5 de abril de 2014

LA CAÍDA DE LA IGLESIA (IX)



LA CAÍDA DE LA IGLESIA (IX)

LA CAÍDA DE LA IGLESIA (I):

LA CAÍDA DE LA IGLESIA, (II):

LA CAÍDA DE LA IGLESIA, (III):

LA CAÍDA DE LA IGLESIA (IV):

LA CAÍDA DE LA IGLESIA (V):

LA CAÍDA DE LA IGLESIA (VI):

LA CAÍDA DE LA IGLESIA (VII):

LA CAÍDA DE LA IGLESIA (VIII):

Capítulo I: bergoglio, ANTICRISTO, FALSO PROFETA (XVI): LA MALDICIÓN DE LA AUSENCIA DE DIOS

 Como las almas no aman debidamente a Dios, se encuentran perdidas y postradas en tinieblas, y lo que es peor, adoran esa triste situación infernal que tiende a convertirse en eterna porque se ha alcanzado el punto sin retorno.

 A esa postración espiritual, sumisión a las tinieblas, entrega a satanás, se añade el hecho nefasto y aberrante de que quienes dicen y fingen ama a Dios, no solo se han postrado en tinieblas y adaptado a ellas hace tiempo, sino que se han convertido en grandes colaboradores de satanás.

 Esos cerdos disfrazados de guías de almas, pastores, rabinos, sacerdotes, etc., sea como sea que se hagan llamar, son los lobos disfrazados de cordero que esparcen tinieblas, que atraen a satanás y colaboran con sus planes.

 Son embusteros, mentirosos, embaucadores apegados a sí mismos que todo lo hacen por orgullo, amor propio, aceptación, reconocimiento, por satisfacer esa sed infernal de adoración que arde en esas entrañas que han rechazado a Dios.

 La perversidad no tiene límites, la corrupción excede lo conocido, las almas se convierten en abominables, llegan a ser absolutamente repulsivas, traicionan a Dios, engañan al pueblo, lo apartan de la Vida Eterna, ellos mismos no entran ni permiten que otros lo hagan, y peor aun, se esfuerzan por consagrar a las almas a las tinieblas eternas.

 Esos cerdos embusteros que han tomado a las religiones y fingen servir a Dios, se entierran en tinieblas, no realizan discernimiento de la Voluntad de Dios, solo se imaginan o que quieren, se excitan con las ideas sugeridas por satanás, se dejan manipular por sus sugestiones y terminan concretando los planes satánicos en el mundo para la perdición de las almas.

 Si esas almas se postraran, o se pusieran de rodillas al menos, renunciando a sí mismas, ofreciéndose a Dios, discerniendo Su Voluntad y esforzándose por obedecerlo, serían grandemente bendecidas por Dios por la responsabilidad que tienen en la conducción de otras almas hacia la Vida Eterna.

 Como no lo hacen, como solo aspiran a satisfacerse a sí, conformar su ego, saciar su orgullo, concretar sus ambiciones terrenas y egoístas, lo único que consiguen es la maldición de la ausencia de Dios que provocan y merecen mas que nadie.

 Provocan y merecen la ausencia de Dios porque no lo buscan ni lo reciben y la merecen mas que nadie porque tienen la responsabilidad de evitarla, y no solo no lo hacen, sino que se esfuerzan por agravarla.

SE CUMPLE EL TERCER SECRETO DE FÁTIMA:

bergoglio, ANTICRISTO, FALSO PROFETA (I):


bergoglio, ANTICRISTO, FALSO PROFETA (III): FALSA MISERICORDIA, VENENO DE satanás:

bergoglio, ANTICRISTO, FALSO PROFETA (IV): LA VERDADERA RELIGIÓN:

bergoglio, ANTICRISTO, FALSO PROFETA (V):  EL TEMPLO QUE DIOS SE PREPARÓ:

bergoglio, ANTICRISTO, FALSO PROFETA (VI):

bergoglio, ANTICRISTO, FALSO PROFETA (VII):

bergoglio, ANTICRISTO, FALSO PROFETA (VIII):

bergoglio, ANTICRISTO, FALSO PROFETA (IX):

bergoglio, ANTICRISTO, FALSO PROFETA (X):

bergoglio, ANTICRISTO, FALSO PROFETA (XI):

bergoglio, ANTICRISTO, FALSO PROFETA (XII):

bergoglio, ANTICRISTO, FALSO PROFETA (XIII):

bergoglio, ANTICRISTO, FALSO PROFETA (XIV):

bergoglio, ANTICRISTO, FALSO PROFETA (XV):

bergoglio, ANTICRISTO, FALSO PROFETA (XVI):

