran milagro anunciado es como el instante previo a la muerte donde El Señor juzga al alma y permite que ella misma se juzgue en Su Luz, conociendo la Verdad por medio de Su Espíritu de Verdad, El Espíritu Santo.

Capítulo II: IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (23): EL GRAN MILAGRO ES COMO EL INSTANTE PREVIO A LA MUERTE (II)

 Cuando las almas se encuentran frente a frente con lo que son en realidad, no pueden mentirse, no hay posibilidad de engaño, es como cuando se colocan frente a un espejo, podrán negar a otros, pero la realidad es patente delante de los ojos.

 Las almas intentan engañarse, incluso muchas lo hacen, se evaden, desdibujan la realidad, se convierten en alienadas fantasiosas encerradas en delirios caprichosos, pero eso dura un tiempo, toda fantasía se derrumba, desploma, desarma.

 Sucediendo esto en el instante de la muerte, las almas orgullosas se pierden definitivamente en tinieblas, quedando atrofiadas, retorcidas, deformadas para toda la eternidad.

 Esto es así porque saben la verdad, la vieron, no pueden ocultarla aunque quieren y lo intentan, entonces, por toda la eternidad hacen el esfuerzo de no ver lo que vieron y recuerdan, por continuar mintiéndose y por olvidar lo conocieron.

 Saben perfectamente la verdad, la conocen, pero la odian, aborrecen, desprecian y tratan de ocultarla, se esfuerzan interminablemente por mentirse, engañare y evadirse, y por hacer creer la mentira, por mostrar la máscara por la cual demandan ser adoradas.

 Pasan a la eternidad infeliz de los demonios convirtiéndose en eso. Persiguen a las almas en el mundo demandando ser reconocidas como lo que dicen ser, mas no lo que en realidad son.

 Continúan haciendo desde las tinieblas lo que hicieron en el mundo, tenerse lástima, pena, autocompasión, mentirse, engañarse, evadirse de la realidad, ocultar y disimular la verdad, darse una máscara-apariencia y demandar ser vistas o reconocidas por ésta.

 Como el gran milagro anunciado consiste en un Don de Dios donde Él realiza lo mismo que en el instante de la muerte, pero ahora, posibilitando de esta manera a las almas la reconsideración de su ser y hacer, de sus caminos perversos, en estos tiempos lo que sucede es similar.

 Las almas continúan su paso por el mundo evadidas de la realidad, encerradas en tinieblas, muertas en el espíritu, demandando adoración, teniéndose lástima, construyendo una imagen-apariencia y enterrándose definitivamente en el olvido de Dios y la negación de Él.

Capítulo III: ORGULLO Y DESAMOR EN ÁNGELES Y HUMANOS

 En el proceso de creación de los ángeles, éstos también tuvieron sus pruebas, donde satanás y muchos como él no las pasaron convirtiéndose en lo que son, demonios, la negación de aquello que pudieron ser.

 Dios Creó Ángeles, no demonios, Dios no sabe hacer cosas feas ni mal. Los demonios eran ángeles, se hicieron a sí mismos demonios, eligieron convertirse en eso.

 No pasaron las pruebas de humildad y amor, eligieron el orgullo y el amor propio, transformándose, deformándose, volviéndose todo lo contrario de aquello pudieron y debieron ser.

 Fueron probados en la humildad cuando Dios les Reveló la ley, ahí los Ángeles Buenos obedecieron gustosamente, mientras que los orgullosos lo hicieron con resistencia, dificultad y mas por interés y conveniencia que por real amor a Dios.

 Fueron probados en el amor cuando Dios les Reveló el Misterio de la Unión Hipostática del Verbo, la doble naturaleza de su Hijo y en el tiempo sería Perfecto Hombre y Perfecto Dios.

 Ahí es donde los Ángeles Buenos adoraron a Dios Encarnado viéndolo presente en espíritu, pero es ahí donde los ángeles orgullosos y rebeldes explotaron de furia, se eligieron a sí mismos, renegaron abiertamente de Dios.

 Cada rechazo interior que venían haciendo provocaba o generaba orgullo, amor propio, un deseo ardiente de adoración en su interior, eso motivó que en el instante último, en el momento de la prueba final, reventaran de orgullo y ardieran eternamente en amor propio desesperándose por lograr ser adorados.

 No venían acumulando genuino amor a Dios, verdadera entrega a Él, real deseo de Él, entonces, cuando debían usar ese amor, como no lo tenían, se quebraron, se hundieron, desinflaron, desarmaron, mostraron lo que realmente eran.

