21 de abril de 2014

2638.- PRESENCIA DE LOS ESPÍRITUS EN LAS ALMAS Y EN LAS PERSONAS



2638.- PRESENCIA DE LOS ESPÍRITUS EN LAS ALMAS Y EN LAS PERSONAS

 Sabiendo que los espíritus intervienen en el mundo por medio de personas y no solo por sí mismos (Leer: http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2014/04/2637-como-intervienen-los-espiritus-en.html), considerar que no lo hacen por medio de todas en la misma medida.

 El grado en el que lo haga depende del grado de entrega o predisposición de la persona al espíritu en cuestión.

 El grado de entrega del alma al espíritu que sigue o al que ha elegido pertenecer, va determinando su unión con éste y el lugar que va a ocupar en ese espíritu, porque un espíritu puede obrar en y por medio de muchas almas.

 También un espíritu puede crecer, incrementarse, aumentar su poder con lo que recibe de las almas.

 Tratándose de espíritus impuros, crecen cuando las almas se van corrompiendo, van entrando en ellas, crece su presencia en éstas, pero a la vez, también entran en el mundo y acrecientan su presencia, y por ello, su poder.

 Tratándose del Espíritu de Dios, crece su Presencia en la medida que las almas se abren a Él, aceptan Su Voluntad, colaboran buscándolo y recibiéndolo, aceptándolo.

 Si las almas cultivan el vicio de la soberbia, crece en ellas el espíritu de la soberbia, pero también crece su presencia en el mundo, y cuanto mas soberbias son las almas, mas soberbia sale del infierno inundando el mundo para buscar establecerse y devorar a las almas como la lepra la carne, corrompiéndolas y volviéndolas mas soberbias aun. También aumenta el espíritu de la soberbia en el sentido de que la masa inicial se va multiplicando a medida que nuevas almas se le van incorporando.

 Lo descrito respecto de la soberbia sucede con todos los vicios o espíritus impuros. También lo mismo sucede respecto de la muerte eterna que contiene en sí a todos los vicios o espíritus impuros.

 Así es como se forma el reinado de la muerte eterna, reino de satanás, la presencia de las tinieblas y del adversario en las almas y en el mundo. Son los espíritus impuros los que lo quieren, pero son las almas las que lo hacen posible al elegirlos y al no buscar la Santidad.

 Las almas podrían cultivar el amor a Dios, buscar Dones y Virtudes, llegar a fundirse con Dios y hasta adquirir una segunda naturaleza, una verdaderamente espiritual en la que Dios Se Halle Vivo y Presente.

 Las almas no aman a Dios, se aman a sí mismas, entonces, cultivan vicios, muerte, se convierten en tinieblas y arruinan su vida y el mundo, estropean toda la creación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

COVID-19, LA PANDEMIA EXISTE SOLO EN TELEVISIÓN

  COVID-19, LA PANDEMIA EXISTE SOLO EN TELEVISIÓN       Le resulta imposible al gobierno sostener la falacia de la pandemia , por e...