LA PROSTITUTA O RAMERA DEL APOCALIPSIS Y bergoglio: http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2014/01/2014-la-prostituta-o-ramera-del.html



EL DESENGAÑO DE LA RELIGIÓN:





Capítulo II: SE EMPEÑAN EN EL CAMINO DE AUTODESTRUCCIÓN

 Como no prestamos atención a Dios ni nos interesa hacerlo, permanecemos ausentes y ajenos de la principal parte de la creación, la creación espiritual Que Hizo Dios antes de la creación material, y donde ésta se asienta.

 Se desesperan las almas buscando otros mundos, otros planetas, vida en estos y acá mismo pueden conocer otro mundo, la Vida misma de Dios, Vida Eterna y toda otra creación sin siquiera moverse.

 Todo esta al alcance de la mano, basta con dirigirse a Dios, elevar el espíritu, querer encontrarlo, pero a las almas no les interesa, desean apegase al mundo, perderse en tinieblas, dedicarse a vanidades, enterrarse en sí mismas practicando la egolatría narcisista infernal.

 Las almas terminan mereciendo aquello que satanás y los suyos desean construir en el mundo, no merecen algo mejor, simplemente porque no lo quieren, no lo valoran y no lo buscan, justamente se hallan postradas espiritualmente en tinieblas sufriendo los embates infernales, los caprichos satánicos y dedicadas conformar al cerdo infernal, satanás.

 Como las almas no realizan verdadera oración, permanecen ajenas a la parte mas importante de la creación, la espiritual, sin embargo, este estarse ajenas significa que no son conscientes ni partícipes de lo bueno que deberían buscar, pero no están ajenas a lo malo que les toca padecer.

 Es decir, al no buscar a Dios  no esforzarse por conquistar el Reino de los Cielos, espiritualmente yacen muertas en sí mismas, se hallan postradas, enterradas en tinieblas, pero no lo notan, no lo advierten ni lo quieren entender, simplemente porque continúan apegadas y dedicadas al mundo.

 Peor aun, se empeñan en cultivar el orgullo, satisfacer el ego y conformar vicios, entonces, son claramente esclavas de las tinieblas y simplemente porque no quieren salir de ahí, porque no quieren buscar a Dios, entrar en la Vida Eterna, en Su Reino.

Llevan una existencia miserable sobre la faz de la tierra conforme lo merecen porque no hacen siquiera el esfuerzo por salir del abismo, de las tinieblas, de la postración, de su egolatría narcisista infernal, solo colaboran con el adversario y se empeñan en llevar un camino de autodestrucción.

¿EL NUEVO ORDEN MUNDIAL?, DISTOPÍA:

LOS REINOS DE LA CREACIÓN Y SUS HABITANTES:

LOS REINOS DE LA CREACIÓN Y SUS HABITANTES COMPLETO:

El-reino-de-los-cielos:

El-reino-del-limbo-superior:

El-reino-del-purgatorio:

El-reino-de-la-humanidad:

El-reino-animal:

El-reino-vegetal:

El-reino-natural:

El-reino-del-limbo-inferior:

El-reino-infernal:

Capítulo III: ABSOLUTAMENTE CONDENABLES

 Las almas se han vuelto sumamente vanidosas, histéricamente insoportables, se encuentran desesperadas por obtener que su orgullo sea reconocido, quieren verse adoradas.

 Eso motiva que se encierren en sí definitivamente naufragando en tinieblas, colaborando con la obra de destrucción de la creación que lleva adelante el adversario.

 Como esto ocurre también entre quienes dicen amar a Dios, la situación es mas perversa, degradante, deplorable, abominable, porque estas almas tendrían no solo que vencer a los enemigos espirituales en su propia vida, sino que también deberían hacerlo en la vida de otras almas, para eso están.