 Con la humanidad sucedió lo mismo, primero Dios Reveló la ley, quienes la aceptaron pasaron a pertenecer al pueblo de Dios, quienes no, no fueron de su pueblo.

 Después llegó el tiempo de la Revelación del Misterio de la Unión Hipostática, sucediendo lo mismo, quienes aceptaron el Misterio, pasaron a formar el pueblo de Dios, quienes no, dejaron de pertenecerle a Dios.

 Ahí como en los ángeles, el pecado de orgullo se consumó, fueron fieles a sí mismos y no a Dios exponiendo lo que habían acumulado, a quien elegían en su corazón ante que a Dios, pasando a las tinieblas, al olvido y la negación de Dios.

Capítulo IV: IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (24): EXIGEN LO QUE NO LES CORRESPONDE ASÍ COMO HICIERON LO QUE NO DEBÍAN

 El pueblo del antiguo testamento cometió el pecado de orgullo eligiéndose a sí, eligiendo alimentar su ego y cultivar su imagen, mientras que el pueblo del nuevo testamento cometió el pecado de desamor, porque en vez de amar a Dios, se amó a sí mismo.

 En sí ambos pecados son lo mismo, tanto el orgullo es desamor como el desamor es orgullo, pero al pueblo del antiguo testamento le correspondía dar la prueba de humildad en nombre de la humildad y no lo hizo, como al pueblo del nuevo testamento le correspondía dar la prueba del amor y no lo hizo.

 Ninguno de los dos era un pueblo elegido para hacerse adorar o para convertirse en cerdos cómodos, viciosos, corruptos, orgullosos y desamorados, eran elegidos para colaborar con Dios en la salvación de la humanidad.

 Cada uno demostró no ser digno, no estar a la altura de su misión, no respondieron al Llamado, a la Vocación, se dedicaron al mundo, a las apariencias, al orgullo, como a las actividades protocolares sin llenar el contenido.

 Se volvieron hijos viciosos, corruptos, solo ocupados de alimentar su ego abismal, se comportaron como la realeza del mundo, como algo inútil desesperado por saciar vicios y conservar sus inútiles privilegios ocupándose en oprimir y esclavizar al resto.

 Tanto el pueblo del antiguo como el del nuevo testamento, no entraron en el Reino, en comunión real con Dios y no permitieron que otros lo hagan, no adoraron a Dios, no lo eligieron ni lo sirvieron, el balance final de ambos pueblos les ha merecido perder la viña.

 Ambos pueblos se eligieron a sí mismos, el orgullo, el amor propio, alimentar el ego, dedicarse al mundo, construir una imagen-apariencia, empeñarse en hacerse adorar.

 Ambos pueblos rechazaron el Don de Dios volviéndose orgullosos  repitiéndose enfermiza y orgullosamente ‘soy el elegido’, queriendo imponer a otros su demencia infernal haciéndose adorar, servir y obedecer.

 De esta manera es que no amaron a Dios, no colaboraron con Él y quedaron encerrados en su orgullo, perdidos en tinieblas, y así es que vagan en el mundo errantes en las tinieblas que han construido y atraído a la faz de la tierra al no haber hecho el enlace con Dios, al no haber atraído el Reino de Dios.

 Por supuesto que en su delirio de orgullo, amor propio y fantasías infernales, exigen adoración, aceptación, reconocimiento, veneración, servicio, pertenencia, etc., pero están obrando como demonios que, estando irremediablemente perdidos y convertidos en muertos eternos, exigen lo que no les corresponde mientras que no hicieron lo que debían.

Capítulo V: IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (25): REDUCIDOS A UN PUÑADO DE OLVIDO DE DIOS

 Estando frente a frente, frente a sí como ante un espejo, el adversario, satanás, se adoró a él mismo, se deslumbró, verdaderamente se excitó con él, ahí eligió adorarse eternamente, amarse a él mismo, convertirse en la fuente del orgullo y el amor propio, de la negación y del olvido de Dios, de la omnipresencia obsesiva y caprichosa de sí mismo, alzando su ‘yo’ hasta la demencia.

 Por ese mismo camino conduce a las almas y los pueblos, especialmente a las religiones, los arrastra a que se adoren a sí, se contemplen, amen, generen orgullo, amor propio, se vuelvan delirantes de soberbia y se convenzan-persuadan de merecer ser adorados.

 Almas, pueblos, naciones, religiones, etc., todos recorren el mismo camino de perdición, de olvido de Dios, de negación de Él, de obsesivo pensar en sí y de dedicarse al orgullo, a construir la propia imagen.

