11 de mayo de 2014

2885.- LA GRAN APOSTASÍA

2885.- LA GRAN APOSTASÍA

 Esperando la Venida del Señor las diez vírgenes de la parábola se adormecieron, esto simboliza el tiempo presente en el que las almas de las diferentes religiones que esperan la Vendida, la Segunda, se duermen.

 Se duermen porque se hunden en sí mismas, se preocupan por sí, dejan de prestar atención al Señor y sucumben en la pesada noche de los tiempos. El mundo las aplasta, las tinieblas las envuelven y terminan perdiendo la Fe, o sea, se produce la apostasía.

 No solo en el mundo no se cree en Dios, sino también en las religiones se ha dejado de creer en Dios en verdad. Esto se debe a que se cambian doctrinas y costumbres, se convierten al satanismo, es decir, practican el culto a la imagen-personalidad y confían en sí mas que en Dios.

 Surge la hipocresía, las almas niegan haber perdido la fe, se esfuerzan por demostrar que la tienen cuidando las apariencias, pero en realidad acaban por probar que no tienen fe verdadera, al árbol se lo reconoce por los frutos.

 Los frutos de las almas son de orgullo, miedo, amor propio, preocupación por sí. Las pretendidas obras son en realidad un deseo de adoración, aceptación, reconocimiento, máscara que pretende encubrir el miedo y procurar satisfacción a la egolatría.

 En el satanismo se pone el acento en la confianza en sí mismo y en el culto a la imagen-personalidad, y eso es lo mismo que se esta practicando en forma normal y generalizada en el mundo y en las religiones.

 En el mundo y en las religiones no se lo denomina ‘satanismo’, se lo llama con la cubierta-máscara de ‘humanismo’, ‘modernismo’, ‘realidad’, ‘necesidad’, ‘ajustare a los tiempos’, etc.

 La esencia es la misma, las almas hablan de Dios y fingen servirlo, pero la realidad es que se preocupan por sí mismas, no confían en Él, no le prestan atención y cuidan su imagen-apariencia queriendo obtener aceptación, reconocimiento, adoración, buscando evitar el desprecio.

 Al no confiar en Dios, se hunden en sí, y al no verlo ya, encontrándose enterradas en tinieblas, confían en sí mismas porque no ven a mas nadie que a sí ahí abajo, y se adoran también por el mismo motivo, anulando la fe que dicen y fingen tener.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LA “TEORÍA DE LA CONSPIRACIÓN” SE CUMPLIÓ

LA “TEORÍA DE LA CONSPIRACIÓN” SE CUMPLIÓ   Por la crisis sanitaria y económica Nacional y mundial. 1.      Las personas r...