14 de mayo de 2014

2934.- GRAN AVISO: EL CAMINO QUE DEBEMOS RECORRER



2934.- GRAN AVISO: EL CAMINO QUE DEBEMOS RECORRER

 Otra característica del gran aviso a considerar es que se trata del tiempo de los demonios, del predominio de las tinieblas, del imperio del mas grande vacío y de la mas abominable desolación.

 Es un abismo real en la propia vida, como si se abriera el infierno delante y viésemos que no hay donde estarse en pie, comprendiendo que no hay tampoco apoyo, sustento, protección o defensa que valga.

 En esa abismal desolación producto de la ausencia de Dios, las almas se desesperan, pero lo que prima es el miedo, impera de tal manera que no hay otra cos amas que miedo en ellas, ese es su sentimiento.

 Es tanto el miedo que las almas se doblegan, lloriquean, hacen cualquier cosa con tal de evitarlo, de no padecer lo que temen padecer, porque el tormento que sufren no es el único, también sufren por lo que temen padecer.

 Ahí se echan los demonios encima, rondan, danzan en su derredor, la asustan tanto que el alma se quiebra, doblega, cae por su propia debilidad, se pone de rodillas, suplica no ser castigada y hasta lloriquea.

 Ahí admite cualquier cosa, se declara culpable, pero suplica piedad mientras dice que merece el castigo. Se produce confusión y locura, no hay defensa, protección ni asistencia, ni siquiera se le ocurre al alma que pueda orar.

 Si lo hace son solo palabras desesperadas que caen en el vacío, Dios pareciera no estar, porque es un estado como el que el alma se encontraría en el infierno.

 Rondan, danzan en derredor los demonios asustando, atormentando, amenazando, sugiriendo lo que el alma padecerá, lo que otros le harán sufrir, y si es un alma acostumbrada a la oración, puede ser que rece, pero no tiene efectos.

 Es el momento de predominio de los demonios, por ello es que si advierten que las almas rezan, redoblan su furor, sus castigos y tormentos, avisándoles lo que será el infierno.

 Dios lo permite porque así, da a conocer a las almas lo que es la vida real, así les posibilita el adquirir cabal conocimiento de donde están y donde terminarán sus días, lo que realmente merecen.

 No es un castigo, es solo un aviso, una advertencia, dios esta diciendo claramente lo que cada cual merece, lo que conocería por toda la eternidad de morir en ese momento y en el estado espiritual en el que se encuentra.

 ¿Qué se puede hacer?, mejor preguntar ‘¿Qué se debe hacer?’, el esfuerzo que no hicimos en toda la vida y del que depende no solo el resto de nuestros días en este mundo, sino toda la eternidad: Buscar a Dios.

 Aunque cueste, aunque haya vacío y desolación, aunque parezca que no hay respuesta, es un camino que debemos recorrer para salir del abismo, de nuestra propia miseria en la que nos vemos sumergidos sin el velo de la irrealidad fantasiosa que deseamos vivir, creer y hacer creer.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LA “TEORÍA DE LA CONSPIRACIÓN” SE CUMPLIÓ

LA “TEORÍA DE LA CONSPIRACIÓN” SE CUMPLIÓ   Por la crisis sanitaria y económica Nacional y mundial. 1.      Las personas r...