 De esta manera, en vez de buscar y recibir a Dios, en vez de convertirse en Fuentes de la Presencia Viva de Dios en el mundo, se vuelven abismos de inmundicia, corrupción, podredumbre, maldad, vicios.

 Al constituirse en abismos o fuentes de perdición, son como embudos que conectan el mundo con el infierno y tienden puentes por los que los demonios ascienden al mundo instaurando su reino, estableciendo su presencia.

 De esta manera, almas, pueblos, naciones, religiones, etc., se convierten en la negación de lo que pudieron ser, lo opuesto, fuentes de tinieblas, de ausencia de Dios, de invasión satánica, de posesión satánica de la humanidad.

 Podrían atraer la Presencia de Dios, establecer la comunión con Dios y atraer El Reino de Dios, podrían hacer del mundo un paraíso, pero al renegar de Dios, prescindir de Él, no aceptar Su Voluntad y no colaborar con Él, convierten el mundo en un infierno.

 Lo peor de todo es que terminan adorándose a sí como satanás, esforzándose por mentirse, engañarse, por formar una idea delirante de sí, un orgullo inútil y fantasioso al que adoran, por el que se engañan y pretenden engañar evadiéndose de la realidad.

 De esta manera se condenan a vagar en tinieblas ahora y para siempre, porque no quieren ni admitir que yacen en tinieblas, que se encuentran en el abismo y que solo y siempre piensan en sí mientas adoran su imagen, la expresión misma de la ausencia de Dios, de la rebeldía, del desamor.

 Como satanás, se quedan mirando, admirando y adorando una fantasía, lo que no es, un delirio, y lo atesoran defendiéndolo como si fuese algo, vaciándose por completo de amor y verdad, convirtiéndose silenciosamente en tinieblas, polvo y cenizas, un puñado de olvido de Dios.

Capítulo VI: IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (26): NO LO BUSCAMOS NI LO RECIBIMOS

 Todos tenemos un momento en el que podemos elegir, en el que se presenta la opción y debemos decidirnos.

 La opción consiste en continuar siendo fieles a nosotros mismos o pasar a ser fieles a Dios.

 Es una prueba para el orgullo-amor propio, y es la oportunidad única para llegar a ser verdaderamente libres.

 Acá es donde el pueblo que fue el elegido en el antiguo testamento se eligió a sí mismo y no a Dios, dejando por ello de ser el elegido de Dios, y es acá también donde el pueblo que fue el elegido posteriormente, el del nuevo testamento, se eligió a sí mismo y no a Dios, dejando por ello de ser el elegido de Dios.

 Somos nosotros mismos los que no queremos ser libres, los que deseamos continuar en estado de esclavitud, los que por miedo, orgullo, fidelidad a sí, queremos continuar con costumbres inútiles como preocuparnos por nosotros mismos y rechazando la Luz Verdadera, impidiendo la Revelación de Dios.

 No nos atrevemos, no queremos, no nos permitimos una idea diferente, ni la consideramos, no le damos lugar a la intervención de Dios, nos desesperamos por mantener el orden impuesto y por mantener por lo tanto el control.

 Somos como fariseos, maestro de la ley, saduceos, etc., de antaño, elegimos el culto a la propia imagen, ser fieles a nosotros mismos, mantener las costumbres propias y no prestar atención a Dios, no escucharlo, no recibir al Señor, Su Revelación, al Que Es El Enviado de Dios.

 Cada uno debe colocase delante de Dios y pedirle a Él que lo ilumine y Fortalezca para aceptar la Verdad, para conocer en que estamos rindiéndonos culto, siendo fiel a nosotros mismos, donde es que nos estamos dedicando a cultivar la imagen por la que deseamos ser adorados y por la que queremos ser amados, aceptados y adorados, porque esa imagen-apariencia es la que tenemos como salvación y por la que rechazamos al verdadero Salvador.

 Preferimos miedosamente cultivar la imagen, cuidad las apariencias, ser fieles a eso, no aceptar a Dios, impedir, ignorar, rechazar la Revelación de Dios Su Paso o intervención, hacemos esfuerzos reales por continuar siendo fieles a nosotros mismos.

 De esta manera que seguimos hundiéndonos en tinieblas, entregándonos al abismo, colaborando con satanás en producir la ausencia de Dios en el alma y en el mundo.

