23 de marzo de 2014

2399.- DELIRANTEMENTE ORGULLOSAS Y PLENAMENTE SATISFECHAS DE SU AUTODESTRUCCIÓN



2399.- DELIRANTEMENTE ORGULLOSAS Y PLENAMENTE SATISFECHAS DE SU AUTODESTRUCCIÓN

 Las almas hacen triunfar sus caprichos, entonces, quedan atrapadas en tinieblas, convertidas en demonios, deformadas como satanás y los suyos, engendran vicios y perversiones que las devoran, corrompen, estropean, arruinan.

 Todos tenemos algo en lo que aprender a renunciar a nosotros mismos, algún aspecto en el que aceptar la Voluntad e intervención de Dios. Ahí es donde podemos practicar la Fe, aprender a tener paciencia, perseverar, etc.

 El problema es que las almas reniegan obsesiva, angustiante y desesperadamente de Dios y ese aspecto de su vida en el que se ven humilladas, limitadas, se esfuerzan por librarse de Dios.

 No quieren comprender que es por y para su bien, para evitar que se pierdan, no quieren amar a Dios, entonces, se obsesionan con liberarse y satanás las ayuda. Ahí consiguen modificar o cambiar ese aspecto de su vida, se sienten liberadas, se consideran salvadas.

 Lo que no consideran es que ahí están fundiéndose con satanás, entregándose al adversario y colaborando con sus planes. Cuando las almas logran renegar de Dios y cerrarle las puertas, se sienten falsamente seguras, ellas quieren creer que son dueñas de su vida, pero en realidad ahí pasaron a ser esclavas de la mentira y siervas de satanás.

 Orgullosas se pasean por el mundo diciendo que son libres, que han triunfado, que reinan, se dicen liberadas, se empeñan en tratar de conseguir adoración, aceptación y reconocimiento.

 La verdad es que no se han liberado de lo que les provoca miedo, porque ahí fueron engañadas por satanás. Lo que provoca miedo a las almas es desconfiar de Dios y satanás les hizo creer que no debían confiar en Dios, que no era necesario, cosa que quisieron creer para considerarse salvadas de su temor.

 Quisieron creer que Dios o su intervención en la vida personal es la causa del miedo, no vieron la realidad, no comprendieron que la intervención o paso de Dios por su vida era una incisión para purgar la pus, para que brotara del alma el miedo oculto, la podredumbre, las tinieblas que tenían adentro.

 Era una herida para purificarlas, para darles la oportunidad de liberarse de delirios y fantasías, vicios y corrupciones eligiendo confiar en Dios, seguirlo y obedecerlo, llenándose por ello de Él en el lugar de la inmundicia de que la estaban llenas.

 Como no quisieron recibir a Dios, como se esforzaron por quitarse de encima la limitación, continuaron acumulando pus, generando podredumbre, llenándose de veneno.

 Así es que ahora se hallan desbordantes de veneno-pus-podredumbre-orgullo, y completamente enterradas en tinieblas, pero, delirantemente orgullosas y plenamente satisfechas de esa autodestrucción que obraron al servicio de satanás.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

RUMORES DE GUERRA

RUMORES DE GUERRA   Teniendo en cuenta que el estado profundo estadounidense hacía sus negocios con la mano barata en China y que,...