 Notar que solo se dedican a su orgullo, se empeñan en satisfacer vicios, conformar ambiciones, concretar inútiles aspiraciones vanidosas. Quieren ser vistos, reconocidos, adorados, tomados en cuenta, aceptados.

 Ostentan ante el mundo una apariencia, una máscara, porque no aman a Dios ni lo sirven, de manera que piden adoración para una fantasía, un delirio, una invención orgullosa e inútil.

 Se dedican a buscar aprobación, adoración, aceptación, etc., haciendo cualquier cosa para ello, y es ahí donde dejan de hacer las obras de Dios y es donde comienzan a hacer aquellas que el mundo les impone y demanda, lo mismo que satanás quiere.

 En esencia ya es satánico olvidarse de Dios, renegar de Él, despreciar Su Voluntad, pero peor se comportan porque se excitan con la idea de ser adorados en lugar de Dios y porque se empeñan en hacer cualquier cosa que satanás inspire o les sugiera que es útil a tal fin, así como lo que el mundo les imponga, celebre y apruebe.

 La verdad es que son abominables esas almas perversas y llenas de orgullo, dedicadas totalmente al amor propio, verdaderas traidoras a Dios, herederas de judas y continuadoras de sus obras. Son las almas que hacen involucionar a la humanidad, que provocan tinieblas y llegan incluso a vicios y perversiones que ni el mismo judas conoció o practicó.

 Esto significa que, judas conociendo y comprendiendo su pecado, se ahorcó, pero estas almas repugnantes de orgullo y vanidad, defienden hipócritamente sus delirios de soberbia volviéndose absolutamente condenables, reas de la perdición eterna.



Capítulo IV: COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (33): QUE SE PRECIPITEN AL ABISMO

 Cuando comenzamos a orar, estamos abriéndonos a Dios lo invitamos a Que Pase, le hacemos lugar en nuestra vida, y este Paso del Señor Es Libertador, nos limpia, purifica libera, es un bien que solo Dios puede hacer.

 Esto motiva o provoca que los espíritus impuros asentados, acomodados y colgados o adheridos, se agiten, preocupen, teman y desesperen, se vuelven histéricos y comienzan a hacer escándalo, nos atacan y quieren imponernos que apaguemos la luz.

 Esto significa que tratan de imponernos con violencia e intimidación que no oremos, que rechacemos a Dios y no lo busquemos mas. Desean imponernos que continuemos siendo esclavos suyos y permitiendo que vivan como zánganos succionándonos vida como sanguijuelas.

 Ahí es que por ellos mismos, o por algún idiota de en derredor, nos atacan con furia con cualquier pretexto, excusa, expresando de esta manera sus delirios, caprichos y alienaciones.

 Son ellos los que tienen miedo, los que están preocupados, los que solo piensan en su beneficio, porque temen perder ese poder vivir de nuestra vida, temen perder el acceso sin límites, la ingerencia irrestricta, ese control que poseen sobre nosotros.

 Se preocupan porque sienten la Presencia el Señor al que no ven, sienten el miedo que les provoca Su Presencia, y es ahí donde histéricos y desesperados nos atacan, quieren maltratarnos e imponernos que dejemos de amar y obedecer a Dios, que dejemos de buscarlo y recibirlo.

 La verdad es que pueden querer lo que se les antoje, pero nosotros no tenemos que conformarlos, todo lo contrario, debemos echarlo para que no continúen robándonos la vida, succionándonos vitalidad y empujándonos a la perdición eterna.

 Que comprendan tanto satanás como los suyos que, cuando las almas comienzan a orar, a buscar al Señor, comenzó su ruina, la de su reino-imperio.