 Así es como nos consumimos ardiendo en deseos de ser adorados y creyéndonos habilitados para odiar a quienes no nos adoran, de esta manera es como vamos por un camino irremediable de perdición, tinieblas muerte, vacío y desolación.

 Como deseamos tener todo controlado, sujeto, sometido, no permitimos a Dios que Se Revele, le impedimos Que Viva, Que Venga, Que Vuelva, así es como permanecemos en tinieblas realizando esfuerzos por convencernos de que tenemos a Dios cuando la verdad es que no lo hemos buscado ni recibido.

 Deseamos continuar siendo fieles a nosotros mismos fingiendo que somos fieles a Dios rechazando la Verdad, cultivando el orgullo y convirtiéndonos en hipócritas desamorados que se pasean por el mundo reclamando adoración y odiando a quienes no reconocen ni alimentan su ego delirante.

Capítulo VII: ¿DÓNE ENCONTRARÁN A DIOS VIVO Y PRESENTE?

 Como no hemos hecho el buen hábito de discernir la Voluntad de Dios y Obedecerlo, no podemos ver la verdad, porque no la elegimos, porque no la quisimos, preferimos, atesoramos, deseamos.

 Así es que no podemos ver lo que sucede en realidad en el mundo, como el adversario ha avanzado y tomado el control, como se ha asentado donde no debería ni haberse atrevido desear a entrar.

 Así como un alma que se estanca espiritualmente porque no elige a Dios y no lo sigue verdaderamente, el mundo en estos tiempos se halla estancado, paralizado, hundido, sumergido, postrado, enterrado en tinieblas, sometido a la mentira, al gran engaño, al imperio oculto y disimulado del adversario.

 Así como el alma que no hace un esfuerzo por salir de su postración queda encerrada, atrapada e irremediablemente sumergida en tinieblas pudriéndose, el mundo desamorado, que no ama a Dios en verdad y que prefiere el orgullo y las vanidades, corre a la putrefacción, corrupción irremediable, a una autodestrucción.

 Así como Dios interviene milagrosamente en la vida de las almas que corren irremediablemente a su perdición eterna concediéndoles una piedra de escándalo para que abran los ojos, despierten, vean la verdad y tengan la opción de corregirse, a las naciones también les concede un tropiezo, una dificultad para librarse de su orgullo y reencaminarse, para volver a Dios y corregirse.

 La piedra del escándalo sirve para que salgan a la luz los pensamientos íntimos de la humanidad, para que tengan las almas la oportunidad de verse, reconocerse y ahí de cambiar y encaminarse.

 Desgraciadamente, como sucedió con la Primera Venida del Señor, las almas se esfuerzan por apagar la Luz, despreciar la Revelación, acallar la Voz de Dios, prefieren continuar siendo fieles a sí, mintiéndose, engañándose, haciéndose adorar como si sirviese de algo que otros reconozcan y adoren el orgullo delimitan, fantasioso y en esencia inexistente.

 Ante la Revelación de la Verdad hay almas que obrarán como los Ángeles Buenos, se convertirán alegrándose de amar mas y mejor a Dios, de tenerlo y recibirlo verdaderamente, de poder pasar a adorarlo en Espíritu y Verdad, pero también hay almas que se convertirán en diez veces peores, odiarán la Revelación confirmando que desean perderse.

 Quienes se afirmen en la Revelación de la Verdad encontrarán al Señor Vivo asistiéndolos, Fortaleciéndolos, Iluminándolos, Guiándolos, Conduciéndolos, mientras que quienes rechacen la Revelación de la Verdad, se encerraran en sí perdiéndose en tinieblas, esforzándose por mentirse y por convencer a todos de sus mentiras, delirios, fantasías, desesperándose por obtener adoración.

 Las almas no encontrarán a Dios Vivo y Presente en otro lado mas que en la Revelación de la Verdad.


IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (1):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (2):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (3):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (4):



IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (7):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (8):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (9): FANTASÍA AUTO-ALIMENTADA:

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (10):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (11):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (12):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (13):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (14):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (15): http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2014/03/2251-identidad-imagen-personalidad-15.html

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (16):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (17):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (18):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (19):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (20):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (21):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (22):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (23):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (24):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (25):

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (26):



¿CÓMO DETERMINA EL ORGULLO LA VOLUNTAD?:


APOSTASÍA, IMAGEN, ANTICRISTO, DESOLADOR Y LOS DOS TESTIGOS: http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2013/12/1700-apostasia-imagen-anticristo.html


NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA

NOS ENCONTRAMOS A INSTANTES DEL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA Explicación de los pasajes bíblicos: Águila que ...