1 de mayo de 2014

2761.- bergoglio, ANTICRISTO, FALSO PROFETA (62): DEFIENDEN AL DESOLADOR



2761.- bergoglio, ANTICRISTO, FALSO PROFETA (62): DEFIENDEN AL DESOLADOR

 El castigo para las almas orgullosas, desamoradas, egoístas y solo dedicadas a sí mismas es quedarse sin Dios, pero no les interesa a ellas solo les preocupa la atención, adoración, ser tomadas en cuenta, la vida liviana, superficial, trivial.

 Quieren creer que pueden hacer lo que quieren cultivando la egolatría y practicando la estupidez. Se van enterrando en tinieblas y deformando, dicen ser alegres, victoriosas, triunfantes, etc., pero son ovejas que de las narices van al matadero.

 Están enterrándose en sí, abismándose, no advierten siquiera que se corrompen, deforman, estropean, que se convierten en demonios, al contrario, ven la fantasía que desean ver, la tontería que el adversario les ven mientras las destruye.

 Se les cuelga satanás, las devora, consume, pero lo adoran. Es como un falso amigo que se adhiere, mete y va arrastrando a fiestas, diversiones, corrupciones, vicios, perversiones.

 Las almas se excitan con su nueva amistad perversa, la adoran, protegen, defienden, porque creen que son amadas por éste, pero es un hipócrita embustero, un farsante que las convierte en la abominable desolación.

 Las almas se apegan a ese ídolo, se fanatizan, lo adoran, protegen, defienden y no quieren ver la realidad, le rinden culto y terminan protegiendo al enemigo, a satanás encarnado, metido en ese cuerpo que lo ha admitido desesperado por lograr ser adorado.

 No entienden que defienden al enemigo, no han visto que el enemigo se ha infiltrado, se encuentra adentro y no afuera. Creen que enemigos son los que Revelan la Verdad, los que advierten sobre la infiltración y dominación satánica.

 Se encierran en sus caprichos y orgullo, por ello pueden ser manipuladas por el adversario, por ello es que son usadas para defenderlo a él, sus mentiras, embustes, trampas, engaños.

 Ellas mismas están desoladas y defienden al desolación y la desolación, la abominación desoladora, al ídolo invasor instalado en el templo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

COVID-19, LA PANDEMIA EXISTE SOLO EN TELEVISIÓN

  COVID-19, LA PANDEMIA EXISTE SOLO EN TELEVISIÓN       Le resulta imposible al gobierno sostener la falacia de la pandemia , por e...