 Comprendamos nosotros que tanto satanás como sus demonios y súbditos permanecen en el terror, son miedosos, nos temen, porque saben que unidos a Dios tenemos un poder inconmensurable para hacerlos retroceder. Además, tienen miedo porque permanecen en las tinieblas donde no ven a Dios, de donde no van a salir y donde ahora mismo se van a precipitar en El Nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

PENTAGRAMA DE COMBATE ESPIRITUAL (VIII):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (1 ra parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (2 da parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (3 ra parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (4 ta parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (5 ta parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (6 ta parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (7 ma parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (8 va parte), almas preservadas:

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (9 na parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (10 ma parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (11 va parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (12 va parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (13 ra parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (14 ta parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (15 ta parte): ÉL MISMO LO ELIGIÓ:

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (16 ta parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (17 ma parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (18 va parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (19 na parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (20 ma parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (21 Ra parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (22 da parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (23 ra parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (24 ta parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (25 ta parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (26 ta parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (27 ma parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (28 va parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (29 na parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (30 ma parte):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (31):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (32):

COSAS QUE NO ENTIENDE satanás (33):

NUESTRO PEOR ENEMIGO: satanás:



LOS MISTERIOS DE satanás, SIETE REFLEXIONES (II):

La verdad sobre satanás y los suyos (I):

La verdad sobre satanás y los suyos (II):

La verdad sobre satanás y los suyos (III):

Capítulo V: NO TIENEN NI IDEA DE CÓMO SE PERJUDICAN

 Habiendo vicios, orgullo, rebeldías, las almas se van pudriendo en vida, es como si tuviesen heridas que supuran. Ahí se meten demonios, se cuelgan, instalan, adhieren, y lo hacen para succionar vida, sacar vitalidad.

 Desde ahí es que controlan a las almas, las manipulan y disponen de ellas. Cuanto mas corruptas y sucias son las almas, mas control o poder adquieren los demonios, porque mas entran y se instalan en su vida.

 Trabajan desde la impunidad que obtienen con la ignorancia humana para avanzar, acrecentar su poder, consolidar su control, para establecerse en ellas, para irse fundiendo-confundiendo con éstas.

 Así es como ellos consiguen endosar su carga, obligar a las almas a soportar el infierno de la ausencia de Dios, a padecer el vacío y la desolación, mientras les van succionando vida como sanguijuelas la sangre.

 Cuanto mas decidan las almas hundirse en sí mismas, perderse en el mundo, olvidarse de Dios, mas poder le van a dar a los demonios en su vida, entonces, mas enviciadas van a acabar para terminar pudriéndose en vida como en el infierno acá en la tierra, volviéndose abominables, desoladas y sin-Dios.

 Comprender acá que, aunque las almas digan amar a Dios, prestarle atención, etc., si no lo obedecen, tienen un abismo adentro, el que es la boca del infierno por donde los demonios se cuelan y comienzan a adherirse, sujetarse y a tratar de meterse mas y mas en su vida.

 Muchas almas se engañan llevando una vida de falsa y superficial piedad que no solo las deja igualmente a merced de los demonios y la muerte eterna, sino que termina siendo mucho mas perjudicial en este sentido por el orgullo que se genera.

 Las almas se convencen de obrar bien y ser perfectas, pero generan un orgullo tal que es digna morada de satanás de manera que el cerdo infernal se asienta en ellas se establece, adhiere, sujeta.

 Ni aunque quieran moverse pueden porque llevan a satanás a cuestas, porque se encuentran paralizadas debido a que el cerdo infernal les succiona vida y las deja moribunda obligándola a llevar una vida miserable mientras él engorda como cerdo.

 Que comprendan las almas que mientras alimentan su ego generan un espíritu de orgullo que es un cerdito infernal que recibe y aloja a satanás con el que se liga porque es igual, de manera que ellas mismas se perjudican.

Capítulo VI: ALMAS CONTROLADAS PERSIGUEN A ALMAS LIBRES

 Si amamos y obedecemos a Dios, si lo buscamos esforzándonos por recibirlo, seguirlo, obedecerlo, el adversario que se halla cómodamente asentado, adherido, sujeto e instalado en las almas que nos circundan, se enfurece y nos ataca usándolas.

 Acá es donde se cumple aquello que dijo El Señor de que cada cual verá a sus familiares volverse enemigos y que no ha venido a traer la paz sino la espada.

 A almas sin fe, miedosas y orgullosas esas palabras del Señor les resultan contradictorias, ofensivas y hasta preferirían que no las hubiese dicho, incluso hay quienes tratan de darlas vueltas buscando por algún razonamiento satánico hacerle decir al Señor lo que no dijo.

 Cuando el alma ora, busca y recibe a Dios entrando en comunión espiritual con Él por medio de la aceptación de Su Voluntad, Dios pasa a Vivir y permanecer en ella.

