23 de abril de 2014

2664.- ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN (2)



2664.- ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN (2)

 Hay almas caprichosas, obtusas, tercas, obstinadas, obcecadas que no quieren entender, que se empecinan, obsesionan y desesperan por prevalecer e imponerse.

 Esas almas se vuelven despiadadas, pero son delirantes, sumamente peligrosas, absolutamente perversas, verdaderamente malditas.

 Se obsesionan con ganar, imponerse, reinar, prevalecer hacerse obedecer, siempre quieren ganar, se enojan y consideran que no son amadas o aceptadas cuando no logran satisfacer e imponer sus caprichos.

 Verdaderamente son almas malditas, resentidas, odiosas, perversas totalmente entregadas al odio, que hacen de la furia su instrumento y se encaminan a la venganza constante y sin fin.

 Ellas mismas no se permiten reposo mientras no ganan, no imperan, no dominan, no gobiernan, no se hacen obedecer. Esto es peligroso, porque son almas vacías, desoladas, desamoradas, que moran en las tinieblas, por ello es que siempre tienen miedo, de ahí es que se obsesionen con prevalecer y teman no ser obedecidas, adoradas, servidas y tomadas en cuenta.

 Esto desemboca en un círculo vicioso obsesivo y represivo, porque al estar sin Dios, siempre van a sentir miedo, siempre se van a preocupar por sí, entonces, siempre van a insistir con hacerse obedecer, servir, adorar.

 Cuanto mas lo hacen, mas se oponen a Dios y prescinden de Él, entonces, mas vacío-abismo-desolación, y es así que mas se desesperan por imponerse, dominar, controlar, someter, vencer.

 Están encerradas en sí mismas, ajenas a la realidad, solo ven lo que quieren, o sea, su ombligo, la punta de su presuntuosa nariz la realidad que se imaginan en el abismo de su egolatría miedosa y obsesiva, delirante de soberbia y desesperante de histeria infernal.

 Son un infierno en sí mismas, infierno por ausencia de Dios y por el desesperante deseo ardiente de hacerse adorar, de imponerse y prevalecer, de reinar, iterar y dominar. Infierno también de miedo y preocupación, dudas y suposiciones, conjeturas y temores inútiles propios de su debilidad y de su maldad.

 Estas almas perversas, malditas, repugnantes que han descartado a Dios, en su ambición, miedo, egoísmo, auto-encierro, se dedican a trepar en el mundo para conseguir la saciedad de la que cada vez mas se alejan, y es así que ocupan puestos de autoridad con su ser infernal e infeliz atormentando a todos los que deben padecer sus delirios.

MUERTE ETERNA, ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN (1):

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

RUMORES DE GUERRA

RUMORES DE GUERRA   Teniendo en cuenta que el estado profundo estadounidense hacía sus negocios con la mano barata en China y que,...