 Es esa Presencia Viva de Dios que atacan satanás y las almas que le están rendidas, sujetas, adheridas, es al Señor al que persiguen otra vez, al que quieren echar desesperadamente porque temen perder el poder, el control, su falsa autoridad engañosa donde como sanguijuelas succionan vida a las almas.

 Nos atacan tanto satanás como las personas que tenemos en derredor, lo hacen irracionalmente, con cualquier excusa tonta como cuando condenaron al Señor, solo por caprichos miedosos, por apegarse obtusamente a su orgullo y vanidad. Inclusive, nos atacan acusándonos de lo que es verdad demostrando su incoherencia odiosa, orgullosa e infernal, como cuando condenaron al Señor por decir la Verdad, Que Él Es Hijo de Dios.

 Escupen su veneno desesperados, tanto satanás como las almas por las que nos ataca. Estas pobres infelices tienen miedo, se ven enredadas, confundidas, oprimidas y maltratadas por el adversario, se imaginan cosas, ven lo que satanás les sugiere, entonces, el miedo lo convierten en furia por la presión, estallan y nos atacan.

 Las ataca el adversario primero a ellas, las oprime, hace padecer, las enreda en sus pensamientos, las confunde y asusta, y ellas, desesperadas por la culpa, teniendo miedo y deseando imponer no tener la culpa, quieren convencernos a nosotros que somos culpables de todo, incluso de las desgracias que ellas se provocan.

 Cuando esas almas tontas, orgullosas, miedosas, histéricas, frenéticas y desenfrenadas admiten odiarnos, son cómplices e instrumentos de satanás, el adversario que las instigó a ello, las usa para atacarnos por miedo de ellas, estando presente por medio de su espíritu, vomitando su odio infernal.

 Tanto satanás como esas almas nos temen, temen a la Presencia Viva de Dios en nosotros, y mas teme el adversario porque sabe que puede perder el control de las almas que usa para perseguirnos, sabe que puede Dios liberarlas por los sufrimientos que padecemos.

Capítulo VII: AUN DICIENDO AMAR A DIOS

 Las almas no perdonan, no sueltan, no aceptan la verdad, se apegan maliciosas imponiendo a otras que las tienen que adorar. Esto ocurre con perversidad satánica que se encubre bajo la apariencia de humildad.

 Hay almas que fingen amar, perdonar todo, soportarlo todo, pero eso que a simple vista parece heroico es cobardía y estupidez, orgullo, maldad y rencor.

 El alma que no acepta un desprecio, no ser amada, ser rechazada, finge amor, atención, perdón, se ofrece y sirve a la que la desprecia, se une y apega a ella, creyendo que por ello es humilde, valiente, que ama, etc.

 La verdad es que es una orgullosa, egoísta, rencorosa, odiosa y perversa, porque no esta aceptando el desprecio, no esta permitiendo a la otra elegir, persigue a la otra alma buscando imponerle aceptación, demandándole adoración.

 Como no ama ni perdona, como no acepta ni quiere ver la realidad, termina comprobándola amargamente, cosecha el odio, recibe el desprecio, nunca conseguirá la adoración que persigue en su comportamiento servil y degradante.

 Solo alimenta su ego, genera orgullo, se hunde en un abismo, se entristece, se tiene lástima, pena y autocompasión, se odia a sí misma y se obliga o exige a continuar haciendo cualquier cosa con tal de obtener ser amada, adorada, aceptada, no despreciada.

 Así es como se condena a las tinieblas, de esta manera es como, aun diciendo amar a Dios, se pierde porque es hipócrita, incluso se cree sus mentiras resistiéndose odiosa y perversamente a ver la verdad que comprueba a diario. (No importa lo que diga o quiera creer, importa lo que es realmente, y a Dios no lo ama, se adora a sí misma, 0entonces, naufraga en tinieblas).

 Como pasa por el mundo frustrada, sintiéndose desdichada, se evade, se entierra en su fantasía y quiere manipular, dominar, vencer e imponerse a todos, su podredumbre manifiesta se vuele abominable e incluso, odia, insulta y desprecia.

 Esa podredumbre orgullosa y abominable queda expuesta y es manifiesta en su odio, furia  descontrol, en el querer dominar, sujetar, imponerse, prevalecer.

 Las almas no deben temer a semejante loca, al contrario, deben esforzarse por perseverar buscando a Dios, saliendo de las tinieblas, porque El Señor Revela la Verdad liberando a quienes confían en Él, haciéndoles ver-comprender que son las almas orgullosas las que están corriendo a la perdición porque se autodestruyen.

Capítulo VIII: DESEAN Y MERECEN ESTAR COMO ESTÁN

 Hay almas totalmente dedicadas a su orgullo, consagradas a la mentira, empeñadas en convencerse de que son perfectas, que no son malas, que malas son las otras que no las adoran, aceptan, sirven, reciben, obedecen.

 Son almas que se tienen lástima, que se auto-compadecen, inmaduras que tratan de defenderse por ellas mismas contra la mentira y los engaños infernales.

 Como no confían a Dios su defensa, se enreda en sí mismas, se enroscan en sus pensamientos, se ahogan y luego, desesperadas quieren imponer como sea a otras almas que las adoren, sirvan, obedezcan, reconozcan.

 Tratan de hacer ver su fantasía, delirio, alienación, o sea, se empeñan en construir una aparente perfección y luego se dedican a tratar de obtener que todos vean esa perfección.

 Así es como ellas mismas se están perjudicando, primero porque prescinden de Dios aunque hablen de Él todo el tiempo, y segundo porque al querer creer y hacer creer la mentira, no pueden ser corregidas ni liberadas, no pueden comenzar una nueva vida condenándose a tinieblas y cerrándose a la posibilidad nueva que Dios pone delante.

 Como se esfuerzan por sostener la mentira, por evadirse de la realidad y encerrarse en una fantasía, terminan consumiéndose, deshaciéndose y sufriendo inútilmente en su cobardía.

 Odian la Verdad y a quienes se la recuerdan, entonces, pueden ser usadas por satanás estas almas para perseguir a aquellas que se han convertido y abandonado su reinado de tinieblas.

 La verdad es que, orando, pidiendo a Dios liberación, tenemos soltar a estas almas, dejar de querer salvarlas porque desean y merecen estar en tinieblas, no tenemos que tenerles lástima, están como quieren y merecen.

Capítulo IX: SERÁN REPELIDOS POR DIOS

 Las almas orgullosas, dedicadas a sí mismas, desean culparnos, acusarnos y responsabilizarnos de su ruina, desgracias, padecimientos, etc., pero la verdad es que ellas son miserables y por ello se encuentran en tinieblas aun cuando digan amar a Dios.

 Se mienten tanto que terminan atrapadas y confundidas en su propia mentira, enredadas y llenas de miedo enloqueciéndose. Podrían ser libres, pero eso requeriría humildad y amor, cosas que no quieren producir, dar, generar, solo cuidan las apariencias.

 Quieren convencernos de que obramos mal solo porque no nos dejamos dominar, porque las obedecemos ni servimos, porque no las adulamos. Nos odian por ello y están plenamente convencidas de que merecemos su odio.

 Creen que las despreciamos porque no las adoramos o porque no nos dejamos dominar por su hipocresía, pero deben aprender que si ellas se dejan controlar por el adversario y por la podredumbre que llevan adentro, es problema suyo, no nuestro.

 Si no quieren dejarnos libres, perecerán peleando contra Dios, porque El Señor no va a dejar de defendernos, asistirnos, protegernos, van a seguir padeciendo el infierno desolador y conociendo horribles tormentos.

 Se trata de almas que no quieren ni merecen ser libres, que prefieren continuar dedicándose a la mentira y el orgullo, a la fantasía y las vanidades padeciendo lo indecible inútilmente.

 Acá es donde Pasa El Señor separando, posibilitando que en el mundo coexistan dos linajes, el suyo y el de los perdidos que quieren continuar postrados en tinieblas y consagrados a la mentira.

 No debemos meternos nosotros en la vida de esos que desean perderse, ni deben estos meterse en nuestra vida, y si desean hacerlo, serán repelidos por Dios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

APP CUIDAR = MARCA DE LA BESTIA, 666

APP CUIDAR = MARCA DE LA BESTIA , 666   No es casualidad que justo cercano a la fiesta de Pentecostés , el gobierno dictador democ...